Una protuberancia o masa en el seno es solo una de las posibles señales de cáncer de mama en hombres y mujeres. El cáncer de mama puede causar varios cambios adicionales en la piel y alrededor del seno. Cualquiera que note alguno de estos cambios debería consultar a un médico.

En algunos casos, el cáncer de mama podría no causar ningún síntoma, pero un médico identificará una masa en una mamografía. La detección del cáncer de mama, según la recomendación de un médico, puede ayudar a detectar esta afección en su etapa más temprana y más tratable.

En este artículo, hablamos sobre algunas de las posibles señales y síntomas del cáncer de mama que puede aparecer sin una protuberancia evidente en el seno.

Todos estos síntomas también pueden tener una causa subyacente no cancerosa. Sin embargo, las personas con estos síntomas deberían hablar con su médico en caso de que sea necesario realizar pruebas para verificar las afecciones cancerosas y no cancerosas.

woman-checking-breastsShare on Pinterest
Los cambios en la piel pueden ser una señal temprana de cáncer de mama.

El cáncer de mama puede causar cambios e inflamación en las células de la piel que pueden causar cambios en la textura. Los ejemplos de estos cambios en la textura incluyen:

  • piel escamosa alrededor del pezón y la areola, como si la piel estuviera quemada por el sol o extremadamente seca
  • engrosamiento de la piel en cualquier parte del seno

Estos cambios también pueden causar picazón, que las personas con frecuencia asocian con el cáncer de mama, aunque no es común.

Estos cambios en la piel pueden ser sintomáticos de un tipo de cáncer de mama raro llamado enfermedad de Paget.

Los cambios de textura también pueden ocurrir como resultado de afecciones benignas de la piel, incluyendo dermatitis y eczema.

Una persona puede observar secreción del pezón, que puede ser rala o espesa y puede cambiar de color de claro a lechoso a amarillo, verde o rojo.

Es normal que las personas que están amamantando tengan una secreción lechosa de los pezones, pero es aconsejable consultar a un médico sobre cualquier otra secreción del pezón.

Aunque la mayoría de las secreciones de pezón no son cancerosas, puede significar cáncer de mama en algunas personas.

Otras razones posibles para la secreción del pezón incluyen:

  • infecciones de seno
  • un efecto secundario de las píldoras anticonceptivas
  • un efecto secundario por tomar ciertos medicamentos
  • variaciones en la fisiología del cuerpo
  • ciertas afecciones médicas, como enfermedad de la tiroides

Los hoyuelos en la piel algunas veces pueden ser una señal de cáncer de mama inflamatorio, un tipo agresivo de cáncer de mama. Las células de cáncer pueden causar una acumulación de líquido linfático en el seno que causa inflamación, al igual que piel con hoyuelos o estrías. Es esencial que cualquier persona que note hoyuelos en la piel hable con un médico.

Los médicos llaman este cambio en la apariencia de la piel “piel de naranja” debido a que la piel con hoyuelos se parece a la superficie de una naranja.

Share on Pinterest
Las células de cáncer pueden moverse hacia los ganglios linfáticos debajo del brazo.

Los ganglios linfáticos son acumulaciones pequeñas y redondas de tejido del sistema inmunitario que filtran líquido y capturan células potencialmente dañinas. Estos incluyen bacterias, virus y células de cáncer.

Si una célula de cáncer deja el seno, el primer lugar a donde se mueve es la región de los ganglios linfáticos debajo del brazo del mismo lado del seno afectado. Esto puede causar inflamación en esta área.

Además de los ganglios linfáticos inflamados en la axila, una persona puede notarlos alrededor de la clavícula. Usualmente se sienten como protuberancias pequeñas, firmes, inflamadas y pueden ser sensibles al tacto.

Sin embargo, el tejido linfático también puede cambiar debido a las infecciones mamarias o a otras enfermedades completamente ajenas.

Una persona debería hablar con un médico sobre estos cambios para que puedan identificar una posible causa.

El cáncer de mama puede causar cambios en las células de la piel que causan sensación de dolor, sensibilidad y molestia en los senos. Aunque el cáncer de mama con frecuencia no causa dolor, es importante no ignorar ninguna señal o síntoma que pueda deberse al cáncer de mama.

Algunas personas pueden describir el dolor como una sensación de ardor.

El cáncer de mama puede causar cambios en las células detrás del pezón. Estos cambios pueden hacer que el pezón se invierta y revierta hacia adentro del seno, o puede verse diferente en cuanto a su tamaño.

La apariencia de los pezones con frecuencia puede alterarse durante la ovulación u otras partes del ciclo menstrual, pero las personas deberían consultar a un médico sobre cualquier cambio nuevo en el pezón.

El cáncer de mama puede causar cambios en la piel que pueden hacerla lucir descolorida o hasta amoratada. La piel puede ser roja o morada o tener un color azulado.

Si una persona no ha experimentado un trauma reciente con el seno que explique estos cambios, debería consultar con su médico. También es vital buscar asesoría médica si la decoloración del seno no desaparece, incluso si un trauma fue la causa.

El cáncer de mama puede causar que todo el seno o un área del seno se inflame. Es posible que no haya una protuberancia diferente después de esta inflamación, pero el seno puede ser diferente en tamaño en comparación con el otro seno.

Aunque es posible que las personas tengan senos que son ligeramente distintos en tamaño todo el tiempo, esta inflamación causaría un cambio del tamaño usual del seno.

La piel también se puede sentir tensa debido a la inflamación.

Share on Pinterest
Habla sobre cualquier cambio en el seno con un médico.

Las personas no deberían entrar en pánico o sentir temor cuando notan cambios en el seno. La edad, los cambios en los niveles hormonales y otros factores pueden causar cambios en los senos durante la vida de una persona.

Sin embargo, las personas deberían ser proactivas con relación a su salud y visitar a un médico para determinar la causa de cualquier síntoma en los senos.

Cada uno de los ocho cambios descritos anteriormente pueden garantizar una visita al médico, especialmente si estos cambios no parecen relacionarse con uno de los siguientes:

  • el ciclo menstrual
  • lesión
  • enfermedad previa, como infección en los senos

Un médico puede evaluar los síntomas, examinar el seno o senos afectados y recomendar estudios adicionales, si es necesario. Puede sugerir una mamografía, ultrasonido, otras pruebas de imágenes o pruebas de sangre para descartar una infección u otras posibles causas.

El cáncer de mama puede causar señales y síntomas que incluyen cambios en la piel en y alrededor del seno.

Aunque muchas afecciones pueden posiblemente causar cambios en los senos, incluyendo quistes, infecciones, eczema y dermatitis, una persona no debería descartar automáticamente el cáncer de mama.

Consultar un médico para una evaluación y diagnóstico puede ayudar a determinar si cualquier cambio en los senos es motivo de preocupación o no.

Lee este artículo en inglés.