El reflujo gástrico es una afección común que causa una sensación dolorosa de ardor, conocido como acidez estomacal, en la parte inferior del pecho. Ocurre cuando el ácido del estómago regresa al esófago.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se diagnostica cuando se tiene reflujo gástrico más de dos veces por semana.

Las cifras exactas varían, pero las enfermedades que resultan del reflujo gástrico representan el problema intestinal más común en los hospitales en los Estados Unidos.

El Colegio Americano de Gastroenterología dice que más de 60 millones de estadounidenses experimentan acidez estomacal al menos una vez al mes, y al menos 15 millones de forma diaria.

La ERGE es más común en los países occidentales, y afecta a aproximadamente del 20% al 30% de la población.

La acidez estomacal crónica puede tener complicaciones graves.

A person's diet can increase their risk of acid reflux.
La dieta puede aumentar el riesgo de padecer reflujo gástrico.

El reflujo gástrico ocurre cuando parte del contenido ácido del estómago sube hacia la garganta por el esófago, el cual mueve a los alimentos desde la boca hacia el estómago. En inglés, el término para la acidez estomacal es “heartburn,” un término que traducido literalmente significa ardor del corazón, pero la acidez estomacal no tiene nada que ver con este órgano.

El estómago contiene ácido clorhídrico, un ácido fuerte que ayuda a descomponer los alimentos y protege contra los patógenos como las bacterias.

El revestimiento del estómago está especialmente adaptado para protegerlo de este poderoso ácido, pero el esófago no lo está.

Un anillo muscular, el esfínter gastroesofágico, normalmente actúa como una válvula que permite que los alimentos ingresen al estómago y no regresen al esófago. Los síntomas del reflujo gástrico, como la acidez estomacal se sienten cuando esta válvula falla y el contenido del estómago se regurgita hacia el esófago.

La ERGE afecta a personas de todas las edades, a veces por razones desconocidas. En muchos casos, se debe a algún factor de estilo de vida, pero también puede tener causas que no siempre son prevenibles.

Una causa que no se puede prevenir es una hernia hiatal. Un agujero en el diafragma permite que la parte superior del estómago entre en la cavidad torácica, y esto a veces causa ERGE.

Otros factores de riesgo se controlan con mayor facilidad:

  • obesidad
  • fumar (activo o pasivo)
  • niveles bajos de ejercicio físico
  • fármacos, incluyendo medicamentos para el asma, bloqueadores de los canales de calcio, antihistamínicos, analgésicos, sedantes y antidepresivos

El embarazo también puede causar reflujo gástrico debido a la presión adicional sobre los órganos internos.

Los hábitos alimenticios que se han relacionado con el reflujo gástrico incluyen:

  • cafeína
  • alcohol
  • un alto consumo de sal de mesa
  • una dieta baja en fibra alimenticia
  • comidas abundantes
  • acostarse dentro de dos a tres horas después de comer
  • consumir chocolate, bebidas carbonatadas y jugos ácidos

Un estudio reciente sugiere que hacer cambios en la dieta puede ser tan efectivo como el uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) en el tratamiento del reflujo gástrico.

  • IBP, incluyendo omeprazol, rabeprazol y esomeprazol
  • bloqueadores H2, incluyendo cimetidina y famotidina
  • tratamientos de venta libre, como los antiácidos, que puedes comprar en línea.
  • fármacos con alginato, incluyendo Gaviscon

Para las personas con ERGE que sufren de reflujo gástrico repetidamente, los IBP o bloqueadores H2 son las principales opciones de tratamiento.

Los IBP y los bloqueadores H2 disminuyen la producción de ácido y reducen el potencial de daño causado por el reflujo gástrico.

Estos medicamentos son generalmente seguros y efectivos, pero como cualquier medicamento recetado, no son apropiados para todas las personas con enfermedad por reflujo y pueden causar efectos secundarios.

Por ejemplo, pueden causar problemas para absorber nutrientes. Esto puede provocar desnutrición.

Remedios de venta libre para el reflujo gástrico

Las personas que experimentan acidez estomacal o indigestión ocasionalmente, tal vez asociadas con alimentos y bebidas desencadenantes, pueden comprar medicamentos de venta libre para reducir la acidez del contenido del estómago.

Estas formulaciones líquidas y en tabletas se llaman antiácidos, y hay docenas de marcas disponibles, todas con similar efectividad. Podrían no funcionar para todos, y cualquier necesidad de usarlas de forma regular debe discutirse con un médico.

Los antiácidos proporcionan un alivio rápido, pero de corto plazo al reducir la acidez del contenido del estómago.

Contienen compuestos químicos como carbonato de calcio, bicarbonato de sodio, aluminio e hidróxido de magnesio. También pueden inhibir la absorción de nutrientes, provocando deficiencias a largo plazo.

Fármacos con alginato como Gaviscon

Gaviscon es probablemente la terapia para la acidez estomacal más conocida. Su modo de acción es diferente al de los antiácidos. Los fármacos con alginato como Gaviscon varían un poco en composición, pero generalmente contienen un antiácido.

