Los sueños son historias e imágenes que nuestra mente crea mientras dormimos. Pueden ser entretenidos, divertidos, románticos, inquietantes, atemorizantes y, a veces, muy extraños.

Son una fuente de misterio continuo para los científicos y psicólogos. ¿Por qué soñamos? ¿Cuál es la causa de los sueños? ¿Podemos controlarlos? ¿Cuál es su significado?

En este artículo exploraremos las teorías, causas y aplicaciones actuales de los sueños.

Everyone probably dreams
Sueños: ¿Representan nuestros deseos inconscientes?

Existen varias teorías sobre por qué soñamos. ¿Son los sueños simplemente parte del ciclo del sueño o sirven para algún otro propósito?

Las posibles explicaciones incluyen:

  • representan deseos y anhelos inconscientes
  • interpretan señales aleatorias del cerebro y el cuerpo durante el sueño
  • consolidan y procesan la información que recopilamos durante el día
  • funcionan como una forma de psicoterapia

Gracias a evidencia y nuevas metodologías de investigación, los investigadores especulan que soñar cumple las siguientes funciones:

  • reprocesamiento de memoria fuera de línea, cuando el cerebro consolida las tareas de aprendizaje y memoria y apoya y registra el estado de vigilia
  • preparación para posibles amenazas futuras
  • simulación cognitiva de experiencias de la vida real, ya que soñar es un subsistema de la Red Neuronal por Defecto (RND), la parte de la mente activa cuando soñamos despiertos
  • ayuda a desarrollar capacidades cognitivas
  • refleja la función mental del inconsciente de una manera psicoanalítica
  • un estado de conciencia único que integra la experiencia del presente, el procesamiento del pasado y la preparación para el futuro
  • un espacio psicológico donde el ego soñador reúne nociones abrumadoras, contradictorias o sumamente complejas, que serían inquietantes cuando estamos despiertos, así satisfaciendo la necesidad de equilibrio y balance psicológico

Mucho se desconoce sobre los sueños. Por su naturaleza, son difíciles de estudiar en un laboratorio, pero la tecnología y las nuevas técnicas de investigación pueden ayudar a mejorar nuestra comprensión de los sueños.

Fases del sueño

Dreams most likely happen
Lo más probable es que los sueños ocurran durante el sueño REM.

Hay cinco fases en un ciclo de sueño:

Fase 1: sueño ligero, movimiento lento de los ojos y actividad muscular reducida. Esta fase constituye del 4% al 5% del sueño total.

Fase 2: el movimiento de los ojos se detiene y las ondas cerebrales se vuelven más lentas, con ráfagas ocasionales de ondas rápidas llamadas husos del sueño. Esta fase constituye del 45% al 55% del sueño total.

Fase 3: empiezan a aparecer ondas cerebrales extremadamente lentas llamadas ondas delta, intercaladas con ondas más pequeñas y rápidas. Esta fase ocupa del 4% al 6% del sueño total.

Fase 4: el cerebro produce ondas delta casi exclusivamente. Es difícil despertar a alguien durante las etapas 3 y 4, que en conjunto son referidas como «sueño profundo». No hay movimiento ocular o actividad muscular. Las personas que se despiertan durante el sueño profundo suelen sentirse desorientadas durante varios minutos después de despertarse. Esta fase constituye del 12% al 15% del sueño total.

Fase 5: esta etapa se conoce como movimiento ocular rápido (REM, en inglés). La respiración se vuelve más rápida, irregular y superficial, los ojos se mueven rápidamente en varias direcciones y los músculos de las extremidades se paralizan temporalmente. La frecuencia cardíaca aumenta, la presión arterial aumenta y los hombres desarrollan erecciones de pene. Cuando las personas se despiertan durante el sueño REM, a menudo describen cuentos extraños e ilógicos. Estos son los sueños. Esta fase ocupa del 20% al 25% del sueño total.

Para la neurociencia, la posible causa de los sueños está relacionada con la fase de sueño de movimientos oculares rápidos (REM).

Los sueños son una experiencia humana universal que puede describirse como un estado de conciencia caracterizado por acontecimientos sensoriales, cognitivos y emocionales durante el sueño.

