Una biopsia estereotáctica es un tipo de biopsia que puede ayudar a diagnosticar las células cancerosas en el tejido mamario. Con una máquina para mamografía, un radiólogo usa dos imágenes del tejido mamario para tomar una muestra de tejido para examinarlo.

La mejor manera para tratar el cáncer es en la etapa más temprana posible. En esta etapa, el tratamiento es más efectivo.

Varios métodos de detección pueden mostrar protuberancias o cambios que pueden ser tejido canceroso. Si estas pruebas son positivas, el siguiente paso generalmente es una biopsia.

En una biopsia, un radiólogo toma una muestra de tejido para examinarlo en el microscopio, para ver si se ha desarrollado cáncer.

En la actualidad, los médicos usan principalmente tecnología de imágenes para guiar un procedimiento de biopsia. Con frecuencia, usan ultrasonido, pero otra opción es una biopsia de mama estereotáctica.

Este procedimiento usa tecnología de mamografía para guiar la aguja a medida que extrae células para examinarlas.

mammogram
Una biopsia de mama estereotáctica usa imágenes de mamografía para guiar el procedimiento.

Una biopsia de mama estereotáctica es una clase de biopsia específica.

Los radiólogos usan máquinas para mamografía especializadas para que les ayude a detectar cualquier área sospechosa. Estas máquinas proporcionan radiografías desde dos ángulos diferentes.

Los dos juegos de imágenes guían al radiólogo hacia el área que preocupa, a medida que toman muestras de tejido. Luego, un patólogo analizará las muestras para ver si hay cáncer.

Un médico puede recomendar esta clase de biopsia si una mamografía u otro examen encuentra:

  • pequeños depósitos de calcio que podrían ser señales de cáncer
  • cambios anormales en los tejidos mamarios
  • una protuberancia sospechosa
  • cambios en un área en donde se ha realizado una cirugía
  • irregularidades en la estructura mamaria

Si las pruebas muestran una masa inusual, o una mamografía de rutina detecta cambios en el tejido mamario, es importante determinar si existen señales de cáncer.

Una biopsia de mama estereotáctica puede ayudar a analizar las muestras de tejido para comprender mejor la salud del seno.

Antes de realizar una biopsia de mama estereotáctica, una persona debería indicarle al médico:

  • si puede estar embarazada
  • cualquier suplemento y medicamento que use

Esto incluye medicamentos con receta, remedios herbales, vitaminas, minerales y medicamentos de venta libre como aspirinas.

Muchas personas toman anticoagulantes o pequeñas dosis de aspirina por recomendación médica. En la mayoría de casos, se deberá dejar de usar estos medicamentos por varios días antes del procedimiento.

A continuación, encontrarás algunos consejos para el día en que se realice la biopsia:

  • Usa ropa cómoda, aunque el hospital puede proporcionarte una bata para el procedimiento.
  • No uses desodorante, talcos, perfume o loción para el cuerpo cerca de las axilas o senos.
  • Deja tus joyas en casa.
  • Antes de la prueba, retira todos los aparatos dentales, anteojos y cualquier cosa de metal que pudiera interferir con las radiografías.

Equipo

El equipo de mamografía usa las radiografías para examinar el seno. El diseño garantizará que las radiografías solo busquen la parte que se está examinando.

La máquina puede sostener, comprimir y mover el seno en diferentes posiciones. Esto permite a los radiólogos tomar imágenes del seno desde diferentes ángulos.

Las biopsias de mama estereotácticas usan una clase especial de máquina para mamografía, pero es similar a la que se usa en las mamografías de rutina.

La máquina ayuda a los radiólogos o médicos a asegurarse de colocar la aguja en el lugar adecuado antes de tomar muestras.

El radiólogo usará una de dos clases de agujas para recolectar muestras de tejido mamario:

  • un dispositivo asistido por vacío (DAV) puede succionar varias muestras de células con una sola inserción
  • una aguja gruesa (AG), larga y hueca, recolecta una muestra del tejido mamario por cada inserción

Según un artículo publicado en 2013 en Radiology, ahora la mayoría de los procedimientos usan la aguja DAV.

Durante la biopsia

La mayoría de las biopsias de mama estereotácticas se realizan en pacientes ambulatorios. Las personas permanecen despiertas durante todo el procedimiento, lo que puede tomar de 30 a 60 minutos.

Las personas generalmente informan de poco o ningún dolor durante la biopsia y de ninguna cicatriz en el seno después de la misma. Es buena idea pedir ayuda a amigos o familiares para ir a la cita y volver a casa.

Pasos del procedimiento

Durante el procedimiento, la persona:

  • se sentará erguida en una silla frente a la máquina de mamografía
  • se acostará boca abajo en una mesa portátil para exámenes, conocida como camilla para exámenes, que tiene una abertura para colocar el seno

El radiólogo eleva la mesa y realiza el procedimiento desde abajo.

Algunos sienten que es cómodo acostarse y girar la cabeza de lado. Colocar cojines puede ayudar a reducir la incomodidad.

