El vértigo, o las sensaciones de mareo y estar girando, pueden limitar las actividades de una persona y hacer que se sienta mal. Si bien hay medicamentos disponibles para tratar el vértigo, no siempre es necesario, especialmente cuando los tratamientos naturales pueden funcionar igual de bien y sin efectos secundarios.

El vértigo es una sensación de mareo y de estar girando, que ocurre con o sin movimiento. Se produce cuando el cerebro siente que el cuerpo está desequilibrado, aunque no lo esté.

Cuando una persona se marea, es necesario que se siente inmediatamente para reducir las posibilidades de lastimarse si se cae.

Por lo general, el vértigo es un síntoma de una afección médica subyacente o varias afecciones diferentes. Algunas veces, el vértigo ocurre solo una vez, pero para otras personas, seguirá sucediendo en forma recurrente hasta que se determine la causa subyacente.

El vértigo se puede manejar de forma natural con una variedad de remedios caseros.

Maniobra de Epley

Chiropractor adjusting patient's head and neck on bed.
La maniobra de Epley suele ser recomendada por quiroprácticos o fisioterapeutas como una forma de tratar el vértigo en el hogar.

Una de las formas más comunes de controlar el vértigo es una técnica llamada maniobra de Epley. Esto implica una serie de pasos que se realizan antes de acostarse cada noche hasta que los síntomas del vértigo se alivien durante al menos 24 horas.

Un informe del Instituto para la Calidad y la Eficiencia en la Atención Médica dice que 52 de cada 100 personas que usan la maniobra de Epley obtienen alivio de los síntomas del vértigo.

Si los síntomas de vértigo se presentan desde el lado izquierdo y el oído izquierdo, la maniobra de Epley se puede hacer de la siguiente manera:

  • siéntate en el borde de una cama y gira la cabeza 45 grados a la izquierda
  • acuéstate rápidamente boca arriba en la cama en un ángulo de 45 grados
  • mantén la posición durante 30 segundos
  • gira la cabeza hacia el lado opuesto, hasta la mitad, 90 grados, sin levantarla, durante 30 segundos
  • gira la cabeza y todo el cuerpo hacia el lado derecho, mirando hacia abajo durante 30 segundos
  • siéntate lentamente, pero permanece sentado por al menos unos minutos

Si el vértigo comienza en el lado derecho en el oído derecho, las instrucciones anteriores deben hacerse al revés.

Ginkgo biloba

Ginkgo biloba es una hierba china conocida por aliviar los síntomas del vértigo. Actúa suministrando flujo sanguíneo al cerebro para aliviar los mareos y los problemas de equilibrio.

Un estudio publicado en International Journal of Otolaryngology encuentra que el Ginkgo biloba es tan efectivo como el medicamento betahistina para controlar el vértigo.

Té de jengibre

La investigación publicada en Journal of Acupuncture and Tuina Science encuentra que la raíz de jengibre puede reducir los efectos del vértigo mejor que únicamente el reposicionamiento manual, como la maniobra de Epley.

Puedes colocar raíz de jengibre en una taza de agua hirviendo durante 5 minutos. La miel puede ayudar a minimizar el sabor amargo. Beber té de jengibre dos veces al día puede ayudar con el mareo, la náusea y otros síntomas de vértigo.

Almendras

Las almendras son fuentes ricas en vitaminas A, B y E. Comer diariamente un puñado de almendras puede ayudar con los síntomas del vértigo.

Se desconoce cómo ayudan las almendras, pero es posible que el contenido de vitaminas pueda combatir las causas del vértigo.

Mantenerse hidratado

La deshidratación puede causar síntomas de vértigo. Incluso la deshidratación leve puede desencadenar la afección.

Mantenerse hidratado puede ayudar a minimizar los mareos y los problemas de equilibrio.

El cuerpo necesita de 8 a 12 tazas de líquido por día. Si bien esto incluye todos los líquidos, el agua es la mejor opción porque no contiene calorías ni cafeína y no es un diurético. Los diuréticos aumentan la cantidad de agua y sal que el cuerpo expulsa en forma de orina.

Aceites esenciales

A row of different essential oil bottles lined up.
Varios aceites esenciales, aplicados tópicamente o inhalados, pueden ayudar a aliviar los síntomas del vértigo.

Los aceites esenciales son opciones naturales y asequibles para controlar los síntomas del vértigo, que incluyen náusea, dolor de cabeza y mareos.

Algunas de las opciones disponibles para controlar el vértigo incluyen aceites esenciales de menta, jengibre, lavanda y limón.

