Los síntomas de azúcar baja en la sangre y su gravedad pueden variar de una persona a otra. Estos pueden incluir mareos, nerviosismo o confusión.

La hipoglucemia, o azúcar baja en la sangre, a menudo se asocia con la diabetes. Pero también puede ocurrir en personas que no padecen la afección.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los síntomas y los efectos que el azúcar baja en la sangre tiene en el cuerpo.

Share on Pinterest
Cuando alguien tiene azúcar baja en sangre, puede tener confusión y visión borrosa.

El azúcar baja en la sangre ocurre cuando la cantidad de azúcar en la sangre cae por debajo del rango normal. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), los médicos suelen definir esto como 70 miligramos por decilitro (mg/dl) o menos.

Cuando el azúcar baja en la sangre, se pueden tener uno o más síntomas. Estos pueden diferir de una persona a otra y variar en gravedad. Según el NIDDK, los síntomas de leves a moderados pueden incluir:

  • hambre
  • ansiedad o temblores
  • sudoración
  • aturdimiento o mareos
  • visión borrosa
  • dolores de cabeza
  • fatiga o somnolencia
  • piel pálida
  • confusión
  • sensación de debilidad
  • nerviosismo
  • irritabilidad
  • falta de coordinación
  • ser combativo o argumentativo
  • pulso o latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • cambios de personalidad o conducta
  • dificultad para concentrarse

En casos graves, se pueden tener los siguientes síntomas:

  • crisis o ataque convulsivo
  • convulsiones
  • incapacidad para comer o beber
  • pérdida del conocimiento

El azúcar baja en la sangre se relaciona a menudo con la diabetes, pero puede ocurrir en personas sin esta afección. Independientemente de la causa, la hipoglucemia es peligrosa y se debe tratar lo antes posible.

Diabetes

Las personas con diabetes corren el riesgo de que sus niveles de azúcar en sangre caigan por debajo del rango normal. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Undos (CDC, por sus siglas en inglés), las causas comunes incluyen:

  • exceso de insulina
  • tomar demasiados medicamentos para la diabetes
  • aumento o cambio en el ejercicio
  • consumir alcohol
  • saltarse una comida

El NIDDK agrega que otras posibles causas incluyen:

  • estar enfermo
  • no consumir suficientes carbohidratos
  • retrasar una comida por demasiado tiempo

Causas no relacionadas con la diabetes

Según la Sociedad Endocrina de Estados Unidos, la hipoglucemia no relacionada con la diabetes es rara, pero puede ocurrir. Existen dos tipos:

  • hipoglucemia en ayunas, a menudo asociada con una afección subyacente
  • hipoglucemia reactiva, que ocurre unas pocas horas después de una comida

Las causas para la hipoglucemia en ayunas pueden incluir:

  • consumo excesivo de alcohol
  • enfermedad hepática, cardíaca o renal
  • tumores que afectan el páncreas
  • niveles bajos de hormonas
  • ciertos medicamentos, como salicilatos (aspirina) o sulfa (antibióticos)

Las causas para la hipoglucemia reactiva incluyen:

  • tener prediabetes
  • deficiencia de enzimas
  • cirugía de estómago

Los médicos aún no tienen claro qué causa exactamente la hipoglucemia reactiva. Sin embargo, saben que las personas con esta afección tienden a tener un exceso de insulina en sangre.

Si alguien tiene azúcar baja en la sangre poco después de terminar una comida, podría tener hipoglucemia reactiva.

Las personas que se están recuperando de una cirugía de estómago reciente pueden tener un mayor riesgo de sufrir esto después de las comidas. Esto se debe a que la comida pasa por el estómago con demasiada rapidez.

De manera similar, las personas que tienen prediabetes pueden notar una caída en los niveles de azúcar en sangre después de comer porque el cuerpo no puede regular la insulina adecuadamente.

Si los síntomas de azúcar baja en la sangre son graves, es posible que se necesite atención de emergencia. Los médicos pueden evaluar a las personas y darles tratamiento cuando es necesario.

Aquellos que no tienen diabetes deben hablar con el médico sobre los síntomas. Los médicos deben poder diagnosticar el azúcar baja en la sangre y buscar la causa.

Las pruebas para determinar estas causas subyacentes varían en cada persona. En algunos casos, los médicos pueden hacer un examen físico y pruebas de sangre.

La gravedad de los síntomas del azúcar baja en la sangre determina cuál es el tratamiento necesario.

En casos graves de hipoglucemia, es posible que una persona no pueda autoadministrarse el medicamento para la diabetes o que haya pasado el tiempo para la “regla 15– 15”. En estos casos, alguien le debe inyectar glucagón y llamar al 911. También deben llamar al 911 si no hay glucagón disponible.