  1. El radiólogo entumece el seno con anestesia local. Puede haber una leve punzada.
  2. Luego, hace una pequeña incisión en la superficie de la piel en donde insertará la aguja para la biopsia.
  3. Luego, el radiólogo inserta una aguja a través de la incisión y la dirige al área afectada, mientras dos imágenes del área afectada y las coordenadas generadas por la computadora guían el proceso.
  4. Cuando la aguja está en su lugar, el radiólogo obtiene imágenes de mamografía, para asegurarse de que la aguja esté en posición para obtener una buena muestra.

Puede escucharse un clic o zumbido mientras el radiólogo recolecta las muestras del tejido mamario.

  • Si la aguja es una DAV, el radiólogo extraerá de 8 a 12 muestras en una cámara de recolección.
  • Si usa una aguja gruesa, parte de la aguja se mueve hacia adelante, cortando el tejido mamario a medida que avanza y lo va depositando en la aguja. Esto sucederá de 3 a 6 veces.

Después de recopilar todas las muestras, el radiólogo retirará la aguja. Pueden colocar un indicador en donde se realizó la biopsia para referencia futura. Esto no afectará la forma o apariencia del seno.

Luego, toman algunas imágenes finales de mamografía.

Después del procedimiento

Esta clase de biopsia no necesita sutura. El radiólogo tratará el área de la incisión con vendas estériles y puede aplicar presión hasta por 5 minutos para detener o evitar el sangrado.

Después del procedimiento, la persona puede experimentar:

  • hematomas
  • hinchazón
  • dolor

Hielo o analgésicos de venta libre pueden ayudar.

La persona debería consultar a su médico si nota:

  • enrojecimiento
  • calor
  • secreción de líquidos
  • inflamación o hemorragia graves

Esto puede ser una señal de una infección que necesita tratamiento.

Las personas deberán evitar realizar actividad extenuante durante al menos 24 horas, pero pueden reiniciar sus actividades normales después de ese período.

Un médico especialmente capacitado, llamado patólogo, examinará el tejido mamario que proporciona la biopsia. Determinará si existen o no células cancerosas o precancerosas.

Informará al médico que pidió la biopsia, y el médico compartirá el diagnóstico con el paciente. Pueden hablar de los siguientes pasos.

¿Qué significan los resultados?

Cancerous cells
Si una biopsia muestra que existen células cancerosas, el médico hablará sobre las opciones de tratamiento.

Los médicos pueden obtener bastante información al examinar las muestras de tejido de una biopsia.

Si la biopsia encuentra cáncer de mama, también mostrará:

  • qué clase de cáncer es
  • si es positivo para receptores hormonales

Esta información puede ayudar a los médicos y pacientes a desarrollar planes de tratamiento que tratarán las necesidades individuales.

Si el tejido mamario es normal, o si muestra que una protuberancia existente no es cancerosa, la persona todavía puede necesitar más pruebas para confirmar que el cáncer no está presente o para ayudar al médico a controlar el tejido mamario a lo largo del tiempo.

Una revisión de la efectividad de las biopsias de mama estereotáctica publicada en 2011 indica que es altamente precisa y sensible.

Esto la vuelve muy útil para determinar si un área sospechosa en el seno es cancerosa o no.

Una biopsia de mama estereotáctica, como todos los procedimientos médicos, involucra algunos riesgos.

  • No es adecuada durante el embarazo ya que la radiación puede ser dañina para el feto.
  • Puede ser difícil realizarla si la persona tiene senos pequeños.
  • Puede sentirse algo de dolor, aunque los analgésicos de venta libre usualmente ayudan.
  • En un pequeño número de personas — menos de 1 por ciento — podría desarrollarse una acumulación de sangre, conocida como hematoma, en el lugar de la biopsia.
  • Las posibilidades de desarrollar una infección debido a la incisión son de 1 en 1,000.
  • En raros casos, la aguja de la biopsia puede pasar a través de la pared del pecho y causar complicaciones.

No es muy efectiva en casos cercanos a la pared del pecho, en donde existen depósitos de calcio ampliamente distribuidos, o con masas bien definidas.

Si una mamografía o examen físico muestra una protuberancia inusual en el seno, el médico podría recomendar una biopsia.

En el pasado, la cirugía era la única opción. Ahora, un médico solo recomienda cirugía si sabe que también es necesario remover ese tejido.

La biopsia de mama estereotáctica usa el equipo de mamografía para guiar la aguja a medida que va recolectando muestras de tejido. Se considera un procedimiento efectivo.

El pronóstico para el cáncer de mama en etapa temprana es bueno.

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), casi el 100 por ciento de las personas con cáncer de mama en etapas 0 o 1 vivirán por al menos otros 5 años.

Las pruebas de detección y — si el médico lo recomienda — una biopsia, pueden proteger a las personas de desarrollar cáncer de mama en etapas posteriores.

Lee el artículo en inglés.