La psicología se define como el estudio de la mente y el comportamiento, según la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA). Es el estudio de la mente, cómo funciona y cómo afecta el comportamiento.

La APA agrega que “abarca todos los aspectos de la experiencia humana, desde las funciones del cerebro hasta las acciones de las naciones, desde el desarrollo infantil hasta el cuidado de los ancianos”.

Los psicólogos y psiquiatras trabajan juntos para ayudar a las personas con problemas de salud mental, pero no son exactamente lo mismo.

Un psicólogo trata a un paciente a través de psicoterapia, ayudando a aliviar los síntomas a través de un cambio en su comportamiento. La función del psiquiatra, que es un médico, se centra más en la prescripción de medicamentos y otras intervenciones para controlar las afecciones de salud mental.

Psychologist
El trabajo de un psicólogo puede abarcar desde aconsejar a personas con ansiedad hasta asesorar a las empresas sobre cómo construir mejores equipos.

La mente es altamente compleja y las afecciones relacionadas con ella pueden ser difíciles de tratar.

Los procesos de pensamiento, las emociones, los recuerdos, los sueños, las percepciones, etc., no se pueden ver físicamente, como una erupción cutánea o un defecto del corazón.

Si bien se pueden observar signos físicos de algunos problemas de salud mental, como las placas que se desarrollan con la enfermedad de Alzheimer, muchas teorías de la psicología se basan en la observación del comportamiento humano.

Un psicólogo certificado se reunirá con los pacientes, llevará a cabo evaluaciones para averiguar cuáles son sus preocupaciones y qué está causando dificultades, y recomendará o brindará tratamiento, por ejemplo, a través de asesoramiento y psicoterapia.

Los psicólogos también pueden tener otras funciones. Pueden llevar a cabo estudios para asesorar a las autoridades de salud y otros organismos sobre estrategias sociales y de otro tipo, evaluar a los niños que tienen dificultades de aprendizaje en la escuela, impartir talleres sobre cómo prevenir el acoso escolar, trabajar con equipos de reclutamiento en empresas y mucho más.

Hay diferentes tipos de psicología que sirven para diferentes propósitos. No hay una forma fija de clasificarlos, aun así, hay algunos tipos comunes.

Psicología clínica

La psicología clínica integra la ciencia, la teoría y la práctica para comprender, predecir y aliviar los problemas de adaptación, discapacidad e incomodidad. Promueve la adaptación, el ajuste y el desarrollo personal.

Un psicólogo clínico se concentra en los aspectos intelectuales, emocionales, biológicos, psicológicos, sociales y conductuales del desempeño humano a lo largo de la vida de una persona, en diferentes culturas y niveles socioeconómicos.

La psicología clínica puede ayudarnos a comprender, prevenir y aliviar la angustia o disfunción por causas psicológicas, y promover el bienestar y el desarrollo personal de un individuo.

La evaluación psicológica y la psicoterapia son fundamentales para la práctica de la psicología clínica, pero los psicólogos clínicos a menudo también participan en la investigación, la capacitación, las pruebas forenses y otras áreas.

Psicología cognitiva

La psicología cognitiva investiga los procesos mentales internos, como la resolución de problemas, la memoria, el aprendizaje y el lenguaje. Analiza cómo las personas piensan, perciben, se comunican, recuerdan y aprenden. Está estrechamente relacionada con la neurociencia, la filosofía y la lingüística.

Los psicólogos cognitivos analizan cómo las personas adquieren, procesan y almacenan la información.

Las aplicaciones prácticas incluyen cómo mejorar la memoria, aumentar la precisión al tomar decisiones o cómo configurar programas educativos para impulsar el aprendizaje.

Psicología del desarrollo

Es el estudio científico de los cambios psicológicos sistemáticos que experimenta una persona a lo largo de la vida, a menudo denominado desarrollo humano.

No solo se enfoca en bebés y niños pequeños sino también en adolescentes, adultos y personas mayores.

Los factores incluyen habilidades motoras, resolución de problemas, comprensión moral, adquisición del lenguaje, emociones, personalidad, concepto del yo y formación de identidad.

