La enfermedad cardíaca se refiere a cualquier afección que afecte al corazón. Hay muchos tipos, algunos de los cuales se pueden prevenir.

A diferencia de la enfermedad cardiovascular, que incluye problemas en todo el sistema circulatorio, la enfermedad cardíaca afecta solo al corazón.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Cerca de 1 de cada 4 muertes en los Estados Unidos ocurre debido a una enfermedad cardíaca y afecta a todos los géneros, así como a todos los grupos raciales y étnicos.

En este artículo podrás obtener más información sobre los tipos, causas y síntomas de las enfermedades cardíacas.

heart disease spanish

Hay diferentes enfermedades cardíacas y afectan al corazón de diferentes maneras.

En las secciones siguientes se analizarán algunos tipos diferentes de enfermedad cardíaca con más detalle.

Enfermedad de las arterias coronarias

La enfermedad de las arterias coronarias, también conocida como enfermedad coronaria, es el tipo más común de enfermedad cardíaca.

Se desarrolla cuando las arterias que suministran sangre al corazón se obstruyen con placa. Esto hace que se endurezcan y estrechen. La placa contiene colesterol y otras sustancias.

Como resultado, el suministro de sangre se reduce y el corazón recibe menos oxígeno y menor cantidad de nutrientes. Con el tiempo, el músculo cardíaco se debilita y existe el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y arritmias.

Cuando la placa se acumula en las arterias, se denomina aterosclerosis.

Defectos cardíacos congénitos

Una persona con un defecto cardíaco congénito nace con un problema en su corazón. Hay muchos tipos de defectos cardíacos congénitos, que incluyen:

  • Válvulas cardíacas anormales: es posible que las válvulas no se abran correctamente o que goteen sangre.
  • Defectos septales: un agujero en la pared entre las cámaras inferiores o superiores del corazón.
  • Atresia: no se tiene una de las válvulas cardíacas.

La afección cardiaca congénita puede implicar problemas estructurales importantes, como la ausencia de un ventrículo y problemas con las arterias principales que salen del corazón.

Muchos problemas cardíacos congénitos no causan ningún síntoma perceptible y se manifiestan únicamente durante un control médico de rutina.

Según la Asociación Americana del Corazón (AHA), los soplos cardíacos suelen afectar a los niños, pero solo algunos se deben a un defecto.

Arritmia

La arritmia se refiere a un ritmo cardíaco irregular. Ocurre cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón no funcionan adecuadamente. Como resultado, el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento o de forma errática.

Hay varios tipos de arritmia, incluyendo:

  • Taquicardia: se refiere a un ritmo cardíaco acelerado.
  • Bradicardia: se refiere a un ritmo cardíaco lento.
  • Contracciones prematuras: se refiere a un latido del corazón adelantado.
  • Fibrilación auricular: es un tipo de ritmo cardíaco irregular.

Una persona puede notar una sensación de aleteo o de corazón acelerado.

Los cambios breves en el ritmo cardíaco no son motivo de preocupación, pero será necesario un tratamiento si persisten, ya que esto puede afectar la función cardíaca.

En algunos casos, las arritmias pueden poner en peligro la vida.

Miocardiopatía dilatada

En la miocardiopatía dilatada, las cámaras del corazón se dilatan, lo que significa que el músculo cardíaco se estira y se vuelve más delgado. Las causas más comunes de miocardiopatía dilatada son ataques cardíacos anteriores, arritmias y toxinas.

Como resultado, el corazón se debilita y no puede bombear sangre correctamente. Puede resultar en arritmia, coágulos de sangre en el corazón e insuficiencia cardíaca.

Por lo general, afecta a personas de 20 a 60 años, según la AHA.

Infarto de miocardio

También conocido como ataque cardíaco, el infarto de miocardio implica una interrupción del flujo de sangre al corazón. Esto puede dañar o destruir parte del músculo cardíaco.

La causa más común de un ataque cardíaco es la placa, un coágulo de sangre, o ambos, en una arteria coronaria. También puede ocurrir si una arteria se estrecha o sufre espasmos de forma repentina.

¿Hay diferentes tipos de ataques cardíacos? Conoce más aquí.

Insuficiencia cardíaca

Cuando una persona tiene insuficiencia cardíaca, el corazón sigue funcionando, pero no tan bien como debería. La insuficiencia cardíaca congestiva es un tipo de insuficiencia cardíaca.

La insuficiencia cardíaca puede ser el resultado de una enfermedad de las arterias coronarias no tratada, presión arterial alta, arritmias y otras enfermedades. Estas enfermedades pueden afectar la capacidad del corazón para bombear correctamente.

La insuficiencia cardíaca puede poner en peligro la vida, pero buscar un tratamiento temprano para las enfermedades del corazón puede ayudar a prevenir las complicaciones.

Miocardiopatía hipertrófica

Esta afección generalmente se desarrolla cuando el músculo cardíaco se ve afectado por un problema genético. Suele ser una enfermedad hereditaria.

