El estreñimiento ocurre cuando una persona tiene dificultad para evacuar el intestino grueso. Los remedios caseros y los cambios en el estilo de vida con frecuencia pueden ayudar a resolverlo, pero algunas veces, puede ser necesaria la atención médica.

El estreñimiento puede suceder por muchas razones, como cuando las heces pasan demasiado despacio a través del colon. Mientras más despacio se muevan los alimentos a través del tracto digestivo, más agua absorberá el colon y más duras serán las heces.

Una persona que defeca menos de 3 veces a la semana puede tener estreñimiento.

Algunas veces, el estreñimiento es ocasionado por una obstrucción en el intestino grueso. En este caso, una persona necesitará atención médica urgente. En otras ocasiones, puede deberse simplemente a la falta de fibra o agua.

Este artículo cubrirá las causas principales del estreñimiento y cómo tratarlo o prevenirlo.

a woman on the toilet experiencing constipation
El estreñimiento dificulta defecar.

Los principales síntomas del estreñimiento son:

  • dificultad para defecar
  • esfuerzo para defecar
  • defecar menos heces de lo usual
  • heces grumosas, secas o duras

Otros síntomas incluyen:

  • dolor y cólicos en el abdomen
  • sensación de hinchazón
  • náusea
  • pérdida del apetito

Complicaciones

El estreñimiento por sí solo puede ser incómodo, pero por lo general no pone en riesgo la vida.

Sin embargo, puede ser un problema si es un síntoma de una afección subyacente más seria, como cáncer colorrectal o si empieza a causar más daños.

El daño que puede surgir de un estreñimiento grave incluye:

  • sangrado rectal después de hacer esfuerzo
  • fisura anal, que es un pequeño desgarre alrededor del ano
  • hemorroides asintomáticas (almorranas), las cuales son vasos de sangre hinchados en el ano
  • retención de heces, que ocurre cuando las heces secas se atoran y acumulan en el recto y ano, lo que causa potencialmente una obstrucción mecánica.

Otras posibles complicaciones incluyen una calidad de vida baja y depresión.

Buscar la asesoría médica para el estreñimiento puede ayudar a evitar las complicaciones.

Las siguientes son las causas comunes del estreñimiento:

Falta de fibra en la dieta

Las personas con una ingesta alta de fibra dietética tienen menos posibilidad de experimentar estreñimiento.

Esto se debe a que la fibra promueve las deposiciones regulares, especialmente cuando una persona la combina con la hidratación adecuada.

Los alimentos ricos en fibra incluyen:

  • frutas
  • vegetales
  • granos integrales
  • nueces
  • lentejas, garbanzos y otras legumbres

Los alimentos bajos en fibra incluyen:

  • alimentos ricos en grasa, como el queso, carne y huevos
  • los alimentos altamente procesados como el pan blanco
  • las comidas rápidas, papas fritas y otros alimentos precocidos

Falta de actividad física

Los niveles bajos de actividad física también pueden conducir al estreñimiento.

Algunos estudios anteriores han determinado que las personas con buena condición física, incluyendo corredores de maratones, tienen menos probabilidad de experimentar estreñimiento que otras personas, aunque las razones exactas siguen sin estar claras.

Un estudio del 2013 indica que incrementar la movilidad podría ayudar a mejorar el estreñimiento entre los adultos mayores.

Las personas que pasan varios días o semanas en la cama o sentadas en una silla pueden tener un mayor riesgo de estreñimiento.

Algunos medicamentos

Algunos medicamentos también pueden incrementar el riesgo de estreñimiento. Estos incluyen:

Medicamentos analgésicos opioides: Estos incluyen codeína (presente con el acetaminofeno y Tylenol #3), oxicodona (OxyContin) e hidromorfona (Dilaudid).

Antidepresivos tricíclicos: Estos incluyen amitriptilina (Elavil) e imipramina (Tofranil).

Ciertos anticonvulsivos: Los ejemplos incluyen fenitoína (Dilantina) y carbamezapina (Tegretol).

Bloqueadores de los canales de calcio: Estos reducen la presión sanguínea y ciertos tipos de ritmos cardíacos bajos. Estos incluyen diltiazem (Cardizem) y nifedipina (Procardia).

Antiácidos que contienen aluminio: Estos incluyen Amfojel y Basaljel.

Antiácidos que contienen calcio: Un ejemplo son las Tums.

