La hepatitis es cuando se presenta una inflamación en el hígado debido a una infección, enfermedad, envenenamiento o uso excesivo de drogas y alcohol. Con la hepatitis C, no todas las personas experimentan síntomas, y la condición puede ocasionar complicaciones mortales.

La hepatitis C es uno de los tres tipos de hepatitis virales que empiezan con una infección por virus, las otras dos son la hepatitis A y la hepatitis B.

Algunas personas con hepatitis C tienen solo una enfermedad aguda que se desarrolla en los 6 meses posteriores a la exposición. Sin embargo, entre el 75% y 85% de las personas con hepatitis C, los síntomas son crónicos y potencialmente de por vida.

En Estados Unidos, las autoridades estiman que la hepatitis C crónica puede afectar entre 2.4 millones y 3.9 millones de personas.

La hepatitis C puede dañar el hígado, un órgano grande de dos lóbulos ubicado en la parte superior derecha del torso. El hígado realiza funciones esenciales que incluyen producir sustancias que el cuerpo necesita.

Entre las funciones del hígado se encuentran producir bilis, almacenar y liberar los azúcares de la sangre y filtrar las sustancias tóxicas y los medicamentos del cuerpo. La hepatitis C, o virus de la hepatitis C (VHC), puede ser peligrosa una vez que empieza a limitar estas funciones del hígado.

En este artículo, observamos el impacto físico del VHC y sus posibles complicaciones.

Man feels stomach painShare on Pinterest
La hepatitis C puede ocasionar dolor abdominal.

El VHC tiene dos fases que los médicos llaman aguda y crónica. Los síntomas varían dependiendo de la fase de la infección viral.

Aunque muchas personas con VHC no muestran señales de la enfermedad, los síntomas en otras personas podrían ocurrir incluso 2 semanas después de la exposición y durar hasta 6 meses.

Las infecciones agudas pueden resolverse por sí mismas o con tratamiento con ciertas terapias antivirales. Las personas con una infección aguda pueden experimentar síntomas como:

  • color amarillento en la piel y los ojos
  • cansancio
  • náuseas
  • vómitos
  • fiebre
  • dolores de articulaciones
  • pérdida del apetito
  • dolor estomacal o abdominal
  • orina oscura
  • heces color arcilla

Muchas de las personas que avanzan a una infección de VHC crónica pueden continuar sin síntomas o tener síntomas más generales, incluso fatiga prolongada.

Otros tipos de hepatitis, por ejemplo, la A y B, pueden presentar síntomas similares al VHC.

Cualquiera que tenga síntomas que sugieran hepatitis debe hablar con su médico inmediatamente. Entonces, el especialista puede ordenar las pruebas necesarias para determinar su causa.

El VHC puede llegar a ser una afección que ocasiona complicaciones graves o mortales.

Estas incluyen:

  • daño hepático
  • insuficiencia hepática
  • cirrosis o cicatrices del hígado
  • cáncer hepático

Muchas de estas complicaciones pueden incrementar el riesgo de que el VHC llegue a ser fatal.

Share on Pinterest
Una persona podría contraer el VHC de una aguja para tatuaje no esterilizada.

El VHC es un virus duradero que puede sobrevivir hasta por 6 semanas a temperatura ambiente en superficies fuera de un organismo vivo. El VHP es contagioso y las personas lo pueden propagar a través de la sangre y de líquidos corporales contaminados.

Las formas como las que las personas propagan el virus son las siguientes:

  • compartir agujas o jeringas
  • compartir otra parafernalia para uso de drogas ilícitas
  • pinchazos con agujas
  • lesiones entre los trabajadores del cuidado de la salud
  • transmisión madre-feto, en donde una mujer embarazada con el VHC pasa el virus al feto
  • compartir rasuradoras o cepillos de dientes
  • tener relaciones sexuales con alguien que tiene VHC
  • hacerse un tatuaje o perforación en el cuerpo en un lugar con prácticas deficientes de control de infecciones

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) informan que el riesgo de contraer el VHC a través de las relaciones sexuales incrementa en las personas que tienen muchas parejas sexuales, tienen una enfermedad de transmisión sexual o participan en relaciones sexuales rudas.

