La fatiga es un síntoma común de la diabetes y puede aparecer debido a niveles altos de azúcar en la sangre, así como otros síntomas y complicaciones de la afección. Algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a una persona a controlar la fatiga por diabetes.

La fatiga y el cansancio no son lo mismo. Cuando una persona está cansada, usualmente se siente mejor después de descansar. Cuando una persona tiene fatiga crónica, es posible que el descanso no alivie la sensación de extenuación y letargo.

Según la Sociedad de Diabetes de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés), un estudio demostró que el 61 por ciento de las personas con diabetes tipo 2, diagnosticada recientemente, reportó la fatiga como un síntoma. El mismo estudio determinó que la fatiga es el segundo síntoma más común en este grupo.

En este artículo, vemos la relación entre la diabetes y la fatiga. Además, proporcionamos consejos sobre cómo manejar este síntoma potencialmente molesto.

Tired woman holding head because of diabetes fatigueShare on Pinterest
La fatiga es un síntoma común de la diabetes.

La fatiga es un síntoma común de la diabetes. Existen muchas razones por las que la diabetes puede causar fatiga, incluyendo:

  • cambios en los niveles de azúcar en la sangre
  • otros síntomas de la diabetes
  • complicaciones de la diabetes
  • problemas mentales y emocionales causados por la diabetes
  • sobrepeso

Cambios en los niveles de azúcar en la sangre

La diabetes afecta la forma en la que el cuerpo regula y usa el azúcar en la sangre.

Cuando una persona come, el cuerpo descompone los alimentos en azúcares simples o en glucosa. En las personas con diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina o el cuerpo no usa la insulina de forma eficiente. Las células necesitan absorber glucosa de la sangre.

Si las células no toman suficiente glucosa, puede acumularse en la sangre. Las células necesitan glucosa para proporcionar energía.

La fatiga y la debilidad podrían aparecer cuando las células no obtienen suficiente glucosa. Los medicamentos para la diabetes, como la insulina o metformina, ayudan a que más de esta azúcar se mueva hacia las células y evitan que se acumule hasta niveles dañinos en la sangre.

Un posible efecto secundario de los medicamentos para la diabetes es que bajen los niveles de azúcar en la sangre, o la hipoglucemia.

El azúcar baja en la sangre también puede causar fatiga, especialmente en personas que no reciben la advertencia de que sus niveles de azúcar en sangre están bajando. Una persona también puede sentirse fatigada después del tratamiento de azúcar en la sangre.

Otros síntomas de la diabetes

Otros síntomas de la diabetes también pueden contribuir a que una persona experimente fatiga, incluyendo:

  • micción frecuente
  • sed intensa
  • hambre extrema, a pesar de haber comido
  • pérdida de peso inexplicable
  • visión borrosa

Aunque no todos estos síntomas cuentan directamente para sentir fatiga, muchos pueden contribuir con una sensación general de malestar. Estas sensaciones persistentes y molestas pueden tener efectos mentales y físicos graves que pueden hacer que se desarrolle fatiga.

Algunos de los síntomas de la diabetes también podrían interrumpir el patrón de sueño de una persona. Por ejemplo, una persona con la afección podría despertarse varias veces durante la noche para usar el baño o tomar algo.

De manera similar, la molestia en las extremidades, manos y pies puede hacer que una persona con diabetes tenga dificultad para dormir y permanecer dormida.

Esta interrupción en el ciclo de sueño de una persona puede hacer que aumente la sensación de fatiga.

Complicaciones de la diabetes

Heart disease is a potential complication of diabetes.Share on Pinterest
Controlar la diabetes puede ayudar a prevenir complicaciones como enfermedad cardíaca.

Las personas con diabetes podrían desarrollar complicaciones que contribuyen a la sensación de fatiga.

Estas complicaciones usualmente se desarrollan en una persona que tiene la afección cuando sus niveles de azúcar en la sangre permanecen demasiado altos.

Las posibles complicaciones incluyen:

  • problemas renales, incluyendo deficiencia renal
  • infecciones recurrentes
  • enfermedad cardíaca
  • daño neurológico, también conocido como neuropatía diabética

Efectos adversos de la medicación para la diabetes

Ciertos medicamentos que una persona podría usar para tratar las complicaciones de la diabetes y otros problemas médicos también pueden causar efectos adversos que contribuyen a la fatiga.

