Un cuadro de azúcar en la sangre, o glucosa en la sangre, identifica los niveles ideales de una persona durante el día, incluso antes y después de las comidas. Esto puede ayudar a una persona con el control de la glucosa si necesita mantener los niveles dentro de un rango normal, como aquellas personas con diabetes.

Los médicos utilizan cuadros de azúcar en la sangre para establecer objetivos y monitorear los planes de tratamiento de la diabetes. Los cuadros de azúcar en la sangre también ayudan a aquellas personas con diabetes a evaluar y automonitorear los resultados de sus pruebas.

El nivel ideal de azúcar en la sangre para una persona depende de en qué momento del día realiza el monitoreo de glucosa, al igual que cuándo fue la última vez que comió.

En este artículo, proporcionamos algunos cuadros que demuestran los niveles ideales de azúcar en la sangre durante el día. Además, explicamos la importancia de permanecer dentro de los rangos recomendados.

blood sugar chartsShare on Pinterest
Un médico explicará los niveles ideales de azúcar en la sangre para una persona con diabetes.

Los cuadros de azúcar en la sangre son una guía de referencia para comprender los resultados de las pruebas. De tal forma, los cuadros de azúcar en la sangre son herramientas importantes para el manejo de la diabetes.

La mayoría de los planes de tratamiento para la diabetes incluyen mantener los niveles de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal o deseado como sea posible. Esto requiere pruebas frecuentes en casa o con orden del médico, junto con la comprensión de cómo se comparan los resultados con los niveles deseados.

Con frecuencia, los médicos proporcionan recomendaciones para el azúcar en la sangre A1C en los cuadros. Tienden a dar los resultados de A1C en porcentajes y el nivel promedio de azúcar en la sangre en miligramos por decilitros (mg/dl).

Para ayudar a interpretar y evaluar los resultados del azúcar en la sangre, los siguientes cuadros describen los niveles de azúcar en la sangre normales y anormales para aquellas personas con o sin diabetes.

Hora de la verificaciónNiveles deseados de azúcar en la sangre para personas sin diabetesNiveles deseados de azúcar en la sangre para personas con diabetes
Antes de las comidasmenos que 100 mg/dl80-130 mg/dl
1-2 horas después de empezar una comidamenos que 140 mg/dlmenos que 180 mg/dl
Durante un período de 3 meses, en el cual una prueba de A1C puede medirmenos que 5.7%menos que 7%
menos que 180 mg/dl

Aunque un médico proporcionará esta guía, también individualizará un plan para controlar la glucosa e incluirá más o menos objetivos personales rigurosos.

Una prueba de A1C mide los niveles promedio de azúcar en la sangre de una persona durante un período de 3 meses, el cual proporciona una perspectiva más amplia del control general de sus niveles.

checking blood sugarShare on Pinterest
Los niveles de estrés pueden afectar los objetivos de azúcar en la sangre.

Los niveles apropiados de azúcar en la sangre varían durante el día y según la persona.

El azúcar en la sangre con frecuencia es más bajo antes del desayuno y de las comidas. El azúcar en la sangre a menudo es más alto en las horas después de las comidas.

Las personas con diabetes, por lo general, tendrán objetivos de azúcar en la sangre más altos o rangos aceptables que aquellas sin la condición.

Estos objetivos varían de acuerdo con una diversidad de factores, algunos incluyen:

  • edad y expectativa de vida
  • la presencia de otras condiciones médicas
  • cuánto tiempo ha tenido diabetes una persona
  • enfermedad cardiovascular diagnosticada
  • problemas con las arterias más pequeñas en el cuerpo
  • cualquier daño conocido en los ojos, riñones, vasos sanguíneos, cerebro o corazón
  • hábitos personales y factores de estilo de vida
  • no tener conocimiento de los niveles de azúcar en la sangre
  • estrés
  • otras enfermedades

La mayoría de los cuadros de azúcar en la sangre muestran los niveles recomendados como un rango, lo que permite diferencias entre las personas.

La Asociación Americana de la Diabetes, el Centro para la Diabetes Joslin y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos también ofrecen lineamientos ligeramente distintos para el azúcar en la sangre para las personas con diabetes.

La interpretación de las lecturas de medición del azúcar en la sangre depende principalmente de los patrones y objetivos individuales. Un profesional médico los determinará al principio del tratamiento de la diabetes.

