Las manchas de Fordyce son pequeñas protuberancias que aparecen en el cuerpo del pene, los labios de la vagina, el escroto o cerca de los labios de la boca. Pueden ser de color rojo pálido, amarillo claro o color piel.

También se conocen como granos de Fordyce y prominencia sebácea. Son comunes en los hombres y las mujeres.

Estas manchas inofensivas pueden causar preocupación debido a su apariencia, pero no representan ningún riesgo para la salud. Son solamente un problema cosmético.

hair diagram
Las manchas de Fordyce involucran las glándulas que producen el sebo de la piel. El tratamiento para estas manchas es simplemente cosmético.

La mayoría de los doctores no aconsejan tratarlas. Los dermatólogos y otros doctores enfatizan que es normal que las manchas de Fordyce aparezcan en el cuerpo y no son peligrosas para la salud humana.

Sin embargo, existen varios tratamientos cosméticos disponibles. Es posible que una persona tenga que pagar por el tratamiento para eliminar las manchas, ya que las compañías aseguradoras generalmente no cubren tratamientos cosméticos.

Electrodesecación

La electrodesecación o el tratamiento láser con dióxido de carbono (CO2) se ha usado con cierto éxito para hacer las manchas menos visibles. Este tratamiento resuelve el problema simplemente cosmético de esta afección de la piel.

Láser de colorante pulsado

Este también ha sido efectivo en algunos casos. Este es un tratamiento láser que generalmente se usa para un trastorno conocido como hiperplasia de las glándulas sebáceas, donde las glándulas que causan las manchas de Fordyce aumentan de tamaño.

El láser de colorante pulsado tiende a dejar menos cicatrices que otros métodos. Sin embargo, puede ser costoso.

En la mayoría de los casos, los métodos de tratamiento mencionados anteriormente no son suficientemente efectivos para la mayoría de las personas.

Técnica de micropunción

Investigadores reportaron resultados prometedores de la técnica de micropunción en Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery.

Un estudio retrospectivo que incluyó a 23 personas de 2003 a 2011 logró resultados satisfactorios funcionales y cosméticos. El estudio agregó que hasta ahora, no ha habido señales de recurrencia por entre 12 a 84 meses durante el periodo en el cual la persona está siendo observada después del procedimiento.

Share on Pinterest
Un hombre de 30 años diagnosticado con manchas de Fordyce.
Crédito de imagen: Asociación Médica de Hong Kong

Un hombre de 30 años diagnosticado con manchas de Fordyce.
Crédito de imagen: Asociación Médica de Hong Kong

Una mancha de Fordyce es un tipo de glándula sebácea que aparece en un lugar inusual del cuerpo. Estas se conocen como glándulas sebáceas ectópicas.

No se sabe qué causa las manchas de Fordyce, pero algunos estudios han relacionado su desarrollo a los cambios hormonales, y otros sugieren que empiezan a formarse cuando el embrión empieza a crecer en el vientre.

Sin embargo, aunque estas glándulas técnicamente no están en su lugar adecuado, no se relacionan con ninguna enfermedad o afección.

Los dermatólogos advierten que solo son un problema cosmético. A las personas que tienen manchas de Fordyce podrían no gustarles cómo lucen, pero no representan ningún riesgo a la salud física.

Los expertos dicen que las manchas de Fordyce son naturales y ocurren en cierta medida a la mayoría de las personas.

Las manchas de Fordyce son pequeñas protuberancias o manchas pálidas que tienen entre 1 y 3 milímetros (mm) de diámetro.

Normalmente están rodeadas de piel de color amarillo, blanco o rojo claro, y son visibles en las siguientes áreas del cuerpo:

  • el cuerpo del pene y el escroto
  • el punto en la cara en el que se unen los labios y la piel, conocido como bermellón
  • los labios vaginales

En el cuerpo del pene, el escroto y los labios vaginales, pueden parecer como pápulas rojo claro o moradas, o pueden ser de color pálido. Pueden aparecer solas o en grupos de 50 a 100 manchas. Se hacen más pronunciadas cuando la piel se estira.

No causan dolor ni picazón. En algunos casos, pueden sangrar durante o después de las relaciones sexuales.

No son infecciosas y no se pueden transmitir de una persona a otra. Algunos hombres con manchas de Fordyce pueden preguntarse si tienen una infección de transmisión sexual (ITS) o un tipo de cáncer, pero con frecuencia son inofensivas.

Para muchas personas que tengan un brote significativo de estas manchas en el bermellón del labio, existe riesgo de sufrir ansiedad y depresión debido a que a veces tienen una apariencia antiestética.

Los ojos y labios son partes prominentes de la cara. Las manchas en estas áreas pueden afectar a las personas emocionalmente.

Las personas con síntomas en sus genitales pueden sentirse avergonzadas o preocupadas sobre lo que podrían pensar sus parejas sexuales. En algunos casos, las manchas pueden sangrar si se lesionan o durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, no existen complicaciones físicas de las manchas de Fordyce.

Aunque las causas de las manchas son ampliamente desconocidas, pueden estar relacionadas a diferentes tipos de piel y otras enfermedades.

Las manchas de Fordyce son dos veces más comunes en los hombres que en las mujeres y también tienen más probabilidad de ocurrir en la piel grasosa.

Las manchas alrededor de la boca y los ojos también han estado relacionadas con la hiperlipidemia, y una investigación ha demostrado vínculos entre las manchas de Fordyce y otros factores de riesgo para las enfermedades del corazón y las arterias.

Es común que las personas con manchas de Fordyce en sus labios visiten varios dermatólogos y cirujanos plásticos y que pocas personas las puedan identificar.

Si notas cualquier cambio en los genitales o el rostro, deberías consultar con un médico. Sin embargo, las manchas de Fordyce no son un problema médico urgente.

Leer el artículo en inglés