La persona que está soñando tiene un menor control sobre el contenido, las imágenes visuales y la activación de la memoria.

No existe un estado cognitivo que haya sido tan estudiado y sin embargo tan malinterpretado, como los sueños.

Existen diferencias significativas entre los enfoques neurocientíficos y psicoanalíticos del análisis de los sueños.

Los neurocientíficos están interesados en las estructuras involucradas en la producción de sueños, la organización de los sueños y la narratividad. Pero el psicoanálisis se enfoca en el significado de los sueños y los coloca en el contexto de la historia del que sueña.

Los informes de sueños tienden a estar llenos de experiencias emocionales y vívidas que contienen temas, preocupaciones, personajes y objetos que se relacionan estrechamente con la vida consciente.

Estos elementos crean una nueva “realidad” que parece surgir de la nada, produciendo una experiencia con un marco de tiempo y conexiones realistas.

Pesadillas

Las pesadillas son sueños angustiantes que hacen que la persona que está soñando sienta una serie de emociones perturbadoras. Las reacciones comunes a una pesadilla incluyen miedo y ansiedad.

Pueden presentarse tanto en adultos como en niños, y las causas incluyen:

  • estrés
  • miedo
  • trauma
  • dificultades emocionales
  • enfermedad
  • uso de ciertos medicamentos o drogas

Sueños lúcidos

En un sueño lúcido, la persona que sueña está consciente de que está soñando. Puede tener cierto control sobre su sueño.

Esta medida de control puede variar en cada sueño lúcido. Suelen ocurrir en medio de un sueño normal cuando la persona que duerme de repente se da cuenta de que está soñando.

Algunas personas experimentan sueños lúcidos de forma aleatoria, mientras que otras han informado que pueden aumentar su capacidad para controlar sus sueños.

Lo que pasa por nuestra mente justo antes de quedarnos dormidos podría afectar el contenido de nuestros sueños.

Por ejemplo, durante la época de exámenes, los estudiantes pueden soñar con el tema de uno de sus cursos. Las personas en una relación pueden soñar con su pareja. Los desarrolladores web podrían ver el código de programación.

Estas observaciones circunstanciales sugieren que los elementos de lo cotidiano resurgen en imágenes durante la transición de la vigilia al sueño.

Personajes

Hay estudios que han examinado los “personajes” que aparecen en los relatos de los sueños y cómo los identifica el soñador.

Un estudio de 320 relatos de sueños de adultos encontró lo siguiente:

  • Cuarenta y ocho por ciento de los personajes representaba a una persona conocida por la persona que sueña.
  • Treinta y cinco por ciento de los personajes fueron identificados por su rol social (por ejemplo, un policía) o por su relación con la persona que soñó (por ejemplo, un amigo).
  • El dieciséis por ciento no fue reconocido.

Entre los personajes que nombraron:

  • Treinta y dos por ciento fueron identificados por la apariencia.
  • Veintiún por ciento fueron identificados por su comportamiento.
  • Cuarenta y cinco por ciento fueron identificados por su rostro.
  • Cuarenta y cuatro por ciento fueron identificados por ser personas “conocidas”.

Se reportaron elementos extraños en el 14% de los personajes conocidos y genéricos.

Otro estudio investigó la relación entre la emoción del sueño y la identificación del personaje del sueño.

El afecto y la alegría se asociaron comúnmente con personajes conocidos y se usaban para identificarlos, incluso cuando estos atributos emocionales eran inconsistentes con aquellos en el estado de vigilia.

Estos hallazgos sugieren que la corteza prefrontal dorsolateral, asociada con la memoria a corto plazo, es menos activa en el cerebro durante el sueño que durante la vida consciente, mientras que las áreas límbicas paleocortical y subcortical son más activas.

Memorias

El concepto de “represión” se remonta a Freud. Freud sostenía que los recuerdos indeseables podían quedar reprimidos en la mente. Los sueños alivian la represión al permitir que estos recuerdos se restablezcan.

Un estudio mostró que dormir no ayuda a las personas a olvidar recuerdos no deseados. En cambio, el sueño REM podría incluso contrarrestar la supresión voluntaria de recuerdos, haciéndolos más accesibles.