Ciertas formas de diabetes temporal, como diabetes gestacional, también tienen recomendaciones individuales de azúcar en la sangre.

Hora de la verificaciónNivel de azúcar en sangre
Ayunas o antes del desayuno60-90 mg/dl
Antes de las comidas60-90 mg/dl
1 hora después de la comida100-120 mg/dl

Una persona con niveles muy altos o bajos de azúcar en la sangre en ayunas debería tomar las siguientes acciones:

Nivel de azúcar en la sangre en ayunasNivel de riesgo y acción sugerida
50 mg/dl o menorPeligrosamente bajo: Busca atención médica
70-90 mg/dlPosiblemente demasiado bajo: Consume azúcar al experimentar síntomas de azúcar baja en la sangre o busca atención médica
90-120 mg/dlRango normal
120-160 mg/dlMedio: Busca atención médica
160-240 mg/dlDemasiado alto: Trabaja en bajar tus niveles de azúcar en la sangre
240-300 mg/dlDemasiado alto: Esto podría ser una señal de manejo ineficiente de la glucosa, así que visita a un médico
300 mg/dl o másMuy alto: Busca atención médica de inmediato

Mientras que los niveles de azúcar en la sangre no se conviertan en críticamente peligrosos, existen formas para regresarlos a un rango normal cuando las lecturas son demasiado altas.

Algunas maneras para reducir los niveles de azúcar en la sangre incluyen:

  • limitar la ingesta de carbohidratos, pero sin ayunar
  • incrementar la ingesta de agua para mantener la hidratación y diluir el exceso de azúcar en la sangre
  • participar en actividades físicas, como una caminata después de la comida para quemar el exceso de azúcar en la sangre
  • comer más fibra

Estos métodos no deben reemplazar el tratamiento médico, pero son un complemento útil para cualquier plan de tratamiento para la diabetes. Si las lecturas de azúcar en la sangre parecen inusuales o inesperadas, consulta con un médico.

Dicho esto, muchos factores relacionados con los dispositivos de monitoreo y las maneras de usarlos pueden influir en las lecturas del azúcar en la sangre, posiblemente haciéndolos inexactos.

Share on Pinterest
Automonitorear el azúcar en la sangre es esencial para manejar la diabetes.

Monitorear los niveles de azúcar en la sangre es una parte importante para manejar la diabetes. Los mejores planes de monitoreo con frecuencia se basan tanto en automonitorear en casa como en realizar pruebas que ordena un médico, como la A1C.

Hay diversos dispositivos para examinar el azúcar en la sangre disponibles para el automonitoreo. La mayoría de los monitores de azúcar en la sangre en Estados Unidos incluyen usar la sangre obtenida de una punción en el dedo y tiras reactivas. Estos emiten lecturas del azúcar en la sangre en mg/dl.

Los medidores caseros modernos de azúcar en la sangre producen recuentos de glucosa plasmática, en lugar de recuentos de glucosa en sangre entera.

Esto permite lecturas más precisas de los niveles diarios. Además, es más fácil comparar directamente los resultados del automonitoreo y las pruebas ordenadas por un médico, ya que los especialistas también utilizan los recuentos de glucosa plasmática.

Rastrear los cambios diarios del nivel de azúcar en la sangre puede ayudar a los médicos a comprender qué tan bien están funcionando los planes de tratamiento. Esto puede ayudarles a determinar cuándo ajustar los medicamentos u objetivos. También puede ayudar a reflejar el impacto de la dieta y el ejercicio.

La frecuencia de las pruebas de azúcar en la sangre varía según los planes de tratamiento individuales, al igual que el tipo y etapa de la diabetes.

Las recomendaciones para las pruebas son las siguientes:

Tipo 1, adulto: Verificar al menos dos veces al día, hasta 10 veces. Las personas deberán realizar sus pruebas antes del desayuno, en ayunas, antes de las comidas, algunas veces 2 horas después de la comida, antes y después de la actividad física y antes de ir a dormir.

Tipo 1, niño: Verificar al menos cuatro veces al día. Se deberán realizar las pruebas antes de las comidas y antes de ir a dormir. Las pruebas también se pueden requerir 1-2 horas después de la comida, antes y después del ejercicio y durante la noche.

Tipo 2, personas que toman insulina u otros medicamentos de control: La frecuencia recomendada para las pruebas varía dependiendo de la dosis de insulina y el uso de cualquier medicamento adicional.

