La colitis ulcerosa es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal que puede causar períodos intensos de malestar abdominal, diarrea y pérdida de apetito. Se puede controlar comiendo o evitando ciertos alimentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de brotes e inflamación.

No existe una dieta única para las personas con colitis ulcerosa, pero descubrir y eliminar los alimentos que desencadenan los síntomas puede ayudar a reducir el malestar.

Los médicos no conocen la causa exacta de esta enfermedad, pero creen que tiene vínculos con factores ambientales, dietas y estilos de vida occidentalizados y genética. Seguir una dieta saludable puede ayudar a controlar la colitis ulcerosa.

En este artículo, exploramos qué alimentos pueden desencadenar la colitis ulcerosa. También se analiza qué alimentos podrían ser beneficiosos para los que tienen esta forma de enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

a person eating salmon, eggs and Avocados as part of their ulcerative colitis diet plan
El salmón, los huevos y los aguacates son buenas opciones alimenticias para alguien con colitis ulcerosa.

La dieta de una persona puede contener una amplia gama de posibles desencadenantes, así que puede ser difícil determinar cuáles alimentos son seguros para alguien con colitis ulcerosa.

Algunos nutrientes, como la fibra, pueden ser difíciles de digerir durante un brote. Es posible que se puedan comer otros alimentos cuando no haya un brote, pero luego se descubre que causan malestar mientras se experimentan síntomas.

Los alimentos que desencadenan síntomas varían de una persona a otra. En el caso de la colitis ulcerosa se deben consumir alimentos que aporten una cantidad significativa de potasio, ácido fólico, magnesio, calcio y hierro.

Algunas de las mejores opciones de alimentos para alguien con colitis ulcerosa incluyen:

  • Puré de manzana: es una buena fuente de nutrientes. Sin embargo, durante un brote, el alto contenido de fibra y fructosa del puré de manzana puede dificultar la digestión.
  • Salmón: el salmón proporciona muchos ácidos grasos omega-3, que pueden tener beneficios para la salud más allá del tracto digestivo.
  • Calabaza: muchas variedades tienen un alto contenido de fibra, lo que las puede convertir en una mala elección para algunas personas durante los brotes. Sin embargo, algunas personas con colitis ulcerosa parecen tolerar bien la calabaza.
  • Aguacates: son ricos en nutrientes y grasas saludables.
  • Algunos alimentos fermentados: estos incluyen yogures, que contienen probióticos activos. Las bacterias “buenas” que contienen pueden ayudar a la digestión. Algunos estudios han demostrado que el uso rutinario de probióticos puede ayudar a reducir los brotes y los síntomas.
  • Avena instantánea: la avena instantánea sin saborizantes adicionales es un poco más fácil de digerir que otras formas de granos y avena.
  • Granos refinados: es mejor comer pasta, pan y cereales elaborados con granos refinados. Los cereales integrales son más difíciles de digerir. Los fabricantes enriquecen muchos panes blancos y productos de cereales con minerales y vitaminas adicionales.
  • Huevos: ofrecen varios nutrientes esenciales, incluyendo la suplementación con omega-3. Por lo general, son fáciles de digerir, lo que los hace buenos para un plan de dieta para la colitis ulcerosa.
  • Mucho líquido: las personas con afecciones como la colitis ulcerosa pueden necesitar beber más líquidos, ya que la diarrea puede provocar deshidratación.

Los alimentos que se eligen parecen tener un impacto en el momento en que ocurren los brotes de síntomas.

Las dietas variarán de una persona a otra porque no todos responderán de la misma manera a un alimento en particular.

Los profesionales médicos reconocen algunos alimentos como posibles desencadenantes de la colitis ulcerosa. Estos incluyen:

  • Cafeína: aunque no hay muchos datos sobre el efecto de la cafeína en los síntomas de la colitis ulcerosa, una encuesta de 2013 de 442 personas encontró que el 22% de las personas con la afección informaron que la cafeína empeoraba los síntomas. La cafeína es un componente del café, té, refrescos y chocolate.
  • Productos lácteos: si bien estos no causan problemas para todos aquellos con colitis ulcerosa, en algunos casos los productos lácteos pueden desencadenar síntomas. Los que también tienen intolerancia a la lactosa deben evitar los lácteos, ya que los síntomas son similares.
  • Alcohol: puede provocar diarrea en algunas personas.
  • Bebidas carbonatadas: algunos refrescos y cervezas contienen carbonatación que puede irritar el tracto digestivo y causar gases. Muchas bebidas carbonatadas también contienen azúcar, cafeína o edulcorantes artificiales, que también pueden desencadenar síntomas.
  • Alimentos ricos en fibra: estos incluyen frijoles secos, frutas, granos integrales, bayas, guisantes y legumbres. Pueden aumentar la cantidad de evacuaciones intestinales, la cantidad de gases y los cólicos abdominales.
  • Palomitas de maíz: pueden ser difícil de digerir, al igual que otras semillas y nueces.
  • Papas: estas contienen glicoalcaloides, que pueden alterar la integridad de la membrana celular del intestino. Estos se presentan más en las pieles de las patatas fritas que en las patatas al horno o hervidas.
  • Alimentos que contienen azufre o sulfitos: este mineral puede hacer que se produzca un exceso de gas. Algunos de estos alimentos incluyen cerveza, vino, almendras, sidra, soja, pasta de trigo, panes, cacahuetes, pasas y embutidos.
  • Carne grasosa: durante un brote, es posible que el intestino no absorba la grasa de la carne por completo, lo que puede empeorar los síntomas.
  • Nueces, mantequilla de nueces y semillas: pueden causar cólicos abdominales, hinchazón y diarrea. Cuando se experimenta un brote, incluso las semillas pequeñas pueden desencadenar síntomas.
  • Alcoholes de azúcar: estos pueden causar hinchazón, diarrea y gases. Los fabricantes usan alcohol de azúcar como edulcorante en muchos chicles y caramelos sin azúcar, algunos jugos de frutas y varios helados.
  • Fructosa: el cuerpo no absorbe bien cantidades altas de fructosa, lo que puede provocar un aumento de gases, cólicos y diarrea. Consulta la etiqueta en busca de ingredientes como jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, jugo de frutas, miel y melaza, ya que todos contienen fructosa.
  • Muchos vegetales: suelen tener un alto contenido de fibra, que puede ser difícil de digerir durante un brote, causando hinchazón, gases y cólicos abdominales. Las verduras fibrosas, como el apio, son similares. Otras verduras que producen gases incluyen el repollo, las coles de Bruselas y el brócoli. Las personas con colitis ulcerosa tienden a tolerar mejor las verduras cocidas que las crudas.
  • Comida picante: estas incluyen alitas picantes, salsas y pimientos picantes. Pueden causar diarrea en muchas personas. Para los que tienen colitis ulcerosa, los alimentos calientes y picantes pueden desencadenar o empeorar un brote.
  • Gluten: un componente del trigo, centeno y cebada. A veces, puede desencadenar síntomas en las personas con colitis ulcerosa. Aunque la avena no contiene gluten, tiene una proteína similar que puede tener reacciones cruzadas en personas sensibles al gluten. Los fabricantes a menudo también procesan avena en el mismo espacio de fábrica que el trigo.
  • Emulsionantes dietéticos: incluyen carboximetilcelulosa y polisorbato-80, que los fabricantes agregan a muchos alimentos procesados y pueden exacerbar los síntomas.