También analiza las estructuras mentales innatas frente al aprendizaje a través de la experiencia, o cómo interactúan las características de una persona con factores ambientales y cómo esto impacta el desarrollo.

La psicología del desarrollo coincide con campos como la lingüística.

Psicología evolutiva

La psicología evolutiva analiza cómo el comportamiento humano, por ejemplo el lenguaje, se ha visto afectado por los ajustes psicológicos durante la evolución.

Un psicólogo evolucionista cree que muchos rasgos psicológicos humanos son adaptativos, ya que nos han permitido sobrevivir durante miles de años.

Psicología forense

La psicología forense consiste en aplicar la psicología a la investigación criminal y la ley.

Un psicólogo forense practica la psicología como una ciencia dentro del sistema de justicia penal y los tribunales civiles.

Implica la evaluación de factores psicológicos que pudieran influir en un caso o comportamiento y la presentación de los hallazgos ante una corte.

Psicología de la salud

La psicología de la salud también se denomina medicina conductual o psicología médica.

Observa cómo el comportamiento, la biología y el contexto social influyen en la enfermedad y la salud.

Un médico suele analizar primero las causas biológicas de una enfermedad, pero un psicólogo de la salud se centrará en la persona en su totalidad y en lo que influye en su estado de salud. Esto puede incluir su estado socioeconómico, educación, antecedentes, así como comportamientos que pueden tener un impacto en la enfermedad, como el poder seguir instrucciones y una medicación.

Los psicólogos de la salud generalmente trabajan junto con otros profesionales médicos en entornos clínicos.

Neuropsicología

La neuropsicología analiza la estructura y la función del cerebro en relación con los comportamientos y los procesos psicológicos. La neuropsicología puede intervenir si una afección involucra lesiones en el cerebro, así como hacer evaluaciones que implican registrar la actividad eléctrica en el cerebro.

Se utiliza una evaluación neuropsicológica para determinar si una persona puede experimentar problemas de comportamiento después de una lesión cerebral diagnosticada o que se sospeche, como un derrame cerebral.

Los resultados pueden permitirle a un médico brindar un tratamiento que pueda ayudar al individuo a lograr posibles mejoras en el daño cognitivo que ha tenido.

Psicología ocupacional

Los psicólogos ocupacionales u organizacionales trabajan en la evaluación y la formulación de recomendaciones sobre el desempeño de las personas en el trabajo y en la capacitación.

Ayudan a las empresas a encontrar formas más efectivas de funcionar y a comprender cómo se comportan las personas y los grupos en el trabajo.

Esta información puede ayudar a mejorar la efectividad, la eficiencia, la satisfacción laboral y la retención de los empleados.

Psicología social

La psicología social utiliza métodos científicos para comprender cómo las influencias sociales repercuten en el comportamiento humano. Busca explicar cómo los sentimientos, el comportamiento y los pensamientos están influenciados por la presencia real, imaginaria o implícita de otras personas.

Un psicólogo social analiza el comportamiento grupal, la percepción social, el comportamiento no verbal, la conformidad, la agresión, el prejuicio y el liderazgo. La percepción y la interacción social se consideran claves para comprender el comportamiento social.

Otras ramas incluyen la psicología militar, del consumidor, educativa, transcultural y ambiental. El número de ramas sigue en aumento.

En un contexto filosófico, la psicología existió hace miles de años en la antigua Grecia, Egipto, India, Persia y China.

En 387 a. C., Platón sugirió que el cerebro es donde tienen lugar los procesos mentales, y en 335 a. C. Aristóteles sugirió que era el corazón.

Avicena, el famoso médico musulmán, nacido en 980 d. C., estudió y trató la epilepsia, las pesadillas y la mala memoria. Se dice que los primeros hospitales que trataron afecciones psiquiátricas fueron establecidos por médicos islámicos en la época medieval.

Para 1774, Franz Mesmer propuso que la hipnosis, o “mesmerismo”, podría ayudar a curar algunos tipos de enfermedades mentales.