Los Institutos Nacionales de la Salud advierten que las personas no pueden transmitir el VHC de las siguientes maneras:

  • lactancia materna
  • tos o estornudos
  • compartir comida o agua
  • abrazar, besar o tomarse de las manos

Varios tratamientos pueden ayudar a las personas con casos agudos y crónicos de VHC.

Algunas personas eliminan de sus cuerpos ambos tipos de la infección por el virus sin tomar medicamentos. Para aquellos con infección de VHC aguda, esto puede ocurrir entre el 15% y el 25% de los casos.

Sin embargo, el tratamiento para el VHC también reduce el riesgo de que la infección se convierta en crónica.

Los tratamientos disponibles para el VHC pueden incluir el uso de medicamentos antivirales. Estas opciones de medicamentos dependen de los casos individuales, la cepa del virus que ocasiona la infección y las recomendaciones del médico.

Algunas personas con una infección del VHC pueden requerir un trasplante de hígado y terapia antiviral para resolver el daño hepático que ocasiona la enfermedad.

Medicamentos

Share on Pinterest
Muchos medicamentos distintos están disponibles para controlar el VHC.

Los medicamentos actuales contra el VHC y las combinaciones que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) ha aprobado incluyen:

  • ribavirin (CoPegus)
  • daclatasvir (Daklinza)
  • sofosbuvir y velpatasvir (Epclusa)
  • ledipasvir y sofosbuvir (Harvoni)
  • telaprevir (Incivek)
  • interferón alfacón
  • 1 (Infergen)
  • interferón alfa-2b (Intron A)
  • glecaprevir-pibrentasvir (Mavyret)
  • simeprevir (Olysio)
  • interferón pegilado (Pegasys)
  • interferón pegilado alfa-2b (Pegintron)
  • ribavirin (Rebetol)
  • interferón alfa-2a (Roferon)
  • sofosbuvir (Sovaldi)
  • ombitasvir, paritaprevir y ritonavir (Technivie)
  • boceprevir (Victrelis)
  • tabletas de ombitasvir, paritaprevir y ritonavir en combinación con tabletas de dasabuvir (Viekira Pak)
  • elbasvir-grazoprevir (Zepatier)

Un médico y un equipo del cuidado de la salud discutirán el mejor método de tratamiento según como se presenten los síntomas.

Para obtener información adicional sobre cada medicamento, puedes visitar el sitio web de la FDA.

Cuándo visitar a un médico

Las personas deben hablar con un médico si sospechan que:

  • Están en riesgo de contraer VHC.
  • Necesitan ayuda con un trastorno del abuso de sustancias que podría exponerlos al VHC.
  • Recientemente han sufrido una posible exposición al VHC.
  • Experimentan cualquier síntoma de una infección de VHC.

En muchos casos, se puede prevenir contraer el VHC. Las medidas preventivas incluyen:

  • no utilizar drogas ilícitas, especialmente sustancias inyectables
  • tener cuidado al hacerte un tatuaje o perforación en el cuerpo
  • tener relaciones sexuales con preservativo
  • no compartir artículos personales, como rasuradoras o cepillos de dientes
  • utilizar guantes si necesitas tocar o manipular la sangre de otra persona

Cuando te hagas un tatuaje o perforación, debes buscar un lugar con buena reputación. Es vital preguntar sobre las prácticas de higiene y esterilización en las instalaciones antes de aprobar el procedimiento.

Q:

¿Es el VHC el tipo de hepatitis más peligroso?kji

A:

La infección del VHC es definitivamente un problema de salud pública. De acuerdo con los CDC, los informes de infección del VHC aguda incrementaron más de 3 veces entre 2010 y 2016. Casi 150,000 casos de VHC crónico se reportaron en 2016, en comparación con menos de 15,000 casos reportados de VHB crónico o hepatitis B.

Sin embargo, es importante recordar que la infección de hepatitis crónica puede convertirse en algo muy peligroso, sin importar el virus que la ocasione.

Cuando se deja sin tratamiento, la hepatitis crónica puede causar complicaciones graves y potencialmente mortales como cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer hepático. Por eso es tan importante consultar a tu médico si tienes síntomas de hepatitis viral o crees que podrías haber estado expuesto.

Jill Seladi-Schulman, Ph.D. Answers represent the opinions of our medical experts. All content is strictly informational and should not be considered medical advice.

Leer el artículo en Inglés