Dos tipos de efectos temporales caracterizan la incorporación de recuerdos en los sueños:

  • el efecto de residuo diurno, que implica la incorporación inmediata de eventos del día anterior
  • el efecto de retraso del sueño, que implica incorporaciones demoradas de hace aproximadamente una semana

Los hallazgos de un estudio sugieren que:

  • procesar los recuerdos para incorporarlos a los sueños tarda un ciclo de alrededor de 7 días
  • estos procesos ayudan a promover las funciones de adaptación socioemocional y consolidación de la memoria

Efecto “dream-lag” (retraso del sueño)

El efecto “dream-lag” (retraso del sueño) se refiere a las imágenes, experiencias o personas que surgen en los sueños que son imágenes, experiencias o personas con las que has tenido contacto recientemente, tal vez el día anterior o una semana antes.

La idea es que ciertos tipos de experiencias tardan una semana en codificarse en la memoria a largo plazo, y algunas de las imágenes del proceso de consolidación aparecerán en un sueño.

Se dice que los eventos que experimentamos estando despiertos aparecen en el 1% o 2% de los relatos de sueños, aunque el 65% de los relatos de sueños reflejan aspectos de experiencias recientes de la vida consciente.

El efecto “dream-lag” se ha reportado en los sueños que ocurren en la etapa REM, pero no en los que ocurren en la etapa 2.

Tipos de memoria y los sueños

Dos tipos de memoria pueden formar la base de un sueño.

Estos son:

  • recuerdos autobiográficos o recuerdos duraderos sobre uno mismo
  • recuerdos episódicos, que son recuerdos sobre episodios o eventos específicos

Un estudio que exploró los diferentes tipos de memoria en el contenido de los sueños de 32 participantes encontró lo siguiente:

  • Un sueño (0.5%) contuvo una memoria episódica.
  • La mayoría de los sueños del estudio (80%) contuvieron incorporaciones de la memoria autobiográfica de bajas a moderadas.

Los investigadores sugieren que los recuerdos de experiencias personales se experimentan de forma fragmentaria y selectiva durante los sueños. El propósito podría ser integrar estos recuerdos en la memoria autobiográfica perdurable.

Una hipótesis que afirma que los sueños reflejan experiencias de la vida consciente cuenta con el respaldo de estudios que investigan los sueños de pacientes psiquiátricos y pacientes con trastornos del sueño. En pocas palabras, los síntomas y los problemas diurnos se reflejan en los sueños.

En 1900, Freud describió una categoría de sueños conocida como “sueños biográficos”. Estos reflejan la experiencia histórica de ser un infante sin la función defensiva típica. Muchos autores coinciden en que algunos sueños traumáticos cumplen una función de recuperación.

Un artículo plantea la hipótesis de que el aspecto principal de los sueños traumáticos es comunicar una experiencia que la persona tiene en el sueño, pero que no se comprende. Esto puede ayudar a la persona a reconstruir y aceptar un trauma pasado.

Temáticas

Las temáticas de los sueños podrían estar relacionadas con la supresión de pensamientos no deseados y, como resultado, con una mayor ocurrencia de ese pensamiento reprimido en los sueños.

Se les pidió a quince personas con buenos hábitos de sueño que suprimieran un pensamiento no deseado 5 minutos antes de dormir.

Los resultados demuestran que hubo un aumento de los sueños sobre el pensamiento no deseado y una tendencia a tener sueños más angustiantes. También implican que suprimir un pensamiento puede conducir a un aumento significativo de los síntomas del trastorno mental.

Las investigaciones han indicado que estímulos externos que se presentan durante el sueño pueden afectar el contenido emocional de los sueños.

Por ejemplo, en un estudio, el estímulo positivo de rosas produjo sueños con temas más positivos, mientras que el estímulo negativo de huevos podridos produjo sueños con temas más negativos.

Los sueños típicos se definen como sueños similares a los reportados por un alto porcentaje de las personas que sueñan.

