Una biopsia de seno implica la extracción de una muestra de tejido o células mamarias para determinar si son cancerosas.

El médico puede recomendar una biopsia si una persona tiene un resultado de mamografía anormal, un bulto en el seno o un ganglio linfático cercano, cambios en el pezón, como hoyuelos, engrosamiento, descamación o costras de la piel.

Hay varias maneras de realizar una biopsia de seno.

Biopsia por aspiración con aguja fina

Doctor and patient
Si las pruebas de rutina muestran resultados inusuales, el médico puede recomendar una biopsia para confirmar o descartar el cáncer de mama.

En una biopsia por aspiración con aguja fina (FNAB, fine-needle aspiration biopsy) el cirujano, patólogo o radiólogo utiliza una aguja muy delgada y una jeringa para retirar o aspirar unas pocas células de un bulto palpable. Si un bulto es palpable, significa que la persona puede sentirlo con la mano.

El médico también puede tomar una pequeña cantidad de líquido de una cavidad llena de líquido, como un quiste.

Una FNAB es un procedimiento percutáneo, lo que significa que el médico pasa una aguja a través de la piel para llegar a la zona de la muestra.

La aguja utilizada en una FNAB suele ser más pequeña que el tipo de aguja que se usa en los análisis de sangre. La persona generalmente no necesita anestesia local.

Si la persona puede sentir un bulto o un área potencialmente problemática, el médico puede guiar la aguja a su objetivo con el tacto.

Si el objetivo es demasiado pequeño o profundo para palparlo, el médico puede realizar una ecografía y guiar la aguja a la ubicación correcta utilizando imágenes en una pantalla. Esta es una biopsia guiada por ultrasonido.

En una biopsia estereotáctica, las mamografías tomadas desde dos ángulos muestran la ubicación exacta de la masa. Los médicos también llaman a esto una biopsia de mama estereotáctica guiada por imágenes.

Luego, un analista de laboratorio examina el líquido o las células en el microscopio para determinar si hay células cancerosas presentes.

Si la muestra consiste de líquido transparente, es muy probable que provenga de un quiste benigno, sin células cancerosas. El líquido turbio o con sangre puede provenir de un quiste benigno o canceroso.

Debido a que los médicos usan agujas muy finas, existe la posibilidad de que falten células cancerosas cercanas. Si el diagnóstico no es claro, el médico puede recomendar un tipo diferente de biopsia.

Biopsia con aguja gruesa

En una biopsia con aguja gruesa (CNB, core needle biopsy), el médico extrae muestras pequeñas y sólidas de tejido. La aguja es hueca y ligeramente más grande en diámetro que una aguja de FNAB.

El médico generalmente utiliza un ultrasonido o una radiografía para guiar el procedimiento. Si un bulto es palpable, pueden guiar la aguja con el tacto.

La aguja hueca extrae núcleos, o pequeños cilindros, de tejido de la masa. La aguja puede entrar hasta seis veces para extraer varias muestras de tejido. El médico puede recomendar un anestésico local para adormecer el área.

Una CNB toma más tiempo que una FNAB, pero es menos probable que deje pasar células cancerosas, por lo que el resultado es más confiable.

Después de una CNB, la persona puede experimentar algunos moretones, pero no hay cicatrices significativas, y no necesitará puntos de sutura.

Biopsia asistida por vacío

En este procedimiento, el médico hace un pequeño corte que mide menos de un cuarto de pulgada. Inserta una sonda hueca a través de la incisión y la guía hacia la masa mediante una resonancia magnética, un ultrasonido o una radiografía.

La sonda tiene un agujero en su lado, y succiona tejido dentro de este agujero, usando succión. El médico puede hacer girar la sonda para recoger varias muestras.

La persona no necesitará puntos de sutura, y la cicatrización suele ser mínima.

Biopsia abierta

Otros nombres para este procedimiento incluyen: biopsia por escisión o biopsia quirúrgica. Un médico o cirujano hace un corte de 1 a 2 pulgadas en el seno y retira parte o todo el bulto para examinarlo bajo un microscopio.

Una persona generalmente se somete a este procedimiento en el departamento de pacientes externos de un hospital, con anestesia local o general, para que no sienta dolor.

Si el cirujano no puede encontrar el bulto con el tacto, usa rayos X para guiar una aguja delgada y hueca hasta la masa. Luego, enhebra un cable muy delgado con un gancho en el extremo en el hueco de la aguja y conecta el gancho al bulto.

