Muchas personas tienen estrés y ansiedad crónicos. Enfrentan síntomas como nerviosismo, agitación, tensión, corazón acelerado y dolor de pecho.

De hecho, la ansiedad está entre los problemas de salud mental más comunes. En Estados Unidos, más del 18% de los adultos se ven afectados por los trastornos de ansiedad cada año.

En algunos casos, otra condición médica, como una tiroides hiperactiva, puede ocasionar un trastorno de ansiedad. Obtener un diagnóstico preciso puede garantizar que una persona reciba el mejor tratamiento.

En este artículo, presentamos una amplia variedad de remedios naturales y caseros que pueden ayudar con el estrés y la ansiedad.

Los remedios naturales son generalmente seguros para usar junto con terapias médicas más convencionales.

Sin embargo, las alteraciones a la dieta y algunos suplementos naturales pueden cambiar la manera cómo funcionan los medicamentos para la ansiedad, así que es esencial consultar con un médico antes de probar estas soluciones. El médico también puede recomendar otros remedios naturales.

1. Ejercicio

Woman jogging through park listening to headphones.Share on Pinterest
El ejercicio puede ayudar a tratar la ansiedad.

El ejercicio es una forma maravillosa para quemar la energía de la ansiedad, y los investigadores tienden a apoyar esta práctica.

Por ejemplo, una revisión de 2015 de 12 ensayos controlados aleatorios determinó que el ejercicio puede ser un tratamiento para la ansiedad. Sin embargo, la revisión advirtió que se necesita una investigación de mayor calidad para determinar cuán efectivo es.

El ejercicio también puede ayudar con la ansiedad ocasionada por circunstancias estresantes. Los resultados de un estudio de 2016, por ejemplo, sugieren que el ejercicio puede beneficiar a las personas con la ansiedad relacionada con dejar de fumar.

2. Meditación

La meditación puede ayudar a reducir los pensamientos apresurados, facilitar el control del estrés y la ansiedad. Hay una amplia variedad de estilos de meditación que pueden funcionar, incluyendo mindfulness o conciencia plena y la que se hace durante el yoga.

La meditación con base en la conciencia plena es muy popular en la terapia. Una revisión meta analítica de 2010 sugiere que puede ser altamente efectiva para personas con trastornos relacionados con el estado de ánimo y la ansiedad.

3. Ejercicios de relajación

Algunas personas tensan los músculos inconscientemente y aprietan la mandíbula como una reacción a la ansiedad. Los ejercicios de relajación progresiva pueden ayudar.

Trata recostarte en posición cómoda y lentamente contrae y relaja cada grupo de músculos, empezando con los dedos de los pies y continuando hacia los hombros y mandíbula.

4. Escritura

Encontrar una manera de expresar la ansiedad puede hacer que se sienta más manejable.

Algunas investigaciones sugieren que llevar un diario y otras formas de escritura puede ayudar a las personas a lidiar mejor con la ansiedad.

Por ejemplo, un estudio de 2016 determinó que la redacción creativa puede ayudar a los niños y adolescentes a manejar la ansiedad.

5. Estrategias para el manejo del tiempo

Algunas personas se sienten ansiosas si tienen demasiados compromisos a la vez. Esto puede involucrar actividades relacionadas con la familia, el trabajo y la salud. Contar con una planificación puede ayudar a contener la ansiedad.

Las estrategias para el manejo efectivo del tiempo pueden ayudar a las personas a enfocarse en una tarea a la vez. Las agendas y calendarios en línea pueden ayudar, al igual que resistirse a la necesidad de realizar varias tareas al mismo tiempo.

Algunas personas consideran que dividir los proyectos principales en pasos controlables puede ayudarles a realizar dichas tareas con menos tensión.

6. Aromaterapia

Oler aceites de plantas relajantes puede ayudar a facilitar el estrés y la ansiedad. Ciertos olores funcionan mejor para algunas personas que para otras, así que considera experimentar con varias opciones.

La lavanda puede ser especialmente útil. Un estudio de 2012 comprobó los efectos de la aromaterapia con lavanda en el insomnio en 67 personas de 45 a 55 años de edad. Los resultados sugieren que la aromaterapia puede reducir el ritmo cardíaco a corto plazo y ayudar a mejorar los problemas del sueño a largo plazo.