Hasta ahora, las frecuencias de los temas típicos de los sueños se han estudiado usando cuestionarios. Estos han indicado que el orden de clasificación de 55 temas típicos de los sueños se ha mantenido estable en diferentes poblaciones.

Some themes
Muchas personas están familiarizadas con ciertos temas, como volar, caerse y llegar tarde.

Los 55 temas identificados son:

  • escuela, maestros y estudio
  • ser perseguido
  • experiencias sexuales
  • caídas
  • llegar demasiado tarde
  • una persona viva que está muerta
  • una persona muerta que está viva
  • volar o planear por el aire
  • reprobar una prueba
  • estar a punto de caer
  • congelarse del miedo
  • ser atacado físicamente
  • estar desnudo
  • comer alimentos deliciosos
  • nadar
  • quedarse encerrado
  • insectos o arañas
  • ser asesinado
  • perder los dientes
  • estar atado, atrapado o incapaz de moverse
  • estar vestido indebidamente
  • volver a ser un niño
  • tratar de completar una tarea sin éxito
  • no poder encontrar el baño o vergüenza por tener que usarlo
  • descubrir una nueva habitación en la casa
  • tener conocimientos o habilidades mentales superiores
  • perder el control de un vehículo
  • incendio
  • bestias salvajes y violentas
  • ver una cara muy de cerca
  • serpientes
  • tener poderes mágicos
  • sentir vívidamente, pero no necesariamente ver u oír, una presencia en la habitación
  • encontrar dinero
  • inundaciones o maremotos
  • asesinar a alguien
  • verse muerto
  • estar medio despierto y paralizado en la cama
  • personas comportándose de forma amenazadora
  • ver el propio reflejo en un espejo
  • ser miembro del sexo opuesto
  • ser sofocado, no poder respirar
  • encontrar a Dios en alguna forma
  • ver un objeto volador chocar
  • terremotos
  • ver un ángel
  • criaturas que son parte animal, parte humano
  • tornados o vientos fuertes
  • estar en el cine
  • ver extraterrestres
  • viajar a otro planeta
  • ser un animal
  • ver un OVNI
  • alguien que tiene un aborto
  • ser un objeto

Algunos temas de los sueños parecen cambiar con el tiempo.

Por ejemplo, de 1956 a 2000, hubo un aumento en el porcentaje de personas que informaron volar en sus sueños. Esto podría reflejar el aumento de los viajes aéreos.

¿Cuál es su significado?

Relaciones: algunos han planteado la hipótesis de que un grupo de sueños típicos, incluyendo ser una persona en peligro, caerse o ser perseguido, está relacionado con conflictos interpersonales.

Conceptos sexuales: otro grupo que incluye vuelos, experiencias sexuales, encontrar dinero y comer comida deliciosa está asociado con motivaciones libidinales y sexuales.

Temor de ser avergonzado: un tercer grupo, que incluye sueños de estar desnudo, reprobar una prueba, llegar demasiado tarde, perder los dientes y vestirse de manera inapropiada, se asocia con preocupaciones sociales y miedo a la vergüenza.

Actividad cerebral y tipos de sueños

En estudios de tecnologías de neuroimagen de la actividad cerebral durante el sueño REM, los científicos encontraron que la distribución de la actividad cerebral también podría estar relacionada con características específicas del sueño.

Varias características extrañas de los sueños normales tienen similitudes con síndromes neuropsicológicos muy conocidos que ocurren después de un daño cerebral, como errores delirantes de identificación de rostros y lugares.

Los sueños y los sentidos

Se evaluaron los sueños de personas que experimentaban diferentes tipos de dolor de cabeza. Los resultados mostraron que las personas con migraña tuvieron una mayor frecuencia de sueños relacionados con el gusto y el olfato.

Esto puede sugerir que algunas estructuras cerebrales, como la amígdala y el hipotálamo, están involucradas en los mecanismos de la migraña, así como en la biología del sueño y los sueños.

La música en los sueños rara vez se estudia en la literatura científica. Sin embargo, en un estudio de 35 músicos profesionales y 30 no músicos, los músicos experimentaron el doble de sueños con música, en comparación con los no músicos.