Después de retirar la aguja, el cable se mantiene en su lugar y guía al cirujano al área objetivo.

Una biopsia quirúrgica requiere suturas, y habrá una cicatriz. Si el cirujano extrae una cantidad significativa de tejido, puede haber una diferencia en la forma del seno.

Después de una biopsia, es común que el área se hinche y sangre, haciendo que la masa parezca más grande. Esto es normal, y los moretones y el sangrado generalmente desaparecen en unos pocos días o una semana.

Después de extraer las muestras de tejido, el médico puede dejar un pequeño clip o marcador, hecho de material de grado quirúrgico, para identificar el sitio de la biopsia. Este será visible en una mamografía.

Los puntos del marcador indican el sitio exacto de la biopsia para que un médico pueda encontrarlo de nuevo fácilmente, si es necesario.

Esto es especialmente importante si una persona recibe quimioterapia u otro tratamiento sistémico que cambia el tamaño y la forma de la masa. La masa también puede desaparecer después del tratamiento.

Durante la cirugía, el médico puede extirpar el clip y el tejido circundante, incluso si la masa ya no es visible.

No uses desodorante, polvo, loción, crema o perfume en los brazos o senos el día de la biopsia.

Antes del procedimiento, una persona debe informar al médico si:

  • tiene alguna alergia
  • ha tomado aspirina en la semana anterior
  • está tomando anticoagulantes (diluyentes de la sangre), como heparina o warfarina
  • tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos
  • está tomando medicamentos recetados, medicamentos de venta libre, hierbas o suplementos
  • tiene un marcapasos cardíaco o cualquier dispositivo electrónico, en caso de que el médico planee utilizar una resonancia magnética
  • está o podría estar embarazada

Si hay hinchazón después del procedimiento, una compresa fría puede aliviar el malestar. Puede ayudar colocar la compresa fría en un sujetador.

Si el procedimiento implica anestesia general, es posible que una persona necesite ayunar y no consumir alimentos ni bebidas hasta 12 horas antes de la biopsia. El médico te dará instrucciones precisas.

Antes de salir, averigua cómo y cuándo llegarán los resultados.

lab worker and microscope
El médico enviará las células de la muestra al laboratorio para su análisis.

Las personas que han recibido anestesia general irán a una sala de recuperación para observación después del procedimiento.

Cuando su presión arterial, ritmo cardíaco y respiración estén estables y se encuentre mentalmente alerta, podrá irse a casa. Todavía podría estar un poco somnolienta y debería hacer arreglos para que alguien más conduzca a casa.

Una persona que ha recibido anestesia local puede irse tan pronto como termine el período de recuperación.

Después de una biopsia, el área alrededor de los puntos de sutura debe permanecer limpia y seca. Si no hay puntos de sutura, el equipo médico dará instrucciones sobre cómo quitar el vendaje o apósito.

El área de la biopsia probablemente se sentirá dolorida y sensible durante algunos días.

Lo siguiente puede ayudar:

  • usar analgésicos, especialmente después de una biopsia por escisión
  • usar un sostén que sujete bien los senos

Evita tomar aspirina, ya que diluye la sangre y aumenta el riesgo de sangrado.

El médico puede recomendar evitar la actividad física extenuante por un tiempo.

Early treatment is effective
Incluso si los resultados de la biopsia muestran células anormales, la detección temprana se traduce en una buena probabilidad de un tratamiento eficaz.

Una biopsia conlleva muy pocos riesgos. A veces puede causar:

  • dolor en el sitio, o en el brazo o el cuello
  • hemorragias
  • hematomas

Hay una pequeña probabilidad de infección con cualquier tipo de biopsia. Si se presentan señales de infección, comunícate con el médico.

Estas señales incluyen la aparición o empeoramiento de:

  • fiebre o escalofríos
  • enrojecimiento
  • hemorragias
  • hinchazón
  • dolor alrededor del sitio de la biopsia

Si una persona recibe un diagnóstico de cáncer de mama mientras el tumor aún está presente, tiene 99 por ciento de probabilidades de vivir por lo menos los próximos 5 años.

Es importante señalar que el tratamiento mejora continuamente. La cifra mencionada anteriormente puede motivar a una persona a asistir a sus exámenes regulares.

Lee este artículo en inglés.