En 1793, Philippe Pinel liberó a los primeros pacientes con problemas de salud mental del encierro en un movimiento que marcó un movimiento hacia el tratamiento más humano.

En 1879, Wilhelm Wundt, Alemania, fundó la psicología como un campo de estudio experimental independiente. Creó el primer laboratorio que realizó investigación psicológica exclusivamente en la Universidad de Leipzig. Wundt es conocido hoy como el padre de la psicología.

En 1890, el filósofo estadounidense, William James, publicó un libro titulado Principios de Psicología. Fue motivo de estudio de psicólogos de todo el mundo durante muchas décadas. En el mismo año, el estado de New York aprobó la Ley de Cuidado del Estado, por la cual las personas con problemas de salud mental debían dejar sus hogares pobres e ingresar al hospital para recibir tratamiento.

En 1890, se fundó la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA), bajo la dirección de G. Stanley Hall.

Hermann Abbingaus, que vivió entre 1850 y 1909 y trabajó en la Universidad de Berlín, fue el primer psicólogo en estudiar la memoria de manera exhaustiva.

Ivan Pavlov, que vivió desde 1849 hasta 1936, realizó el famoso experimento que mostró que los perros salivaban cuando esperaban comida, introduciendo el concepto de “condicionamiento”.

El austríaco Sigmund Freud, que vivió desde 1856 hasta 1939, introdujo el campo del psicoanálisis, un tipo de psicoterapia. Utilizó métodos interpretativos, introspección y observaciones clínicas para comprender la mente.

Se centró en resolver conflictos inconscientes, angustia mental y psicopatología. Freud argumentó que el inconsciente era responsable de la mayoría de los pensamientos y el comportamiento de las personas, y de los problemas de salud mental.

Edward B. Titchener, un estadounidense, firme creyente en el estructuralismo, se enfoca en la pregunta: “¿Qué es la conciencia?”

William James y John Dewey, que creían firmemente en el funcionalismo, abordaron el tema “¿Para qué sirve la conciencia?”

El debate entre los funcionalistas y los estructuralistas condujo a un rápido crecimiento en el interés por la psicología en los Estados Unidos y en otros lugares, y al establecimiento del primer laboratorio de psicología en los Estados Unidos, en la Universidad Johns Hopkins.

Conductismo

En 1913, un psicólogo estadounidense, John B. Watson, fundó un nuevo movimiento que cambió el enfoque de la psicología.

Argumentó que el comportamiento no es el resultado de procesos mentales internos, sino el resultado de cómo respondemos al medio ambiente.

El conductismo se centró en cómo las personas aprenden nuevos comportamientos del medio ambiente.

Humanismo

Los humanistas vieron el conductismo y la teoría psicoanalítica como demasiado deshumanizantes.

En lugar de ser víctimas del medio ambiente o del subconsciente, propusieron que los humanos son innatamente buenos y que nuestros propios procesos mentales desempeñan un papel activo en nuestro comportamiento.

El movimiento humanista valora mucho las emociones, el libre albedrío y una visión subjetiva de la experiencia.

Teoría cognitiva

Introducida en la década de 1970, esta teoría se considera como la escuela de pensamiento más reciente en psicología.

Los teóricos cognitivos creen que tomamos información de nuestro entorno a través de nuestros sentidos y luego procesamos los datos mentalmente al organizarlos, manipularlos, recordarlos y relacionarlos con la información que ya tenemos almacenada.

La teoría cognitiva se aplica al lenguaje, la memoria, el aprendizaje, los sistemas perceptivos, los trastornos mentales y los sueños.

En la actualidad

Hoy en día, los psicólogos estudian todos estos enfoques y eligen lo que parece ser mejor de cada enfoque para una situación en particular.

Según la Asociación Americana de Psicología (APA), en los EE. UU., Un psicólogo puede obtener la matrícula para ejercer con un doctorado en el campo de la psicología en una universidad acreditada. Además, cada país tiene requisitos específicos para obtener la matrícula o licencia.

Leer el artículo en inglés