El mejor método para que las personas con colitis ulcerosa determinen qué alimentos comer o evitar es llevar un diario de alimentos.

Un diario de alimentos le permite a una persona con colitis ulcerosa tomar decisiones informadas sobre alimentos potencialmente dañinos. Deben organizarlo para que sea fácil de leer y compartir con un médico. Alguna información útil para incluir sería:

  • la fecha
  • qué alimentos comieron, incluyendo una lista de extras, como salsas
  • la hora del día a la que se ingirió la comida
  • cualquier reacción inmediata
  • cualquier brote o empeoramiento de los síntomas

Los diarios de alimentos son particularmente útiles cuando se busca agregar alimentos adicionales a las dietas.

Al agregar un alimento por vez y registrarlo, se puede determinar si el alimento es una opción segura o no al evaluar si los síntomas están empeorando o permaneciendo igual.

Los planes de dieta para personas con colitis ulcerosa varían. Los mejores tienden a comenzar con un diario de alimentos, que da forma a las opciones de alimentos y las ideas del plan.

Los planes de dieta deben incluir la siguiente información:

  • Alimentos que se pueden comer: consistirá en alimentos que se sabe que no agravarán los síntomas.
  • Alimentos que se deben evitar: un plan de dieta también debe listar los alimentos específicos que se conocen como desencadenantes.
  • Nutrición balanceada: una de las complicaciones más importantes para aquellos que tienen colitis ulcerosa es una nutrición inadecuada debido a la tolerancia limitada a los alimentos. Se deben buscar formas de modificar los alimentos en lugar de evitarlos para que no pierdan sus beneficios nutricionales. Por ejemplo, pelar o cocinar una fruta o verdura puede hacerla más tolerable.
  • Suplementos: algunos alimentos que son saludables y ricos en nutrientes pueden no ser digeribles para algunas personas. Puede ser necesario compensar esta falta de nutrición. En estos casos, se pueden tomar suplementos para reemplazar los nutrientes que no se pueden obtener en los alimentos. Habla con un dietista o médico registrado sobre qué suplementos pueden ser los mejores. Las necesidades individuales variarán.
  • Planes de alimentación: deben tener en cuenta el horario de la persona e incluir refrigerios. Cuanto mejor sea la planificación de una comida, más probable será que la persona comerá alimentos que no agraven los síntomas.
  • Revisión y aprobación de un médico, dietista o nutricionista: es una buena idea consultar con un médico, ya que los profesionales pueden ofrecer consejos sobre cómo balancear la dieta o sugerir opciones de alimentos alternativos que alguien podría no haber considerado.
  • Continuar con el diario de alimentos: se debe seguir llevando un registro incluso cuando se tiene un plan de dieta. Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden cambiar con el tiempo, por lo que es esencial realizar un seguimiento y registrar la ingesta de alimentos para mantener el plan de dieta.

Los planes de dieta se deben revisar de vez en cuando para tener en cuenta cualquier cambio en la reacción del cuerpo a alimentos específicos. También es importante informar a un médico si los brotes comienzan a ocurrir con más frecuencia o empeoran debido a diferentes alimentos.

Hay algunas dietas y planes preestablecidos disponibles para ayudar a las personas. Algunos ejemplos incluyen dietas que evitan alimentos que contienen ciertos carbohidratos fermentables, como la dieta baja en FODMAP, que son bajos en residuos o bajos en fibra.

Sin embargo, las dietas para la colitis ulcerosa que afirman ser “para todos” pueden no ser adecuadas para todas las personas. Cualquiera que desee cambiar de dieta o seguir un plan preestablecido debe hablar con su médico o dietista antes de comenzar.

Cuando se vive con colitis ulcerosa, tener una red de apoyo formada por médicos experimentados y otros profesionales de la salud es vital. IBD Healthline es una aplicación gratuita para personas que viven con colitis ulcerosa. La aplicación está disponible en AppStore y Google Play. Descárgala aquí.

Leer el artículo en inglés