7. Aceite de canabidiol

CBD oilShare on Pinterest
El aceite de CBD proviene de la planta de marihuana.

El aceite de canabidiol (CBD) es un derivado del canabis o marihuana.

A diferencia de otras formas de marihuana, el aceite de CBD no contiene tetrahidrocanabinol o THC, que es la sustancia que produce el "high" o efecto alucinatorio.

El aceite de CBD está disponible sin receta médica en muchas tiendas de atención médica alternativa. La investigación preliminar sugiere que tiene un potencial significativo para reducir la ansiedad y el pánico.

En áreas en donde la marihuana médica es legal, los médicos también pueden recetar el aceite.

8. Tés de hierbas

Muchos tés de hierbas prometen ayudar con la ansiedad y con el sueño.

Algunas personas consideran que solo el proceso de preparar y beber el té es relajante. Pero algunos tés pueden tener un efecto más directo en el cerebro que resultados en la reducción de la ansiedad.

Los resultados de un pequeño ensayo de 2018 sugieren que la manzanilla puede alterar los niveles de cortisol, una hormona del estrés.

9. Suplementos de hierbas

Al igual que los tés de hierbas, muchos suplementos de este tipo afirman reducir la ansiedad. Sin embargo, poca evidencia científica apoya estas afirmaciones.

Es vital trabajar con un médico con conocimiento sobre los suplementos de hierbas y sus posibles interacciones con otros medicamentos.

10. Tiempo con animales

Las mascotas ofrecen compañía, amor y apoyo. Una investigación publicada en 2018 confirmó que las mascotas pueden ser de beneficio para las personas con una diversidad de problemas de salud mental, incluso la ansiedad.

Aunque muchos prefieren los gatos, perros y otros mamíferos pequeños, las personas con alergias se sentirán complacidas de saber que la mascota no debe necesariamente tener pelo para proporcionar apoyo.

Un estudio del 2015 determinó que cuidar grillos podría mejorar la salud psicológica en las personas mayores.

Pasar tiempo con los animales también puede reducir la ansiedad y el estrés relacionado con el trauma. Los resultados de una revisión sistemática de 2015 sugieren que atender e invertir tiempo con los caballos puede aliviar algunos de estos efectos.

Person having counseling or therapy.Share on Pinterest
La terapia puede ayudar a tratar la ansiedad.

La ansiedad que es crónica o interfiere con la capacidad de una persona de funcionar requiere tratamiento.

Cuando no existen condiciones médicas subyacentes, como un problema de tiroides, la terapia psicológica es la forma más popular de tratamiento.

Esta terapia puede ayudar a una persona a comprender lo que activa su ansiedad. También puede ayudarle a realizar cambios positivos en el estilo de vida y superar el trauma.

Una de las más efectivas para la ansiedad se llama terapia de comportamiento cognitivo (TCC). El objetivo es ayudar a una persona a comprender cómo sus pensamientos afectan sus emociones y su comportamiento, y reemplazar dichas reacciones con alternativas positivas o constructivas.

La TCC puede ayudar con la ansiedad generalizada y la ansiedad relacionada con un problema específico, como el trabajo o un caso de trauma.

La medicación también puede ayudar a una persona a manejar la ansiedad crónica. Un médico puede recetar fármacos en cualquiera de los siguientes grupos:

  • medicamentos para la ansiedad llamados benzodiazepinas, incluyen Xanax y Valium
  • antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, incluyen el Prozac
  • medicamentos para dormir, si la ansiedad interfiere con el sueño

Los remedios naturales para la ansiedad pueden reemplazar o complementar los tratamientos tradicionales.

La ansiedad no tratada puede empeorar y causar más estrés en la vida de una persona. Sin embargo, la ansiedad es altamente tratable con terapia, remedios naturales, cambios en el estilo de vida y medicamentos.

Es posible que una persona necesite probar varias combinaciones de terapias y remedios antes de encontrar la que funcione. Un médico puede ayudar a una persona a determinar qué opciones son las mejores.

Leer el artículo en Inglés.