Las personas que toman insulina intensiva deberán realizar pruebas cuando estén en ayunas, antes de las comidas y antes de ir a dormir y, algunas veces, durante la noche. Las personas que toman insulina y medicamentos adicionales deberán, al menos, realizar pruebas en ayunas y antes de ir a dormir. Las personas que toman insulina basal y una inyección de insulina premezclada diariamente deberían realizarse pruebas cuando estén en ayunas, antes de las dosis premezcladas y las comidas, y algunas veces durante la noche.

Las personas que no toman medicamentos sin insulina o que controlan los niveles de azúcar en la sangre a través de ajustes dietéticos requieren pruebas de azúcar en la sangre en casa con mucha menos frecuencia.

Tipo 2, cuando existe poco riesgo de azúcar baja en la sangre: Con frecuencia, no se requieren pruebas diarias. Realizar las pruebas a la hora de las comidas y antes de ir a dormir debería reflejar el impacto en tiempo real de los cambios de estilo de vida.

Si una persona no alcanza los objetivos del azúcar en la sangre o los objetivos de A1C, la frecuencia de las pruebas debería incrementar hasta que los niveles regresen a los rangos normales.

Gestacional: Las personas que siguen un curso de insulina deberían de realizarse pruebas en ayunas, antes de las comidas y 1 hora después de la comida. Las personas que toman insulina deberían de realizarse las pruebas en ayunas y 1 hora después de la comida.

Las personas con diabetes gestacional deberán realizarse pruebas con más regularidad durante los períodos de estrés emocional y físico, como una enfermedad aguda o depresión.

Los monitores continuos de glucosa (CMG, en inglés) son dispositivos que son particularmente útiles para las personas que tienen dificultad para usar los medidores de azúcar en la sangre. Los CMG tienen un sensor que la persona inserta en la piel para medir la cantidad de azúcar en el tejido.

Si los niveles de azúcar en la sangre están mucho más altos que o mucho más bajos que los objetivos establecidos, se escuchará una alarma. Algunos CMG también rastrean los cambios en el nivel de azúcar en la sangre, en el transcurso de horas y muestran al usuario si los niveles suben o bajan.

Una persona debería verificar el CMG regularmente al tomar los niveles de azúcar en la sangre con un medidor de punción del dedo. Es mejor realizar las pruebas a horas en las que los niveles de azúcar en la sangre estén estables, para evitar hacerlas inmediatamente después de las comidas y sesiones de actividad física.

Controlar los niveles de azúcar en la sangre es un paso importante para evitar las complicaciones de la diabetes.

Asegurarse de que los niveles de azúcar en la sangre permanezcan dentro de los rangos normales también puede ser una señal fuerte de que el tratamiento está funcionando.

Aunque muchas personas tendrán requerimientos y características individuales que forman su rango objetivo de azúcar en la sangre, un médico los podrá establecer usando un cuadro de azúcar en la sangre al inicio del tratamiento. Pueden ajustar estos objetivos a medida que avance el tratamiento.

Si una persona observa cualquier síntoma de azúcar en la sangre extremadamente alto o extremadamente bajo, deberá buscar atención médica.

Q:

¿Qué ocasiona azúcar baja en la sangre en personas con diabetes?

A:

El azúcar baja en la sangre en una persona con diabetes es muy probable debido al medicamento que esté tomando.

Cualquier persona que experimente períodos de azúcar baja en la sangre deberá discutir esto con su médico, ya que es posible que necesite cambiar la dosis o tipo de medicamento. Por ejemplo, diferentes tipos de insulina, tienen diferentes horas pico; algunos funcionan de inmediato, mientras que otros pueden hacer efecto más lentamente, pero por más tiempo.

La dieta y el ejercicio también afectan los niveles de azúcar en la sangre, así que puede ser útil coordinar las mejores horas en relación a las comidas y el medicamento. Mantener un registro que incluya los alimentos que ingiere una persona y cuándo los ingiere, la cantidad de medicamento que toma y cuándo lo toma, y cualquier ejercicio que realice, le ayudará a él y a su médico a preparar un buen plan.

Deborah Weatherspoon, PhD, RN, CRNA Answers represent the opinions of our medical experts. All content is strictly informational and should not be considered medical advice.

Leer el artículo en Inglés