La insuficiencia cardíaca congestiva sistólica ocurre cuando el corazón no bombea sangre de manera eficaz. Puede suceder cuando el músculo cardíaco está demasiado débil o cuando otro problema de salud impide que circule la sangre de manera eficiente.

Con el tiempo, la insuficiencia cardíaca congestiva sistólica, o insuficiencia cardíaca (IC), puede causar la disfunción de otros órganos debido a un bombeo ineficiente.

En este artículo describimos el progreso de la IC con el tiempo y explicamos cuál es el pronóstico para las personas que padecen esta afección. Además, examinamos las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento.

heart failureShare on Pinterest
Las personas no presentan síntomas de una insuficiencia cardíaca sino hasta la etapa C.

Hay cuatro diferentes etapas de IC: A, B, C y D.

Cuando la afección progresa a la siguiente etapa, la esperanza de vida de una persona disminuye 5 años o más.

Etapa A

Las personas con insuficiencia cardíaca en etapa A todavía no tienen disfunción de la actividad de bombeo del corazón, pero tienen un alto riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca debido a afecciones relacionadas, como presión arterial alta crónica, diabetes y enfermedad coronaria.

Las personas con esta etapa de IC no tienen problemas con la estructura del corazón ni con su funcionamiento. Además, muy rara vez presentan síntomas de IC, pero podrían tener síntomas relacionados con sus otras afecciones.

Etapa B

La enfermedad cardíaca estructural se desarrolla en esta etapa como, por ejemplo, la reducción de la función de bombeo del corazón, que puede provocar un ventrículo izquierdo agrandado. También puede ser el resultado de un ataque cardíaco previo. Sin embargo, las personas con insuficiencia cardíaca en etapa B se mantienen sin síntomas.

Etapa C

En esta etapa las personas mostrarán síntomas de IC relacionados con la enfermedad cardíaca estructural subyacente, incluyendo la fatiga o la disnea. Por lo general, estos síntomas ocurren debido a problemas con la función de compresión del ventrículo izquierdo o la cámara de bombeo del corazón.

La etapa C de la insuficiencia cardíaca también incluye a personas que ya no muestran síntomas, pero que actualmente están en tratamiento para síntomas anteriores (como aquellos que pasaron un tiempo en el hospital con exacerbación de insuficiencia cardíaca).

Etapa D

En la etapa D, las personas tendrán una enfermedad cardíaca estructural avanzada y mostrarán síntomas significativos, incluso cuando estén en reposo.

Esta etapa es grave y puede requerir un tratamiento especializado avanzado, como soporte circulatorio mecánico, infusión inotrópica continua para hacer que el corazón se comprima más fuerte, trasplante de corazón o cuidados paliativos.

El tipo más común de IC es la insuficiencia cardíaca izquierda. El lado izquierdo del corazón debe trabajar más para mover el mismo volumen de sangre alrededor del cuerpo. Esto puede causar una acumulación de líquido en los pulmones y dificultad para respirar a medida que avanza.

Estos líquidos dan nombre a la insuficiencia cardíaca congestiva.

Hay dos clases de IC izquierda:

  • Insuficiencia cardíaca sistólica: el ventrículo izquierdo no puede contraerse normalmente, lo que limita la capacidad de bombeo del corazón.
  • Insuficiencia cardíaca diastólica: el músculo del ventrículo izquierdo se vuelve rígido. Si el músculo no se puede relajar, la presión en el ventrículo aumenta y esto causa los síntomas.

La insuficiencia cardíaca derecha es menos común. Esta ocurre cuando el ventrículo derecho no puede bombear sangre a los pulmones. Esto puede hacer que la sangre regrese en los vasos sanguíneos, lo que puede causar retención de líquidos en la parte inferior de las piernas y los brazos, el abdomen y otros órganos.

Una persona puede tener IC izquierda y derecha al mismo tiempo. Sin embargo, la IC comienza en el lado izquierdo y puede afectar el lado derecho, si la persona no recibe un tratamiento eficaz.

Share on Pinterest
Las personas con insuficiencia cardíaca no deben beber más de dos litros de agua al día.

Los síntomas de IC pueden variar de leves a graves y pueden empeorar con el tiempo, si no se recibe atención médica.

Las estrategias en el estilo de vida pueden reducir el riesgo de desarrollar IC y también pueden retrasar su progreso.