Diuréticos: Estos eliminan el exceso de líquidos en el cuerpo. Incluyen hidroclorotiazida (Hydrodiuril) y furosemida (Lasix).

Suplementos de hierro: Los médicos los recetan para tratar la anemia por deficiencia de hierro.

Síndrome del intestino irritable

Las personas con dificultad intestinal funcional como síndrome del intestino irritable (SII), tienen un mayor riesgo de estreñimiento que las personas sin la afección.

Una persona con SII podría experimentar:

  • dolor abdominal
  • hinchazón
  • distensión
  • cambios en la frecuencia o consistencia de las heces

Con el SII, el estreñimiento puede fluctuar con el tiempo. Cuando no existe estreñimiento, puede ser que las heces sean líquidas con diarrea.

Envejecimiento

A medida que las personas envejecen, la prevalencia del estreñimiento tiende a incrementar. Hasta el 40% de las personas mayores y hasta el 60% de las que se encuentran en instituciones pueden experimentar estreñimiento.

La causa exacta sigue siendo desconocida. Puede ser que a medida que las personas envejecen, los alimentos necesitan más tiempo para pasar por el tracto digestivo. Muchas personas también se movilizan menos, lo que también contribuye al estreñimiento.

Las afecciones médicas, los medicamentos y la poca ingesta de fibra o agua pueden ser otros factores que causan el estreñimiento con la edad.

Cambios en la rutina

Cuando una persona viaja, por ejemplo, cambia su rutina usual. Esto puede afectar el sistema digestivo. En un artículo de 2008, los científicos preguntaron a 83 personas sobre los cambios digestivos que experimentaron mientras viajaban fuera de Estados Unidos.

Los resultados demostraron que el 9% de las personas experimentaron estreñimiento cuando viajaron a otro país.

Las comidas, dormir y usar el baño en horas distintas a las usuales podrían incrementar el riesgo de estreñimiento.

Uso excesivo de laxantes

Algunas personas se preocupan porque no van al baño lo suficiente, y por eso toman laxantes para intentar resolver este problema. Los laxantes pueden ayudar a defecar, pero el uso regular de ciertos laxantes hace que el cuerpo se acostumbre a su efecto.

Esto puede causar que una persona continúe tomando laxantes cuando ya no los necesitan. La persona también puede necesitar dosis más altas para obtener el mismo efecto.

En otras palabras, los laxantes pueden formar hábitos; especialmente los laxantes estimulantes. Esto significa que mientras más dependa una persona de los laxantes, mayor será el riesgo de estreñimiento cuando los deje de usar.

El uso excesivo de laxantes también puede causar:

  • deshidratación
  • un desequilibrio de electrolitos
  • daño a órganos internos

Algunas de estas complicaciones pueden ser mortales. Por esta razón, las personas deberían hablar con un médico antes de empezar a usar laxantes.

No ir al baño cuando es necesario

Si una persona ignora la necesidad de defecar, la necesidad podría desaparecer gradualmente hasta que ya no sienta la necesidad.

Sin embargo, mientras más tiempo tarde, más secas y duras serán las heces. Esto incrementará el riesgo de retener las heces.

No beber suficiente agua

Tomar suficiente agua regularmente ayuda a reducir el riesgo del estreñimiento.

Otros líquidos adecuados incluyen los jugos de frutas y verduras endulzados naturalmente y las sopas claras.

Es importante observar que algunos líquidos pueden incrementar el riesgo de la deshidratación y empeorar el estreñimiento para algunas personas. Por ejemplo, las personas propensas al estreñimiento deberían de limitar su ingesta de sodas con cafeína, café y alcohol.

Problemas colorrectales

Algunas afecciones médicas que afectan el colon pueden impedir y restringir el paso de las heces, lo que causa el estreñimiento.

Los ejemplos de dichas afecciones incluyen:

  • tumores cancerígenos
  • una hernia
  • cicatrices
  • diverticulitis
  • estenosis colorrectal, que es un estrechamiento anormal del colon o recto
  • enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

Otras afecciones

Algunas otras afecciones médicas también pueden causar o contribuir al estreñimiento.

Estas incluyen:

Afecciones neurológicas: La esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, el accidente cerebrovascular, las lesiones de la columna vertebral y la seudoobstrucción crónica intestinal pueden causar estreñimiento.