Regla 15–15

Para los síntomas de hipoglucemia leve a moderada, la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que se siga la regla de 15–15:

  1. Consume 15 gramos de carbohidratos.
  2. Espera 15 minutos para hacer otra prueba de los niveles de azúcar en la sangre.
  3. Si el azúcar en la sangre todavía está por debajo de 70 mg/dl, repite el proceso.
  4. Si el azúcar en la sangre alcanza los 70 mg/dl, come una comida pequeña o un refrigerio para evitar que vuelva a bajar.

También recomiendan registrar los casos de caída del nivel de azúcar en la sangre y hablar sobre ellos con un médico.

Los posibles alimentos para comer o beber que contienen 15 gramos de carbohidratos incluyen:

  • 4 onzas de jugo o soda
  • tabletas de glucosa
  • una cucharada de azúcar o miel
  • caramelo duro

Para personas sin diabetes, el tratamiento inmediato sigue la regla 15–15.

Inyección de glucagón

En casos graves de hipoglucemia, la persona necesitará ayuda para recibir tratamiento. Según el NIDDK, en estos casos se necesitará una inyección de glucagón.

Pasos para la inyección de glucagón:

  1. Inyecta el glucagón en el brazo, el muslo o los glúteos.
  2. La persona debe recuperar el conocimiento en 5 a 15 minutos. Pueden vomitar, así que asegúrate de que esté cómoda.
  3. Llama a un médico o lleva a la persona al hospital para que los proveedores de salud puedan controlarla.

Aquellos con diabetes deben hablar con el médico sobre cómo usar un kit de emergencia. También deben verificar con regularidad la fecha de expiración del medicamento de glucagón e inspeccionar el equipo de inyección para revisar si está dañado.

También se debe instruir a los familiares y compañeros de trabajo sobre cómo administrar inyecciones de glucagón de emergencia. Si la inyección no funciona o la jeringa está defectuosa, se debe llamar al 911 de inmediato.

Si alguien tiene niveles de azúcar en la sangre bajos constantes o regulares debido a la diabetes u otras afecciones, corre el riesgo de desarrollar complicaciones graves.

Según un estudio anterior, las complicaciones a corto y largo plazo pueden incluir:

  • cambios en la calidad de vida
  • falta de sueño
  • problemas renales
  • dificultades con el flujo de sangre al cerebro
  • función cognitiva deteriorada
  • ataque al corazón
  • pérdida de la visión
  • coma

Las personas con diabetes que tienen síntomas de hipoglucemia mientras están en un plan de tratamiento deben hablar con el médico, ya que es posible que haya necesidad de cambiar los medicamentos o la dieta.

También pueden ayudar a prevenir futuras ocurrencias de niveles de azúcar en la sangre bajos haciendo cambios saludables en su estilo de vida y siguiendo con diligencia un programa de tratamiento.

Una persona sin diabetes debe consultar al médico si tiene síntomas de azúcar baja en la sangre. Una vez que un médico diagnostica la causa subyacente, puede diseñar un plan de tratamiento que pueda minimizar o detener los síntomas en el futuro.

Se deben seguir los consejos médicos para ayudar a limitar la ocurrencia de azúcar baja en la sangre, lo que puede provocar complicaciones graves. Si estos síntomas se tratan rápidamente, se pueden evitar situaciones potencialmente mortales.

Si alguien tiene una caída repentina y grave del azúcar en la sangre que no puede remediar y pierde el conocimiento, se debe llamar al 911, ya que podría entrar en coma. Si está disponible, también se le debe inyectar glucagón inmediatamente.

La mejor manera de controlar el azúcar baja en la sangre es buscar un diagnóstico y hacer cambios en el estilo de vida para evitar que se presenten los síntomas.

La detección temprana de la diabetes o de cualquier causa subyacente es importante. Esto ayuda a iniciar un plan de tratamiento antes de que los síntomas se agraven.

Según la ADA, una persona que tiene síntomas de azúcar baja en la sangre debe controlar sus niveles de azúcar en la sangre:

  • antes y después de las comidas
  • en medio de la noche
  • antes de acostarse
  • con mayor frecuencia en respuesta a cambios en los medicamentos o el estilo de vida
  • antes y después de hacer ejercicio

Las personas pueden tener azúcar baja en la sangre si se saltan una comida o tienen demasiada insulina en la sangre. Tanto la hipoglucemia relacionada con la diabetes como la no relacionada con la diabetes pueden provocar una caída en los niveles de azúcar en la sangre.

Si una persona tiene síntomas de hipoglucemia, debe buscar un diagnóstico para que el tratamiento pueda comenzar de inmediato.

La prevención es vital para ayudar a detener el desarrollo de síntomas graves. Monitorizar y controlar los niveles de azúcar en la sangre de manera constante puede ayudar a prevenir complicaciones futuras, como la pérdida de la visión.

Lee el artículo en inglés.

Edición en español por Stella Miranda el 1 de junio de 2021.

Versión original escrita el 16 de septiembre de 2020.

Última revisión médica realizada el 16 de septiembre de 2020.