La frecuencia de los sueños musicales estaba relacionada con la edad de inicio de la instrucción musical, pero no con la cantidad diaria de actividad musical. Casi la mitad de la música recordada no era estándar, lo que sugiere que se puede crear música original en los sueños.

Dolor

Se ha demostrado que es posible experimentar sensaciones dolorosas localizadas y realistas en los sueños, ya sea a través de la incorporación directa o a partir de recuerdos del dolor. Sin embargo, la frecuencia de los sueños con dolor en personas sanas es baja.

En un estudio, se entrevistó a 28 víctimas de quemaduras por 5 mañanas consecutivas durante su primera semana de hospitalización.

Estos fueron los resultados:

  • Treinta y nueve por ciento de las personas reportaron sueños de dolor.
  • De aquellos que experimentaron sueños de dolor, el 30% de sus sueños totales se relacionaban con el dolor.
  • Los pacientes con sueños de dolor mostraron evidencia de sueño reducido, más pesadillas, mayor uso de medicamentos ansiolíticos y puntuaciones más altas en la Escala de Impacto de Eventos.
  • Los pacientes con sueños de dolor también tenían una tendencia a reportar un dolor más intenso durante los procedimientos terapéuticos.

Más de la mitad no reportó sueños de dolor. Sin embargo, estos resultados podrían sugerir que los sueños de dolor ocurren con mayor frecuencia en las poblaciones que experimentan dolor en ese momento que en los voluntarios normales.

Conciencia de sí mismo

Un estudio ha relacionado la actividad del EEG gamma frontotemporal con la percepción consciente en los sueños.

El estudio encontró que la estimulación actual en la banda gamma inferior durante el sueño REM influye en la actividad cerebral continua e induce la conciencia autorreflexiva en los sueños.

Los investigadores concluyeron que la conciencia de orden más elevado está relacionada con oscilaciones de alrededor de 25 y 40 Hz.

Relaciones

Investigaciones recientes han demostrado paralelismos entre los estilos de apego romántico y el contenido general de los sueños.

Los resultados de una evaluación de 61 estudiantes en relaciones de pareja de seis meses o más revelaron una asociación significativa entre la seguridad del apego en una relación y el grado en que se producen sueños sobre parejas románticas.

Los hallazgos iluminan nuestra comprensión de las representaciones mentales con respecto a figuras específicas de apego.

La muerte en los sueños

Investigadores compararon el contenido de los sueños de diferentes grupos de personas en un centro psiquiátrico. Los participantes de un grupo habían sido admitidos después de intentar quitarse la vida.

Los sueños de los participantes en este grupo se compararon con los de tres grupos de control en el centro psiquiátrico que habían experimentado:

  • depresión y pensamientos suicidas
  • depresión sin pensar en el suicidio
  • realizar un acto violento sin suicidio

Las personas que habían considerado o intentado suicidarse o habían llevado a cabo actos violentos tenían mayores probabilidades de tener sueños con contenido relacionado con la muerte y la violencia destructiva. Un factor que influyó en lo anterior fue la gravedad de la depresión de cada persona.

Lado izquierdo y derecho del cerebro

Los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro parecen contribuir de diferentes maneras a la formación de un sueño.

Los investigadores de un estudio concluyeron que el hemisferio izquierdo parece proporcionar el origen de los sueños, mientras que el hemisferio derecho proporciona la vivacidad, representación de la realidad y nivel de activación afectiva del sueño.

Un estudio con adolescentes de 10 a 17 años encontró que los zurdos tenían más probabilidades de experimentar sueños lúcidos y recordar sueños dentro de otros sueños.

Los estudios sobre la actividad cerebral sugieren que la mayoría de las personas mayores de 10 años sueñan entre 4 y 6 veces cada noche, pero algunas personas casi nunca recuerdan haber soñado.

A menudo, se dice que 5 minutos después de haber soñado, las personas han olvidado el 50% del contenido, aumentando al 90% otros 5 minutos más tarde.

La mayoría de los sueños se olvidan por completo al despertarse, pero no se sabe con precisión por qué es tan difícil recordar los sueños.