Entre los medicamentos que pueden causar fatiga se incluyen los siguientes:

  • Corticosteroides: Una persona con diabetes podría necesitar tomar corticosteroides, como prednisona, para tratar la inflamación, dolor y molestias que se desarrollan debido a otras afecciones y enfermedades.
  • Estatinas: Un médico podría recetar estatinas para reducir los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”, en sangre.
  • Diuréticos: Las personas usan principalmente diuréticos para tratar la presión arterial alta. Estos hacen que las personas orinen más de lo normal.
  • La diabetes algunas veces aumenta la frecuencia urinaria, así que este efecto secundario puede ser particularmente fuerte para las personas que tienen la afección.
  • Betabloqueantes: Los médicos recomiendan betabloqueantes para las personas que tienen presión arterial alta y ansiedad. Sin embargo, su efecto reductor en el ritmo cardíaco de una persona podría causar fatiga crónica como efecto adverso.

Junto con los síntomas de la diabetes que contribuyen a la fatiga, los betabloqueantes pueden tener efectos secundarios particularmente fuertes en las personas con diabetes.

Salud mental y emocional

Vivir con diabetes con frecuencia puede afectar la salud mental y emocional de una persona.

Según un estudio de 2016 con 90,686 participantes, las personas con diabetes pueden tener de 2 a 3 veces más probabilidades de experimentar depresión que las personas que no tienen la afección.

El mismo estudio determinó que la ansiedad prevalecía más en personas que sabían que tenían diabetes debido a sus problemas médicos.

Tanto la depresión como la ansiedad pueden hacer que aumente la sensación de fatiga debido a la interrupción del sueño.

La depresión también puede afectar adversamente el control del azúcar en la sangre, que puede aumentar el riesgo de fatiga.

De hecho, muchos de los síntomas de la depresión se relacionan directamente con la fatiga, incluyendo:

  • cambios en los patrones de sueño
  • despertar demasiado temprano o no poder volver a dormir
  • pérdida de energía

Tener sobrepeso

Muchas personas con diabetes, especialmente las que tienen diabetes tipo 2, tienen sobrepeso o son obesas. El exceso de peso corporal podría también contribuir a la fatiga.

Las razones para la relación entre tener sobrepeso y fatiga pueden incluir:

  • Elecciones en el estilo de vida que pueden causar aumento de peso, como la falta de ejercicio o una dieta que contiene demasiada comida procesada o chatarra.
  • El aumento de energía que usa una persona cuando debe mover peso corporal adicional.
  • Interrupción del sueño por algunas complicaciones del sobrepeso, como la apnea del sueño.

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a una persona a controlar la diabetes y los síntomas de fatiga.

Los ajustes efectivos al estilo de vida pueden incluir:

  • mantener un peso saludable o perder peso, si es necesario
  • hacer ejercicio regularmente
  • seguir una dieta saludable
  • practicar una buena higiene del sueño con horarios regulares para dormir, 7 a 9 horas de sueño, y relajarse antes de ir a la cama
  • controlar y limitar el estrés
  • buscar apoyo de los amigos y familiares

Para reducir la fatiga, también es esencial que una persona controle adecuadamente la diabetes y cualquier afección relacionada. Lograr esto requiere las siguientes medidas:

  • monitorear regularmente los niveles de azúcar en la sangre
  • seguir una dieta que limite los carbohidratos refinados y las azúcares simples
  • tomar todos los medicamentos recetados para la diabetes y seguir las instrucciones del médico cuidadosamente
  • buscar tratamiento adecuado para cualquier afección relacionada como enfermedad cardiovascular, enfermedad renal y depresión

Share on Pinterest
Algunos tipos de medicamentos pueden causar fatiga como efecto secundario.

Algunos tipos de medicamentos pueden causar fatiga como efecto secundario.

Una persona con diabetes podría tener fatiga debido a factores ajenos a su afección.

La fatiga podría desarrollarse por las siguientes razones:

  • enfermedad aguda
  • estrés no relacionado
  • anemia
  • artritis u otras afecciones crónicas que causan inflamación
  • desequilibrio hormonal
  • apnea del sueño

Cuándo consultar al médico

Una persona con diabetes debería ver a su médico regularmente para controlar y monitorear su diabetes.

Es posible que también desee consultar con un médico que se especialice en tratar la fatiga nueva o la que empeora y que interfiere con la vida diaria.

Las personas deberían buscar atención médica para la fatiga que aparece junto con otros síntomas, como fiebre, escalofríos o malestares, ya que estos podrían indicar una infección.

Las personas con diabetes usualmente experimentan fatiga persistente.

Las causas de la fatiga pueden incluir niveles altos de azúcar en la sangre, depresión, sobrepeso, ciertos medicamentos y afecciones médicas similares.

Aunque la fatiga puede interferir con la vida diaria de una persona, controlar los niveles de azúcar en la sangre e implementar cambios en el estilo de vida puede mejorar los niveles de energía y reducir el cansancio y letargo.

Lee el artículo en inglés.

Edición en español por Stella Miranda el 2 de junio de 2021.

Versión original escrita el 26 de abril de 2019.

Última revisión médica realizada el 26 de abril de 2019.