Las personas pueden pensar que los dolores de oído son solo una pequeña molestia, pero pueden llegar a ser extenuantes. Mientras esperas atención médica o que funcionen los antibióticos, algunos remedios caseros te pueden ayudar.

El dolor de oído puede ser insoportable, lo que dificulta dormir, comer; no se puede hacer otra cosa más que pensar en el dolor. Muchos niños consideran que es particularmente difícil soportar un dolor de oídos.

Las personas que experimentan dolor de oído grave siempre deberían hablar con un médico, especialmente la primera vez. Sin embargo, existen remedios que las personas pueden usar en casa para aliviar los dolores de oído graves o reducirlos.

Este artículo explora nueve remedios caseros efectivos que pueden ayudar a las personas que experimentan dolor de oído.

man with an earacheShare on Pinterest
Un dolor de oído puede ser leve, pero una infección de oído puede ocasionar dolor extenuante.

Las infecciones de oído son la causa más común del dolor. Cuando el oído se infecta, la inflamación y acumulación de presión ocasionan un dolor que puede ser intenso.

Las personas con infecciones de oído con frecuencia tienen otros síntomas, como presión de los senos nasales o dolor de garganta porque las infecciones de las áreas cercanas pueden afectar el oído. Una infección de oído también puede ser una condición independiente. La mayoría de las infecciones de oído son bacterianas, no virales.

Solamente un médico puede diagnosticar una infección de oído. Las personas no deberán tomar antibióticos sin una receta, ni asumir que los síntomas se deben a una infección de oído.

Sin embargo, los dolores de oídos no siempre son ocasionados por una infección. Otras condiciones también pueden ocasionar dolor en el oído.

Estas incluyen:

  • Dolor referido: Este puede ser de infecciones o inflamación en cualquier otra parte del cuerpo. Por ejemplo, un dolor de muelas puede ocasionar dolor agudo en el oído.
  • Condiciones crónicas: Estas incluyen disfunción de la articulación temporomandibular.
  • Infecciones de la piel: Si están dentro o cerca del oído.
  • Reacciones alérgicas: Estas pueden ser muy diversas, como reacción al jabón, al champú o a los aretes.
  • Agua: Esta puede causar dolor, si se queda atrapada en el oído.
  • Presión: Los cambios de altitud pueden afectar la presión en los oídos. Esto usualmente se resuelve solo, con frecuencia con una sensación de bombeo.

Si no se tratan, las infecciones de oído pueden propagarse a la mandíbula y a otras áreas del cuerpo. También pueden dañar el oído y ocasionar fiebres altas peligrosas.

Cuando existen síntomas de un problema de oído y no desaparecen solos en uno o dos días, las personas deberían consultar con un médico. Si el dolor es intenso y viene acompañado por una fiebre alta, o incluye pérdida de la audición, las personas deben buscar atención médica de inmediato.

Si el dolor de oído no es grave o si estás esperando a que haga efecto el tratamiento médico, es posible que desees probar remedios caseros para aliviar el dolor.

A continuación, se encuentra una serie de nueve remedios caseros efectivos para las personas que experimentan dolor de oído:

1. Medicamentos de venta libre

taking medication for painShare on Pinterest
Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar el dolor e incomodidad.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden reducir temporalmente el dolor de oídos. Las personas que experimentan dolor de oído pueden probar:

  • ibuprofeno
  • acetaminofeno (paracetamol)
  • aspirina

Estos AINE son de venta libre en una tienda o en línea.

Es importante recordar que no es seguro administrar aspirina a bebés y niños pequeños. Esto se debe al riesgo de una condición potencialmente mortal llamada síndrome de Reye.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) recomendó que los padres hablen con un médico antes de administrar medicamentos de venta libre a un niño menor de 2 años de edad.

Estos fármacos pueden causar efectos secundarios graves en bebés y niños pequeños. Toma nota de que también las dosis para los niños con frecuencia son significativamente más bajas que la dosis adecuada para los adultos.

2. Calor

El calor de una almohadilla térmica eléctrica o una bolsa térmica puede reducir la inflamación y dolor en el oído. Una diversidad de almohadillas térmicas está disponible para comprar en línea.

Coloca una almohadilla térmica en el oído durante 20 minutos. Para mejores resultados, las personas deberán tocar el cuello y garganta con la almohadilla térmica.

La almohadilla térmica no deberá estar excesivamente caliente (la temperatura debe ser soportable). Las personas nunca deberán dormir con una almohadilla térmica ni permitir que un niño use una bolsa térmica sin la supervisión de un adulto.