Las paredes del músculo se engrosan y las contracciones se vuelven más fuertes. Esto afecta la capacidad del corazón para absorber y bombear sangre. En algunos casos, puede ocurrir una obstrucción.

Es posible que no haya síntomas y muchas personas no reciben un diagnóstico. Sin embargo, la miocardiopatía hipertrófica puede empeorar con el tiempo y provocar diferentes problemas cardíacos.

Cualquier persona con antecedentes familiares de esta afección debe solicitar que le realicen una prueba de detección, ya que recibir tratamiento puede ayudar a prevenir complicaciones.

La miocardiopatía hipertrófica es la principal causa de muerte cardíaca entre deportistas y personas menores de 35 años, según la AHA.

Insuficiencia de la válvula mitral

Este evento ocurre cuando la válvula mitral en el corazón no se cierra del todo y permite que la sangre vuelva al corazón.

Como resultado, la sangre no puede circular a través del corazón o el cuerpo de manera eficiente y puede ejercer presión sobre las venas que van de los pulmones al corazón. Con el tiempo, el corazón puede agrandarse y puede producir insuficiencia cardíaca.

Prolapso de la válvula mitral

Esto sucede cuando las aletas de la válvula mitral no se cierran correctamente. En cambio, sobresalen hacia la aurícula izquierda. Esto puede provocar un soplo cardíaco.

El prolapso de la válvula mitral no suele poner en riesgo la vida, pero algunas personas pueden necesitar tratamiento.

Los factores genéticos y los problemas del tejido conectivo pueden provocar esta afección, que afecta a alrededor del 2% de la población.

Estenosis aórtica

En la estenosis aórtica, la válvula pulmonar es gruesa o fusionada y no se abre correctamente. Esto dificulta que el corazón bombee sangre del ventrículo derecho a la arteria pulmonar.

En la estenosis aórtica, la abertura de la válvula aórtica es demasiado estrecha, esto restringe el flujo sanguíneo del ventrículo izquierdo a la aorta. También puede afectar la presión en la aurícula izquierda.

Se puede nacer con esta afección o puede desarrollarse con el tiempo debido a depósitos de calcio o cicatrices.

Los síntomas de la enfermedad cardíaca dependen del tipo específico que se padezca. Además, algunas afecciones cardíacas no causan ningún síntoma.

Los siguientes síntomas pueden indicar un problema cardíaco:

  • angina o dolor en el pecho
  • dificultad para respirar
  • fatiga y aturdimiento
  • hinchazón debido a retención de líquidos o edema

En los niños, los síntomas de un defecto cardíaco congénito pueden incluir cianosis o un tinte azulado en la piel e incapacidad para hacer ejercicio.

Algunas señales y síntomas que podrían indicar un ataque cardíaco incluyen:

  • dolor en el pecho
  • dificultad para respirar
  • palpitaciones cardíacas
  • náusea
  • dolor de estómago
  • sudoración
  • dolor en el brazo, mandíbula, espalda o pierna
  • una sensación de asfixia
  • tobillos hinchados
  • fatiga
  • ritmo cardíaco irregular

Un ataque cardíaco puede provocar un paro cardíaco que ocurre cuando el corazón repentinamente deja de latir y el cuerpo ya no puede funcionar. Es necesario buscar atención médica inmediata cuando se presenta algún síntoma de ataque cardíaco.

Si ocurre un paro cardíaco, será necesario:

  • ayuda médica inmediata (llama al 911)
  • reanimación cardiopulmonar inmediata
  • una descarga de un desfibrilador externo automático, si está disponible

La enfermedad cardíaca se desarrolla cuando hay:

  • daño en todo o en parte del corazón
  • un problema con los vasos sanguíneos que van hacia o desde el corazón
  • un suministro deficiente de oxígeno y nutrientes al corazón

En algunos casos, la causa es genética. Sin embargo, algunos factores de estilo de vida y afecciones médicas también pueden aumentar el riesgo. Entre ellos:

  • presión arterial alta
  • colesterol alto
  • fumar
  • una alta ingesta de alcohol
  • sobrepeso y obesidad
  • diabetes
  • antecedentes familiares de enfermedad cardíaca
  • hábitos dietéticos
  • edad
  • antecedentes de preeclampsia durante el embarazo
  • poca actividad
  • altos niveles de estrés y ansiedad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona la pobreza y el estrés como dos factores clave que contribuyen a un aumento global de las enfermedades cardíacas y cardiovasculares.

Las opciones de tratamiento varían dependiendo del tipo de enfermedad cardíaca que tenga una persona, pero algunas estrategias comunes incluyen hacer cambios en el estilo de vida, tomar medicamentos y someterse a una cirugía.

En las siguientes secciones veremos algunas de estas opciones con más detalle.