El ácido algínico funciona creando una barrera mecánica contra el ácido del estómago, formando un gel espumoso en la parte superior del fondo gástrico.

De esta forma, cualquier reflujo es relativamente inofensivo, dado que consta de ácido algínico y no del ácido dañino del estómago.

El ingrediente activo, el alginato, se encuentra naturalmente en las algas pardas.

Si deseas comprar Gaviscon, hay una excelente selección disponible en línea.

Otras opciones

Otros posibles métodos de tratamiento incluyen:

  • supresores de ácido sucralfato
  • bloqueadores de ácido competitivo de potasio
  • reductores de la relajación transitoria del músculo del esfínter esofágico inferior (TLESR)
  • agonista de receptores de GABA (B)
  • antagonista de mGluR5
  • agentes procinéticos
  • moduladores del dolor
  • antidepresivos tricíclicos
  • inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • teofilina, un inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina

Si la ERGE es grave y no responde al tratamiento médico, podría ser necesaria una intervención quirúrgica conocida como fundoplicatura.

Estilo de vida

Algunos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar incluyen:

  • mejorar la postura, por ejemplo, sentarse derecho
  • usar prendas sueltas
  • perder peso si hay sobrepeso u obesidad
  • evitar la presión sobre el abdomen, como la que provocan el uso de cinturones apretados o los ejercicios abdominales
  • dejar de fumar

Man with acid reflux holding stomach in pain
El reflujo ácido puede causar una sensación de dolor ardiente en la parte inferior del tórax.

El reflujo ácido suele producir acidez estomacal, ya sea debido a un solo episodio de comer en exceso o ERGE persistente.

La acidez estomacal es una sensación incómoda de ardor que ocurre en el esófago y se siente detrás del área del esternón. Tiende a empeorar cuando te acuestas o te inclinas. Puede durar varias horas y a menudo empeora después de comer.

El dolor de la acidez estomacal puede subir hacia el cuello y la garganta. El líquido estomacal puede llegar a la parte posterior de la garganta en algunos casos, produciendo un sabor amargo o agrio.

Cuando se presenta acidez estomacal dos o más veces por semana, se conoce como ERGE.

Otros síntomas de ERGE incluyen:

  • tos seca persistente
  • sibilancias
  • asma y neumonía recurrente
  • náusea
  • vómitos
  • problemas de garganta, como dolor, ronquera o laringitis (inflamación de la laringe)
  • dificultad o dolor al tragar
  • dolor en el pecho o parte superior del abdomen
  • erosión dental
  • mal aliento

Riesgos y complicaciones

Sin tratamiento, la ERGE puede provocar complicaciones graves a largo plazo, incluyendo un mayor riesgo de cáncer.

La exposición persistente al ácido del estómago puede dañar el esófago y provocar:

  • Esofagitis: ocurre cuando el revestimiento del esófago se inflama, causando irritación, sangrado y ulceración en algunos casos.
  • Estenosis: ocurre cuando el daño causado por el ácido del estómago provoca el desarrollo de cicatrices y dificultades para tragar, y la comida queda atascada a medida que viaja por el esófago.
  • Esófago de Barrett: es una complicación grave donde la exposición repetida al ácido del estómago provoca cambios en las células y tejidos que recubren el esófago, con potencial de convertirse en células cancerosas.

Tanto la esofagitis como el esófago de Barrett están asociados con un mayor riesgo de cáncer.

En los Estados Unidos, del 30% al 50% de las mujeres experimentan acidez estomacal durante el embarazo, aun si no la padecían antes.

Se recomiendan modificaciones en el estilo de vida durante el embarazo, como no comer demasiado tarde por la noche y consumir pequeñas porciones.

Cualquier mujer que experimente reflujo severo durante el embarazo debe hablar con su médico sobre las opciones de tratamiento.

El reflujo ácido y la acidez estomacal son comunes y relativamente fáciles de diagnosticar, sin embargo, pueden confundirse con otras afecciones en el pecho, como:

  • ataque cardíaco
  • neumonía
  • dolor de pecho
  • embolia pulmonar

En muchos casos la ERGE se diagnostica simplemente cuando los síntomas de acidez estomacal no mejoran al hacer cambios en el estilo de vida y usar medicamentos para el reflujo ácido.

Los gastroenterólogos también pueden realizar los siguientes estudios:

  • endoscopia: diagnóstico por imágenes con cámara
  • biopsia: toma de una muestra de tejido para análisis de laboratorio
  • radiografía de bario: imágenes del esófago, el estómago y el duodeno superior después de tragar un líquido blanquecino que ayuda a que haya suficiente contraste en las imágenes
  • manometría esofágica: medición de la presión del esófago
  • prueba de impedancia: medición de la velocidad del movimiento del fluido a lo largo del esófago
  • monitoreo de pH: prueba de acidez

Leer el artículo en inglés