La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica del tracto digestivo y sus síntomas tienden a relacionarse con los intestinos y la digestión. Estos síntomas con frecuencia aparecen gradualmente y pueden empeorar con el tiempo.

Un estimado de 565,000 personas en Estados Unidos tienen la enfermedad de Crohn. Esta enfermedad es difícil de diagnosticar y su causa exacta sigue sin conocerse. Los expertos creen que una reacción autoinmune, en la cual el sistema inmune ataca a las células saludables en el cuerpo, puede ser una causa principal de la afección.

En este artículo, examinamos las señales y síntomas de la enfermedad de Crohn y explicamos cómo los síntomas pueden variar dependiendo de la parte del intestino afectada por la enfermedad. También vemos las posibles complicaciones y otras afecciones que pueden causar síntomas similares a la enfermedad de Crohn.

woman with hands on stomach
El dolor de estómago y la diarrea son síntomas comunes de la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Crohn tiene mucha probabilidad de aparecer en personas entre los 20 y 29 años de edad. Sin embargo, aproximadamente una sexta parte de las personas desarrollan síntomas antes de los 15 años y la enfermedad puede afectar a las personas de cualquier edad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, en inglés), los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn son:

  • diarrea
  • pérdida inexplicable de peso
  • dolor de estómago o cólicos

Otras señales y síntomas tempranos de la enfermedad de Crohn incluyen:

  • pérdida de apetito
  • fiebre
  • cansancio
  • náuseas
  • dolor y enrojecimiento de los ojos
  • dolor de articulaciones
  • heces con sangre
  • protuberancias rojas y sensibles en la piel

Las personas con la enfermedad de Crohn pueden considerar que sus síntomas empeoran con el estrés o después de comer ciertos alimentos.

Existen cinco tipos de la enfermedad de Crohn, los cuales difieren según la parte del tracto digestivo que afecten. También tienen síntomas levemente diferentes, lo que ayuda a los médicos a diagnosticarlos correctamente.

A continuación, se encuentra información general sobre cada uno de los cinco tipos de la enfermedad de Crohn y sus síntomas:

Ileocolitis

Esta es la forma más común de la enfermedad de Crohn y afecta tanto al intestino grueso como al extremo del intestino delgado. Hasta el 40% de las personas con enfermedad de Crohn tiene ileocolitis.

Los síntomas con frecuencia incluyen dolor o cólicos en el área central o derecha inferior del abdomen. Este dolor con frecuencia va acompañado de diarrea y pérdida de peso inexplicable y repentina.

Ileítis

Este tipo de enfermedad de Crohn causa inflamación del íleon, la sección más estrecha y final del intestino delgado.

Sus síntomas son similares a los de la ileocolitis, pero algunas personas pueden desarrollar complicaciones como fístulas o abscesos del lado derecho inferior del abdomen. Una fístula en el intestino es una conexión anormal entre el tracto digestivo y otra parte del cuerpo.

Colitis de Crohn

La colitis de Crohn, que los doctores también pueden llamar colitis granulomatosa, solo afecta al intestino grueso. El nombre técnico para el intestino grande es colon.

Los síntomas comunes incluyen:

  • úlceras, lesiones y abscesos en la región anal
  • dolor de articulaciones
  • diarrea
  • heces con sangre

Enfermedad de Crohn gastroduodenal

El estómago y la primera parte del intestino delgado se inflaman gravemente como resultado de este tipo de enfermedad de Crohn.

De acuerdo con Johns Hopkins Medicine, aproximadamente una tercera parte de las personas jóvenes con la enfermedad de Crohn desarrollan úlceras en esta parte del tracto digestivo. Los síntomas incluyen pérdida del apetito, pérdida de peso, náusea y vómitos.

Yeyunoileítis

Este tipo menos común de enfermedad de Crohn afecta la mitad superior del intestino delgado llamado yeyuno.

Los síntomas usualmente incluyen diarrea y cólicos estomacales o molestias después de comer. En casos graves, también se pueden formar fístulas.

Las complicaciones de la enfermedad de Crohn pueden involucrar partes del cuerpo, fuera del tracto digestivo. Por ejemplo, la inflamación puede ocurrir en los ojos, articulaciones, piel e hígado debido a la enfermedad.