Medicamentos

Varios medicamentos pueden ayudar a tratar las enfermedades cardíacas. Las principales opciones incluyen:

  • Anticoagulantes: también conocidos como diluyentes de la sangre, estos medicamentos pueden prevenir la formación de coágulos. Incluyen warfarina (Coumadin).
  • Terapias antiplaquetarias: estas incluyen la aspirina que también puede prevenir la formación de coágulos
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina: pueden ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca y la presión arterial alta al hacer que los vasos sanguíneos se expandan. Benazepril (Lotensin) es un ejemplo.
  • Bloqueadores del receptor de angiotensina II: también pueden controlar la presión arterial. Valsartan (Diovan) es un ejemplo.
  • Inhibidores de la neprilisina y del receptor de angiotensina: pueden ayudar a abrir las arterias estrechas para tratar la insuficiencia cardíaca.
  • Betabloqueantes: Atenolol (Tenormin) y otros medicamentos de esta clase pueden reducir la frecuencia cardíaca y disminuir la presión arterial. También pueden tratar arritmias y angina.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: pueden reducir la presión arterial y prevenir arritmias al reducir la fuerza de bombeo del corazón y relajar los vasos sanguíneos. El diltiazem (Cardizem) es un ejemplo.
  • Medicamentos para disminuir el colesterol en la sangre: las estatinas, como la atorvastatina (Lipitor), y otros tipos de medicamentos pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en el cuerpo (LDL, en inglés).
  • Digitálicos: los preparados como la digoxina (Lanoxin) pueden aumentar la fuerza de la acción de bombeo del corazón. También pueden ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca y las arritmias.
  • Diuréticos: estos medicamentos pueden reducir el trabajo del corazón, disminuir la presión arterial y eliminar el exceso de agua del cuerpo. Furosemide (Lasix) es un ejemplo.
  • Vasodilatadores: estos son medicamentos para bajar la presión arterial. Esto lo hacen al relajar los vasos sanguíneos. La nitroglicerina (Nitro Stat) es un ejemplo. También pueden ayudar a aliviar el dolor en el pecho. Obtén más información sobre la vasodilatación aquí.

Un médico trabajará con el paciente para encontrar una opción adecuada.

A veces, se presentan efectos secundarios. Si este es el caso, puede ser necesario revisar el régimen de medicación.

Cirugía

Someterse a una cirugía cardíaca puede ayudar a tratar bloqueos y problemas cardíacos cuando los medicamentos no son efectivos.

Algunos tipos comunes de cirugía incluyen:

  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria: esto permite que el flujo sanguíneo llegue a una parte del corazón cuando una arteria está bloqueada. El injerto de derivación de las arterias coronarias es la cirugía más común. Un cirujano puede usar un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo para reparar uno bloqueado.
  • Sustitución o reparación de válvulas: un cirujano puede sustituir o reparar una válvula que no funciona correctamente.
  • Cirugía de reparación: un cirujano puede reparar defectos cardíacos congénitos, aneurismas y otros problemas.
  • Implantación de dispositivos: los marcapasos, los catéteres de balón y otros dispositivos pueden ayudar a regular los latidos del corazón y favorecer el flujo sanguíneo.
  • Tratamiento láser: la revascularización transmiocárdica con láser puede ayudar a tratar la angina de pecho.
  • Procedimiento de laberinto: un cirujano puede crear nuevas rutas para que pasen las señales eléctricas. Esto puede ayudar a tratar la fibrilación auricular.

Los trasplantes de corazón son otra opción. Sin embargo, puede resultar difícil encontrar un donante adecuado en el momento adecuado.

Algunas medidas de estilo de vida pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Estas incluyen:

  • Seguir una dieta balanceada: opta por una dieta saludable para el corazón que sea rica en fibra y contenga cereales integrales, frutas y vegetales frescos. Además, puede ayudarte comer menos alimentos procesados y grasas, sal y azúcar agregadas.
  • Hacer ejercicio regularmente: esto puede ayudar a fortalecer tu corazón y el sistema circulatorio, reducirá tu colesterol y mantendrá tu presión arterial normal.
  • Mantener un peso corporal moderado: puedes verificar tu índice de masa corporal (IMC) aquí.
  • Dejar o evitar fumar: fumar es un importante factor de riesgo para enfermedades cardíacas y cardiovasculares.
  • Limitar el consumo de alcohol: las mujeres no deben consumir más de una bebida estándar por día y los hombres no deben consumir más de dos bebidas estándar por día.
  • Controlar las afecciones subyacentes: busca tratamiento para las afecciones que afectan la salud del corazón, como presión arterial alta, obesidad y diabetes.

Tomar estas medidas puede ayudar a mejorar la salud en general y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y sus complicaciones.

La enfermedad cardíaca es un problema común de salud. Hay varios tipos diferentes de enfermedad cardíaca.

Algunos surgen de problemas genéticos y no se pueden prevenir. Sin embargo, en muchos casos una persona puede tomar medidas para prevenir la enfermedad cardíaca y sus complicaciones.

Estos pasos incluyen seguir una dieta saludable, hacer mucho ejercicio y buscar asesoramiento cuando aparezcan los primeros síntomas de una enfermedad cardíaca.

Leer el artículo en Inglés.