Para evitar o retrasar el progreso de la IC, las personas deben seguir los siguientes pasos:

  • Mantener un peso corporal saludable: el exceso de peso corporal puede ejercer presión sobre el corazón y aumentar el riesgo de un mayor daño a este.
  • Ejercicio regular: la Asociación Americana del Corazón (AHA, en inglés) recomienda hacer 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada cada semana. Las personas con insuficiencia cardíaca deben hablar con su médico sobre un "plan" de ejercicio individualizado.
  • Control del estrés: la meditación, la psicoterapia y las técnicas de relajación pueden ayudar a una persona a controlar el estrés, el cual puede causar efectos adversos en el corazón.
  • Comer una dieta saludable para el corazón: la ingesta diaria de alimentos debe ser baja en grasas trans, rica en granos integrales y baja en sodio y colesterol. Los expertos a menudo recomiendan que las personas con insuficiencia cardíaca limiten su ingesta de sodio a 2000 miligramos (mg) al día y consuman 2 litros (l) de líquido. Sin embargo, deben consultar con su médico sobre cuál debería ser su ingesta de sodio y líquidos.
  • Control regular de la presión arterial: esto lo puede hacer el médico en los chequeos regulares. Sin embargo, los médicos también recomiendan que las personas usen monitores de presión arterial para uso en el hogar o tensiómetros. Hay una variedad de monitores de presión arterial para uso en el hogar disponibles en línea.
  • Vacunas: asegúrate de estar al día en las vacunas contra la influenza y la neumonía neumocócica.
  • Se deben tratar y controlar los factores de riesgo como hipertensión, tabaquismo, consumo de alcohol y drogas, y diabetes.

Las personas que ya tienen insuficiencia cardíaca deben seguir los siguientes pasos para evitar una mayor progresión:

  • evitar el consumo de alcohol
  • limitar la cafeína y otros estimulantes
  • descansar lo suficiente
  • controlar los cambios en sus síntomas y la capacidad de hacer ejercicio
  • controlar el peso diario
  • controlar la presión arterial y la frecuencia cardíaca en casa

Sin tratamiento, la IC puede ser mortal. Incluso con un tratamiento adecuado, la insuficiencia cardíaca puede empeorar con el tiempo, desencadenando la disfunción de otros órganos en todo el cuerpo.

Es más probable que ocurra insuficiencia cardíaca en personas con otras afecciones o factores de estilo de vida que debilitan el corazón.

Los factores de riesgo para IC incluyen:

  • anomalías cardíacas congénitas
  • niveles elevados de presión arterial o colesterol
  • obesidad
  • asma
  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y enfermedad coronaria
  • afecciones cardiovasculares, como enfermedad cardíaca valvular
  • infección del corazón
  • función renal reducida
  • un historial de ataques al corazón
  • ritmos cardíacos irregulares o arritmias
  • abuso de alcohol o drogas ilícitas
  • tabaquismo
  • edad avanzada

Las personas con antecedentes de problemas de salud cardiovascular o varios factores de riesgo de insuficiencia cardíaca deben buscar atención inmediata si experimentan síntomas de IC.

Los síntomas más comunes son:

  • Falta de aliento o dificultad para respirar: las personas con insuficiencia cardíaca también pueden tener dificultades para respirar cuando están acostadas, en actividad o en reposo, debido a la acumulación de líquido en los pulmones.
  • Tos persistente e inexplicable: algunas personas experimentan sibilancias y moco rosado o manchado de sangre.
  • Hinchazón en las piernas, tobillos, abdomen o manos: la hinchazón puede empeorar a medida que avanza el día o después del ejercicio.
  • Aumento de peso: el aumento rápido de peso puede ser una señal de insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Sentirse cansado: incluso las personas bien descansadas pueden experimentar fatiga.
  • Cambios en el pensamiento y la memoria: los desequilibrios electrolíticos causados por la IC pueden afectar la capacidad de una persona para pensar con claridad.
  • Náuseas: un apetito reducido puede acompañar esto.
  • Frecuencia cardíaca rápida: esto ocurre porque el corazón no puede bombear sangre con un ritmo regular.
  • Mareos, vértigo o desmayos: esto también puede incluir hormigueo o entumecimiento en las extremidades debido a un suministro de sangre inadecuado.

A medida que se acumula líquido, las personas con insuficiencia cardíaca pueden desarrollar hinchazón dolorosa o edema.

La hinchazón causada por la insuficiencia cardíaca puede debilitar el movimiento y puede provocar cambios y degradación de la piel. La retención de líquidos también puede afectar la función de otros órganos, lo que dificulta la respiración o el ejercicio.

Los niños con insuficiencia cardíaca pueden experimentar retrasos en el desarrollo físico, mientras que los bebés con esta afección pueden tener dificultades para aumentar de peso.

Un médico o cardiólogo hará un examen físico. Esto implica escuchar al corazón, verificar la retención de líquidos y observar las venas del cuello para ver si hay líquido adicional presente en el corazón. Pueden ordenar otras pruebas de diagnóstico que incluyen:

  • Electrocardiograma: este registra el ritmo eléctrico del corazón.
  • Ecocardiograma: esta es una prueba de ultrasonido que puede ayudar al médico a determinar si una persona tiene una válvula cardíaca con fugas, un músculo cardíaco que no se contrae o relaja adecuadamente.
  • Pruebas de esfuerzo: estas pruebas muestran el funcionamiento del corazón bajo diferentes niveles de estrés cardíaco, como durante el ejercicio. A veces, implican el uso de medicamentos que estimulan al corazón a latir más rápido y más fuerte o hacen que los vasos sanguíneos se relajen.
  • Pruebas de sangre: un médico puede pedirlas para detectar infecciones, evaluar la función renal y los niveles de péptido natriurético cerebral (PNC). El PNC es una hormona de "estiramiento" que indica el estiramiento o aumento de la presión que ocurre con la insuficiencia cardíaca.
  • Resonancia magnética (IRM): esta puede proporcionar imágenes de alta resolución del corazón y puede evaluar cambios estructurales y cicatrices.
  • Cateterización cardíaca: esto puede ayudar al médico a identificar bloqueos en las arterias, una de las causas más comunes de insuficiencia cardíaca. Un médico puede verificar el flujo sanguíneo y los niveles de presión en los ventrículos al mismo tiempo.