3. Frío

Una bolsa fría puede ayudar con el dolor de un oído.

Prueba envolver hielo en toallas de papel o congelar una bolsa fría y luego cubrirla con un paño ligero. Sostenlo en el oído y el área inmediatamente debajo del oído durante 20 minutos.

El frío no deberá lastimar y los padres nunca deberán aplicar el hielo directamente sobre la piel del niño.

Algunas personas consideran que el calor ofrece mayor alivio que el frío. Para otras personas, alternar las bolsas térmicas o frías (20 minutos caliente, seguido de 20 minutos frío) proporciona el mejor alivio para el dolor.

4. Gotas óticas

Las gotas óticas pueden reducir la presión en el oído ocasionada por los líquidos y el cerumen. Estas gotas son de venta libre en una tienda o en línea.

Las personas deberán leer las indicaciones cuidadosamente y hablar con un médico antes de usar las gotas óticas en un niño.

Las gotas óticas no son sustituto de las gotas óticas recetadas o de los antibióticos, así que las personas solo las pueden usar unos cuantos días. Si los síntomas regresan, debes visitar a un médico.

Es importante recordar que las personas no usen gotas óticas en un niño con tubos de drenaje en sus oídos o con tímpano roto.

5. Masaje

El masaje suave puede ayudar con el dolor de oído que irradia de la quijada o los dientes o que ocasiona dolor de cabeza por tensión.

Las personas pueden dar masaje al área sensible, al igual que a cualquier músculo alrededor. Por ejemplo, si hay dolor en el área detrás de los oídos, prueba masajear a los músculos de la mandíbula y cuello.

El masaje también puede ayudar con el dolor de una infección de oído.

  • Con un movimiento hacia abajo, aplica presión empezando justo detrás de los oídos y hacia el cuello.
  • Continúa aplicando presión hacia abajo, y luego hacia el frente de los oídos.

Este tipo de masaje puede ayudar a drenar el exceso de líquido de los oídos y evita que el dolor empeore.

6. Ajo

garlicShare on Pinterest
Comer un diente de ajo al día puede ayudar a evitar las infecciones de oído.

El ajo se ha usado por mucho tiempo en la medicina tradicional para aliviar el dolor. Algunas investigaciones sugieren que tiene propiedades antimicrobianas que pueden contrarrestar la infección.

Las personas no deberán usarlo como un sustituto de los antibióticos que ha recetado un médico. En su lugar, considera agregar el ajo a un régimen de antibióticos para acelerar el alivio.

Para evitar las infecciones de oído, prueba comer un diente de ajo al día.

Las gotas óticas de ajo también pueden ayudar a reducir y evitar que una infección empeore. Cocina dos o tres dientes de ajo en dos cucharadas de mostaza o aceite de semilla de ajonjolí hasta que estén dorados, luego cuela la mezcla. Aplica una o dos gotas en cada oído.

7. Cebollas

Al igual que el ajo, las cebollas pueden ayudar a contrarrestar la infección y reducir el dolor. Estas tampoco son un sustituto de la atención médica.

Calienta una cebolla en el microondas durante uno o dos minutos. Luego, cuela el líquido y aplica varias gotas al oído. Es posible que desees recostarte durante 10 minutos y luego dejar que el líquido fluya fuera del oído. Repite, si es necesario.

8. Succión

La succión puede ayudar a reducir la presión en las trompas de Eustaquio, lo que da algo de alivio.

Los bebés que están lactando se pueden sentir mejor cuando se los estimula a que se alimenten con tanta frecuencia como sea posible. Los adultos y niños pueden succionar un caramelo duro o tomar pastillas para la tos.

9. Leche materna

La leche materna tiene propiedades antimicrobianas. Algunas investigaciones sugieren que la leche materna de una madre cambia con base en los microbios a los que el bebé está expuesto.

Esto significa que la leche materna es más efectiva en bebés. Sin embargo, algunas fuentes sugieren que la leche materna puede incluso ayudar a los adultos. Los bebés y niños deberían continuar tomando leche materna para obtener el mayor beneficio.

En los bebés lactantes, al igual que en niños y adultos, la aplicación tópica de la leche materna también puede ayudar. Aún si no es así, la leche materna no puede ocasionar ningún efecto secundario grave.

Las personas pueden intentar dejar caer unas cuantas gotas de leche materna en cada oído y repetir la aplicación cada ciertas horas, si es necesario.

Leer el artículo en Inglés