Enfermedades que involucran la función hormonal, electrolitos o función renal: Estas incluyen uremia, diabetes, hipercalcemia e hipotiroidismo.

Obstrucción intestinal: Esto puede ocurrir si un tumor bloquea o aprieta parte del sistema digestivo.

Afecciones que afectan el sistema digestivo: El estreñimiento puede ocurrir con la enfermedad celíaca, EII y otras afecciones inflamatorias.

Tratamiento contra el cáncer: La quimioterapia y los analgésicos opioides también pueden desencadenar el estreñimiento.

El estreñimiento puede ocasionalmente afectar a niños y bebés. Las siguientes secciones hablarán de esto con más detalle.

Recién nacidos

Si un recién nacido no defeca meconio, sus primeras heces sólidas 48 horas después de nacer, podría tener la enfermedad de Hirschsprung.

Esta es una afección en la que ciertas células nerviosas no existen en parte del intestino grueso. Las heces no se pueden mover en el área afectada del colon, lo que causa una acumulación.

Un médico usualmente podrá detectar estos síntomas y recomendar el tratamiento con cirugía. En la mayoría de los casos, el pronóstico es bueno para los bebés que nacen con esta afección.

Niños pequeños

Generalmente, no hay problema si un bebé lactante no defeca por una semana. Los niños lactantes usualmente no experimentan estreñimiento.

Sin embargo, si los padres o cuidadores están preocupados por las heces del bebé, pueden buscar asesoría médica.

Comúnmente, el estreñimiento puede ocurrir:

  • cuando un niño empieza a alimentarse con fórmula
  • durante el destete
  • durante el entreno para el baño
  • en momentos de estrés

Si un niño experimenta estreñimiento mientras se alimenta con fórmula, puede beneficiarse de tomar agua adicional entre comidas. Sin embargo, los padres y cuidadores no deberán agregar más agua a la fórmula.

Si el niño ya está consumiendo sólidos, es posible que necesite más fibra y agua en su dieta. Las frutas pueden ser una buena opción. Sin embargo, no obligue a los niños a comer si no desean, ya que esto causa o agrega estrés.

Durante el entrenamiento para dejar los pañales, el estreñimiento puede ocurrir si un niño se siente estresado, especialmente si están ocurriendo otros cambios, como empezar la guardería. Puede ayudar darle suficiente tiempo al niño para que defeque.

Además de no defecar, algunos síntomas que indican estreñimiento en los niños incluyen:

  • un abdomen firme o distendido
  • poca energía
  • reducción del apetito
  • irritabilidad

Según una fuente, aproximadamente el 40% de las mujeres experimentaron estreñimiento durante el embarazo.

Esto puede resultar de:

  • cambios hormonales
  • cambios físicos, como cuando el útero presiona los intestinos
  • cambios alimenticios y actividad física

Muchas mujeres toman suplementos de hierro durante el embarazo. Estos pueden contribuir al estreñimiento y otros cambios en los hábitos intestinales.

El estreñimiento usualmente se soluciona sin necesidad de un tratamiento recetado. En la mayoría de los casos, hacer cambios en el estilo de vida, como hacer más ejercicio, comer más fibra y tomar más agua, puede ayudar.

Tomarse el tiempo para defecar, sin estrés o interrupción, también puede ayudar. Las personas no deberían ignorar el deseo de ir al baño.

Los laxantes pueden mejorar los síntomas a corto plazo, pero las personas deberían de utilizarlos con cuidado y solo cuando sea necesario. Esto se debe a que algunos laxantes pueden tener efectos secundarios graves.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) sugiere a las personas que verifiquen con su médico antes de usarlos, y seguir cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta.

Si el estreñimiento persiste, las personas deberían consultar a un médico. Es posible que necesiten medicamentos más fuertes. El médico también puede realizar pruebas por cualquier condición subyacente.

Mantener un registro de las deposiciones, características de las heces y factores dietéticos y de otro tipo puede ayudar a encontrar un tratamiento adecuado.

Laxantes

Algunos laxantes son de venta libre mientras que otros están disponibles con receta.

Las personas solo deberían de considerar usar laxantes si no ha ayudado hacer cambios en el estilo de vida. Es mejor verificar con un médico antes de usarlos.