Los aceites esenciales se inhalan a través de un infusor o se diluyen en un aceite base antes de aplicarse tópicamente. Una persona podría tener que experimentar con una variedad de aceites para encontrar el que funcione mejor para tratar sus síntomas de vértigo.

Vinagre de sidra de manzana y miel

Se cree que tanto el vinagre de sidra manzana como la miel tienen propiedades curativas que permiten un mejor flujo sanguíneo al cerebro. Dos partes de miel y una parte de vinagre de sidra de manzana pueden prevenir y tratar los síntomas del vértigo.

Acupresión

La acupresión aplica los mismos conceptos que la acupuntura, pero sin usar agujas. El objetivo de la acupresión es promover el bienestar y la relajación. Puede ayudar a controlar el vértigo al estimular los puntos de presión en todo el cuerpo.

Un método común, llamado método de acupresión sobre el punto P6, implica un punto de presión efectivo ubicado en los dos tendones entre el antebrazo interno y la muñeca.

Woman with vertigo rubbing her temples and frowning because of headache pain, standing outside.
El vértigo puede causar dolor de cabeza, náusea, visión doble o cambios en la audición.

Además de causarle a una persona sentimientos de desequilibrio o vueltas, el vértigo puede provocar los siguientes síntomas:

  • náusea o vómitos
  • movimientos oculares anormales
  • dolores de cabeza
  • sudoración
  • zumbido de oídos
  • pérdida auditiva
  • visión doble
  • falta de coordinación
  • debilidad en brazos o piernas

El vértigo postural paroxístico benigno o VPPB es el tipo más común de vértigo. El VPPB es causado por una acumulación de depósitos en el oído interno.

El oído interno es responsable del sentido del equilibrio del cuerpo. Con VPPB, ciertos movimientos pueden causar mareos y una sensación de dar vueltas por poco tiempo.

El VPPB es una afección común. La mayoría de las personas tienen una prevalencia de vida del 2.4%, según investigadores de la Universidad de Columbia Británica. Además, el VPPB es recurrente en el 50% de los casos, según un informe de 2014 publicado en la revista Advances in Otolaryngology.

Otras afecciones que pueden causar vértigo incluyen:

  • Virus del resfriado: el resfriado común puede causar inflamación del oído. Este tipo de vértigo suele resolverse en unos pocos días, pero puede volver a ocurrir.
  • Una lesión en la cabeza o el cuello: el vértigo es un síntoma común que puede presentarse después de una lesión en la cabeza o el cuello. El vértigo relacionado con una lesión en el cuello o la cabeza tiende a resolverse, pero puede ser debilitante y continuo.
  • Accidente cerebrovascular: según la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares, alguien que sufre un accidente cerebrovascular podría tener vértigo, incluyendo síntomas de mareos y desequilibrio severo. Un accidente cerebrovascular causará mareos y desequilibrio en lugar de solo uno de estos.
  • Neuritis vestibular o NV: la NV es una enfermedad que afecta el nervio vestibulococlear en el oído interno. Este nervio es responsable del equilibrio y las señales de posicionamiento de la cabeza recibidas en el cerebro. Cuando el nervio se inflama, el cerebro interpreta de forma errónea el equilibrio y la posición de la cabeza.
  • Enfermedad de Meniere: la enfermedad de Meniere afecta la audición en un oído. Causa síntomas de vértigo, tinnitus o zumbidos en los oídos, pérdida de audición y una sensación de “llenura” en el oído. Algunas personas con la enfermedad de Meniere padecen de vértigo severo, lo que causa pérdida de equilibrio y caídas.

La mayoría de las veces, el vértigo se resuelve sin tratamiento, ya que el cerebro puede compensar los cambios en el oído interno para restablecer el equilibrio de una persona.

Los medicamentos, como los esteroides, pueden reducir la inflamación del oído interno, y los diuréticos pueden reducir la acumulación de líquido.

Para las personas con episodios recurrentes de vértigo, una terapia física llamada rehabilitación vestibular puede ayudar. La rehabilitación vestibular estimula el sistema nervioso central para compensar los problemas del oído interno.

Cualquier persona que tenga vértigo recurrente debe consultar a su médico. Para la mayoría de las personas, el vértigo no suele ser dañino, pero es necesario identificar la causa subyacente. Un médico también puede recetar medicamentos y otros tratamientos para disminuir los síntomas, especialmente si los remedios caseros no ayudan.

Leer el artículo en inglés