Otras complicaciones pueden incluir:

  • úlceras
  • abscesos
  • fístulas
  • bloqueo del tracto digestivo
  • anemia
  • problemas de articulaciones
  • dificultades nutricionales
  • un desgarro en el intestino

Las personas deben consultar a un médico si experimentan alguno de los siguientes síntomas:

  • diarrea que dura por 7 días o más
  • dolor estomacal frecuente, cólicos y molestias
  • sangre en las heces
  • pérdida inexplicable de peso

doctor examining female patients stomach
Las personas con dolor de estómago frecuente y diarrea deberían de consultar con un médico.

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn también ocurren con varios otros trastornos. Como resultado, los médicos necesitan realizar una combinación de pruebas físicas y de laboratorio para confirmar si alguien tiene o no la enfermedad de Crohn.

El doctor puede medir la temperatura corporal y la presión sanguínea, hacer preguntas sobre el dolor en el abdomen y realizar un examen rectal.

Con frecuencia también usan algunos de los siguientes exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn:

  • tomografía o resonancia magnética del área abdominal
  • muestra de heces para verificar una infección
  • análisis de sangre rutinarios
  • colonoscopia, para revisar todo el colon
  • sigmoidoscopia, para examinar la parte inferior del colon

Una colonoscopia o sigmoidoscopia incluye insertar un tubo delgado y flexible en el tracto digestivo a través del ano. El tubo tiene una luz y una cámara que permiten que el médico observe dentro del intestino para saber qué podría estar causando problemas.

Las personas con frecuencia confunden las señales y síntomas tempranos de la enfermedad de Crohn con los de otras afecciones, como:

  • infección estomacal
  • intoxicación alimentaria
  • alergias
  • tuberculosis intestinal

Es mejor visitar a un médico si los síntomas persisten por más de un par de semanas para que puedan recomendar el mejor tratamiento. Los tratamientos para la enfermedad de Crohn y las afecciones que se describen anteriormente son un poco diferentes.

selection of food with high fat content
Tener una dieta alta en grasa puede incrementar el riesgo de la enfermedad de Crohn.

Todavía no existe una cura para la enfermedad de Crohn, pero las personas pueden realizar ciertos cambios en el estilo de vida y tomar medicamentos para aliviar los síntomas y controlar la afección.

Dependiendo del tipo de enfermedad de Crohn y el historial médico de la persona, los médicos pueden recomendar una o más de las siguientes opciones de tratamiento:

  • esteroides u otros medicamentos que reducen la inflamación en el sistema digestivo
  • medicamentos biológicos que ayudan al sistema inmunitario del cuerpo a aliviar los síntomas
  • cirugía para extirpar una parte del estómago o intestino
  • antibióticos que destruyen ciertas bacterias en el intestino que causan síntomas de infección

El NIDDK sugiere que algunos cambios dietéticos pueden ayudar a reducir los síntomas de la enfermedad de Crohn. Sus consejos incluyen:

  • evitar las bebidas gaseosas
  • evitar alimentos con alto contenido en fibra
  • tomar más líquidos
  • comer comidas pequeñas y frecuentes

Ya que los expertos no comprenden completamente la causa de la enfermedad de Crohn, no existe una forma garantizada para prevenirla.

Sin embargo, fumar y comer una dieta alta en grasa puede incrementar el riesgo de la enfermedad de Crohn. Como resultado, evitar fumar y moderar la ingesta de grasa podría ayudar a las personas a reducir su riesgo de contraer la enfermedad.

Muchas de las señales y síntomas de la enfermedad de Crohn son similares a las ocasionadas por otras afecciones. Es importante que las personas que tienen estos síntomas consulten con un médico para obtener un diagnóstico preciso.

Aunque no existe cura para la enfermedad de Crohn, el tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y reducir el impacto que la enfermedad tiene en la calidad de vida.

En la mayoría de los casos, la enfermedad de Crohn requiere control de por vida. Es esencial mantener control regular con un equipo médico y tomar cualquier medicamento con receta tal y como se indicó. Las personas con la enfermedad de Crohn pueden beneficiarse de trabajar con su médico para crear un plan de control constante.

Es importante contar con un sistema de apoyo que comprenda la experiencia de padecer esta enfermedad. IBD Healthline es una aplicación gratuita para personas con diagnóstico de Crohn. La aplicación está disponible en AppStore y Google Play. Descárgala aquí: https://go.onelink.me/LOC7/dbd8d4e4

Leer el artículo en inglés