Los siguientes son algunos laxantes y ablandadores de heces que pueden ayudar a aliviar el estreñimiento:

Suplementos de fibra: También conocidos como laxantes que aumentan el volumen, estos pueden ser la opción más segura. FiberCon es un ejemplo. Las personas deberían de tomarlos con suficiente agua. Los laxantes que aumentan el volumen están disponibles en farmacias y para comprar en línea.

Estimulantes: Estos causan que los músculos en los intestinos se contraigan rítmicamente. Senokot es un ejemplo.

Lubricantes: Esto ayuda a que las heces se muevan fácilmente a través del colon. Un ejemplo es el aceite mineral (Fleet).

Ablandadores de heces: Estos humedecen las heces. Los ejemplos incluyen Colace y Surfak.

Osmóticos: Estos llevan el agua al colon para hidratar las heces y facilitar la deposición. Los laxantes salinos son un tipo de osmótico.

Agentes neuromusculares: Estos incluyen antagonistas opioides y agonistas 5-HT4. Funcionan en receptores específicos para regular la deposición a través del intestino.

Otras opciones de tratamiento

Si los laxantes no funcionan, es posible que un médico necesite eliminar las heces retenidas manual o quirúrgicamente.

Si el estreñimiento no responde al tratamiento o si existen otros síntomas, es posible que un médico sugiera un estudio de imágenes abdominales, como ultrasonido, resonancia magnética (IRM) o rayos X, para ver si existe obstrucción debido a un proceso patológico subyacente en el intestino.

Si es así, es posible que una persona necesite medicamentos recetados específicos o una cirugía para resolverlo. Dependiendo de los resultados de las pruebas y la respuesta de la persona a la terapia médica o quirúrgica, también es posible que necesite más tratamiento.

Algunos métodos para aliviar el estreñimiento sin usar medicamento incluyen:

Incrementar la ingesta de fibra

Los adultos deberían de comer 25 a 31 gramos de fibra todos los días. Las frutas y verduras frescas, al igual que los cereales fortificados, son ricos en fibra.

Agregar agentes de volumen que contienen fibra a los alimentos puede ayudar a ablandar las heces y facilitar la deposición. Una opción es esparcir una cucharada de salvado de trigo sobre los cereales del desayuno o agregarlo a un yogur o batido.

Tomar agua

El agua puede ayudar a rehidratar el cuerpo y evitar el estreñimiento.

Hacer ejercicio regularmente

Esto puede ayudar a hacer los procesos corporales más regulares, incluyendo defecar.

Establecer una rutina

Tener un lugar y una hora del día habituales para ir al baño sin forzar las heces.

Evitar retener las heces

Responder a las necesidades del cuerpo para defecar puede ayudar a evitar el estreñimiento.

Elevar los pies

Algunas personas consideran más fácil evacuar las heces durante la defecación si colocan sus pies en una plataforma baja, como una grada de modo que sus rodillas queden sobre el nivel de la cadera.

Remedios complementarios y alternativos

Otras posibles terapias incluyen acupuntura, masaje, remedios de hierbas y moxibustión, que involucra estimular los puntos de acupuntura con artemisa.

Un estudio de 2015 concluyó que la acupuntura y los remedios a base de hierbas pueden ayudar, pero que se necesita más evidencia para confirmar la utilidad de estos métodos.

Dicho esto, el uso de remedios herbales es complejo y las personas siempre deberían hablar con un médico antes de intentar algo nuevo, ya que pueden tener efectos adversos.

Cualquier persona que tenga alguna inquietud sobre el estreñimiento deberá hablar con su médico.

Las personas deberían de buscar atención médica por estreñimiento si se desarrollan los siguientes síntomas:

  • molestia grave o con síntomas que empeoran
  • estreñimiento que empieza repentinamente sin una razón clara
  • estreñimiento constante que no responde a los cambios de estilo de vida
  • sangre en las heces o hemorragia en el recto
  • dolor constante en el abdomen o espalda baja
  • dificultad para expulsar gases
  • fiebre
  • vómitos
  • pérdida inesperada de peso

El estreñimiento es un incidente común que puede ser causado por hábitos alimenticios, afecciones médicas y una diversidad de otros factores.

Si es posible, es mejor solucionarlo usando remedios caseros, como comer más fibra, tomar más agua y hacer ejercicio regularmente.

Si una persona tiene síntomas graves o molestias, si el estreñimiento comienza repentinamente, o si los síntomas empeoran, deberá hablar con su médico.

Leer el artículo en inglés