Share on Pinterest
Hay varios tipos de medicamentos que pueden reducir el impacto de la insuficiencia cardíaca en la salud.

Diferentes medicamentos pueden ayudar con los síntomas y el pronóstico en la insuficiencia cardíaca. Entre ellos:

  • Anticoagulantes: reducen el riesgo de coágulos sanguíneos, que pueden desprenderse y viajar al cuerpo, corazón, pulmones o cerebro. Los anticoagulantes conllevan riesgos, como un aumento del sangrado.
  • Inhibidores del receptor de angiotensina-neprilisina: ayudan a reducir el riesgo de mortalidad y disminuyen la congestión en el corazón.
  • Inhibidores de la ECA: estos relajan los vasos sanguíneos y ayudan a reducir el impacto de la insuficiencia cardíaca.
  • Bloqueadores del receptor de angiotensina: funcionan para reducir la tensión en los vasos sanguíneos.
  • Medicamentos antiplaquetarios: los médicos los recetan para detener los coágulos sanguíneos porque evitan que las plaquetas se peguen entre sí.
  • Betabloqueadores: estos medicamentos disminuyen la frecuencia cardíaca, la fuerza de los latidos cardíacos y la presión arterial, lo que ayuda a "descansar" el corazón.
  • Moduladores del nodo sinoauricular: pueden ayudar a reducir aún más la frecuencia cardíaca en personas que ya están tomando betabloqueadores.
  • Estatinas: las personas las usan para reducir los niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol "malo" y aumentar los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol "bueno".
  • Diuréticos: estos ayudan al cuerpo a excretar el exceso de líquido en la orina y eliminarlo del corazón y los pulmones. También reducen la hinchazón y evitan la falta de aliento.
  • Vasodilatadores: estos reducen la cantidad de oxígeno que el corazón necesita para dilatarse. También pueden aliviar el dolor de pecho.

Las personas con IC avanzada pueden necesitar un tratamiento más intensivo. Los procedimientos médicos que pueden ayudar incluyen los siguientes:

Dispositivos implantables

Las personas con IC avanzada pueden necesitar un tratamiento más intensivo. Un cirujano podría implantar un dispositivo médico como:

  • Un desfibrilador implantable: estos pueden prevenir las arritmias.
  • Un marcapasos: estos tratan los problemas eléctricos en el corazón para ayudar a que los ventrículos se contraigan más regularmente.
  • Terapia de resincronización cardíaca: ayuda a regular el ritmo cardíaco y a reducir los síntomas de arritmia.
  • Un dispositivo de asistencia ventricular izquierda: apoya la capacidad de bombeo del corazón cuando no puede hacerlo de manera eficiente por sí solo. Las personas antes usaban estos dispositivos a corto plazo, pero ahora pueden usarlos como parte del tratamiento a largo plazo.

Otros procedimientos

Un médico puede recomendar algunos otros procedimientos para tratar la IC, entre ellos:

  • Intervención coronaria percutánea para abrir una arteria bloqueada: el médico puede colocar un stent para ayudar a mantener el vaso abierto.
  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria: redirige algunos de los vasos sanguíneos para que la sangre pueda viajar para suministrar oxígeno al corazón, mientras se evita que los vasos sanguíneos enfermen o se bloqueen.
  • Cirugía de reemplazo o reparación de válvulas: un médico puede reemplazar o reparar una válvula ineficiente o enferma con una válvula mecánica o una desarrollada a partir de tejido vivo.
  • Trasplante de corazón: esta puede ser la única opción que queda si otros tratamientos no son eficaces.

No todas las personas con IC son candidatas apropiadas para un trasplante, y a menudo las personas tienen que esperar mucho tiempo antes de recibir uno.

La cirugía cardíaca puede ser peligrosa e invasiva, pero a veces es necesaria, en combinación con medicamentos para ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca de la mejor manera posible.

Q:

¿La insuficiencia cardíaca siempre causará síntomas antes de que se vuelva peligrosa?

A:

No siempre, depende de la causa de la IC. A veces, la IC avanzada es indolente y presenta síntomas solo en sus etapas muy avanzadas.

Por esta razón, es esencial controlar los factores de riesgo que pueden causar IC en etapa A y hacer un seguimiento regular con un médico.

Las respuestas del Dr. Payal Kohli, MD, FACC representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe ser considerado consejo médico.

Dr. Payal Kohli, MD, FACC Answers represent the opinions of our medical experts. All content is strictly informational and should not be considered medical advice.

Leer el artículo en Inglés.