La pancolitis es una forma de colitis ulcerosa que afecta todo el intestino grueso. Es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

Su nombre completo es pancolitis ulcerosa y también es conocida a veces como colitis total o colitis universal.

La pancolitis es una afección crónica, lo que significa que se desarrolla durante un período prolongado y actualmente no existe una cura.

Image of the colon - pancolitis
La pancolitis afecta al intestino grueso.

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica autoinmune que afecta el colon. Al final del colon se encuentra el recto, el cual almacena las heces antes de que salgan del cuerpo.

En la colitis ulcerosa, úlceras pequeñas pueden desarrollarse en el colon, produciendo pus y moco. Esto puede causar molestias abdominales, diarrea y sangrado rectal.

Los expertos estiman que aproximadamente el 20% de las personas que tienen colitis ulcerosa tendrán pancolitis.

Otros tipos de colitis ulcerosa incluyen:

  • proctitis
  • proctosigmoiditis
  • colitis del lado izquierdo

Los principales síntomas de la pancolitis son:

  • diarrea recurrente, que puede contener sangre, moco o pus
  • dolor abdominal y cólicos
  • una necesidad urgente de evacuar los intestinos

Otros síntomas usuales de la pancolitis pueden incluir:

  • tenesmo — la necesidad de defecar aun cuando no hay nada en el intestino
  • fatiga o cansancio extremo
  • pérdida de peso
  • pérdida de apetito
  • fiebre
  • sudores nocturnos

Ataques

Si una persona no ha experimentado síntomas de pancolitis durante un período extenso y luego regresan repentinamente, a esto se le conoce como un brote o recaída.

Durante un brote, una persona también puede experimentar síntomas en otras partes del cuerpo:

  • dolor e inflamación en las articulaciones
  • úlceras en la boca
  • piel roja, adolorida e inflamada
  • ojos irritados y rojos
  • dificultad para respirar
  • ritmo cardíaco rápido o irregular
  • temperatura alta
  • heces con sangre

Stress may lead to pancolitis
Detonantes desconocidos como la dieta, bacterias y estrés pueden causar el desarrollo de colitis ulcerosa.

La colitis ulcerosa es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Es una afección autoinmune, lo que significa que, en lugar de defender el cuerpo contra infecciones, el sistema inmunitario se confunde y ataca el tejido sano.

La causa exacta de la colitis ulcerosa es desconocida, pero los científicos consideran que una combinación de factores causa el desarrollo de la enfermedad.

Los diferentes factores incluyen:

  • una predisposición genética, que está presente desde el nacimiento
  • una reacción anormal del sistema digestivo a las bacterias en el intestino
  • activadores desconocidos, como virus, bacterias, estrés o dieta
  • respuesta inmune anormal

Aunque las personas de cualquier edad pueden desarrollar pancolitis, es diagnosticado con más frecuencia en las de entre 15 y 26 años de edad.

Tanto los hombres como las mujeres se ven afectados de igual manera.

Para determinar si una persona tiene pancolitis, el médico le preguntará sobre sus síntomas, salud general e historial médico.

El médico también podría realizar un examen físico y tomar muestras de heces y sangre para identificar señales de infección e inflamación, entre otras cosas.

Si el médico sospecha cualquier forma de enfermedad inflamatoria intestinal, podría pedir pruebas adicionales, incluyendo:

  • Pruebas de sangre para ver el recuento de glóbulos y marcadores inflamatorios.
  • Radiografías o tomografía computarizada (TC) para descartar las complicaciones graves dentro del abdomen si existen otras señales o síntomas de inquietud.
  • Colonoscopia — un tubo flexible que contiene una cámara, llamada colonoscopio — para examinar el colon. Durante una colonoscopia, el cirujano puede tomar una biopsia. Es necesario evacuar el colon antes de realizar una colonoscopia. El procedimiento toma aproximadamente 30 minutos y puede ser incómodo.

El tratamiento para la pancolitis dependerá de cuán grave es la afección y cuánto afectan los síntomas la vida de la persona.

Aunque no existe una cura, los dos enfoques principales del tratamiento son reducir los síntomas hasta que desaparezcan, lo que se conoce como remisión, y luego mantener la remisión.

Los dos tipos de tratamiento disponibles actualmente para la pancolitis son los medicamentos y la cirugía.

Medicamento

Las cuatro formas principales de medicamento administrado para tratar la pancolitis son:

  • Aminosalicilatos (ASA) para reducir la inflamación. La medicina está disponible como una tableta o cápsula, como un supositorio en el recto o a través de un enema. Se receta para casos leves o moderados y raras veces tiene efectos secundarios.
  • Corticosteroides también se usan para reducir la inflamación. Este poderoso medicamento puede administrarse oralmente, como un supositorio o a través de un enema. No se usa como un tratamiento de largo plazo, ya que los corticosteroides pueden causar graves efectos secundarios como osteoporosis y cataratas.
  • Immunomoduladores para reducir la actividad del sistema inmunitario. Pueden tomarse en forma de tableta para tratar los ataques leves o moderados. Los moduladores inmunológicos pueden hacer que algunas personas sean vulnerables a la infección y propensas a la anemia.
  • Los biológicos se enfocan en componentes específicos del sistema inmunitario relacionados con la inflamación. Las personas toman los biológicos mediante infusión intravenosa (IV) o inyección.

Cirugía

surgeons working on a patient
Una opción de tratamiento para la pancolitis puede ser la cirugía, que debería considerarse cuidadosamente.

Si los ataques están afectando gravemente la calidad de vida de una persona o la persona no responde a los medicamentos, la cirugía es una opción.

La cirugía usualmente consiste en la extirpación total del colon, lo que significa que no existe ninguna posibilidad de que la colitis ulcerosa regrese.

Sin embargo, cualquier persona que considere someterse a una cirugía debe considerar las consecuencias muy seriamente.

Una vez que se ha extirpado el colon, desechos dejarán el cuerpo desde el intestino delgado a través de un agujereo en el abdomen. El desperdicio pasa hacia una bolsa especial, conocida como ileostomía.

Luego, una segunda cirugía puede realizarse en otro momento para crear una bolsa interna llamada bolsa ileoanal. Esta bolsa conecta el intestino delgado al ano, lo que permite que las heces pasen normalmente.

Puede haber algunas complicaciones muy graves relacionadas con la pancolitis:

  • Cáncer: mientras más tiempo haya tenido la persona pancolitis, mayor será el riesgo de desarrollar cáncer de intestino.
  • Megacolon tóxico: cuando la inflamación es muy grave y el tamaño del colon se dilata. Los síntomas incluyen: fiebre, dolor abdominal, deshidratación, desnutrición y ruptura colónica. Esta es una cirugía de emergencia.
  • Anemia: falta de hierro en la sangre, causada por la pérdida de sangre debido a la afección.
  • Colitis fulminante: una forma rara y grave de pancolitis. Los síntomas incluyen: deshidratación, dolor abdominal intenso, diarrea con sangre y shock.

La pancolitis es una afección crónica sin cura y las personas que viven con ella pueden experimentar problemas prácticos y emocionales significativos.

Cuando alguien tiene un brote, es posible que tenga que limitar o cambiar sus actividades. Sin embargo, durante los períodos de remisión la mayoría de las personas pueden llevar una vida normal y saludable.

La pancolitis puede afectar las relaciones y el trabajo, pero puede ayudar hablar y buscar apoyo emocional de la familia, amigos y médicos.

Leer el artículo en inglés