Algunos pasos que pueden ayudar a mejorar el recuerdo de los sueños incluyen:

  • despertarse de forma natural y no con alarma
  • enfocarse en el sueño tanto como sea posible al despertar
  • escribir tan pronto como sea posible sobre el sueño al despertar
  • tomar nota de los sueños de forma rutinaria

¿Quién recuerda sus sueños?

Hay factores que pueden influir en quién recuerda sus sueños, qué parte del sueño permanece intacto y qué tan vívido es.

Edad: con el tiempo, es probable que una persona experimente cambios en el horario, la estructura y la actividad electroencefalográfica (EEG) de su sueño.

La evidencia sugiere que el recuerdo de los sueños disminuye progresivamente desde el comienzo de la edad adulta, pero no en una edad mayor. Los sueños también se vuelven menos intensos. Esta evolución se da más rápidamente en hombres que en mujeres, con diferencias de género con respecto al contenido de los sueños.

Género: un estudio de los sueños de 108 hombres y 110 mujeres no encontró diferencias entre la cantidad de agresión, amabilidad, sexualidad, personajes masculinos, armas o ropa que aparecen en el contenido.

Sin embargo, los sueños de las mujeres presentaban un mayor número de miembros de la familia, bebés, niños e interiores que los de los hombres.

Trastornos del sueño: el recuerdo de los sueños aumenta en pacientes con insomnio, y sus sueños reflejan el estrés asociado con su afección. Los sueños de las personas con narcolepsia pueden tener un tono más extraño y negativo.

Recuerdo de los sueños y el bienestar

Un estudio analizó si el recuerdo y el contenido de los sueños reflejan las relaciones sociales de la persona que está soñando.

Estudiantes universitarios voluntarios fueron evaluados en cuanto a medidas de apego, recuerdo de sueños, contenido de sueños y otras medidas psicológicas.

Los participantes que fueron clasificados en una posición “alta” en una escala de “apego inseguro” tuvieron más probabilidad de:

  • reportar un sueño
  • soñar con frecuencia
  • experimentar imágenes intensas que contextualizan emociones fuertes en sus sueños

Los voluntarios de mayor edad cuyo estilo de apego se clasificó como “preocupado” tuvieron más probabilidad de:

  • reportar un sueño
  • reportar sus sueños con más palabras

El recuerdo de los sueños fue más bajo para los participantes “evasivos” y más alto para los participantes “preocupados”.

Todos soñamos, aunque es posible que no recordemos nuestros sueños. En diferentes momentos de la vida o durante diferentes experiencias, nuestros sueños podrían cambiar.

Sueños de los niños

Un estudio que investigó los sueños de ansiedad en 103 niños de 9 a 11 años observó lo siguiente:

  • Las niñas tenían sueños que contenían ansiedad con más frecuencia que los niños, aunque no podían recordar sus sueños con tanta frecuencia.
  • Las niñas soñaban con más frecuencia que los niños sobre la pérdida de otra persona, caídas, situaciones socialmente perturbadoras, animales pequeños o agresivos, miembros de la familia y otras mujeres que podían o no reconocer.

Embarazo

Los estudios que comparan los sueños de mujeres embarazadas y no embarazadas mostraron que:

  • Las representaciones de bebés y niños fueron menos específicas en mujeres que no estaban embarazadas. Las mujeres embarazadas eran más propensas a estas imágenes a finales del tercer trimestre que a principios del tercer trimestre.
  • Durante el embarazo, tenían más probabilidades de que los sueños incluyeran temas del embarazo, el parto y los fetos.
  • El contenido del parto fue mayor a finales del tercer trimestre que a principios del trimestre.
  • El grupo de mujeres embarazadas tenía más elementos mórbidos en sus sueños que las que no lo estaban.

Cuidadores

Cuidadores que atienden a familiares o personas que padecen enfermedades de larga duración suelen tener sueños relacionados con esa persona.

Un estudio que siguió los sueños de adultos que trabajaron durante al menos un año con personas en centros de cuidados paliativos de Estados Unidos señaló:

  • Los pacientes tendían a estar claramente presentes en los sueños de los cuidadores y los sueños solían ser realistas.
  • En el sueño, el cuidador generalmente interactuaba con el paciente en su papel habitual, pero también se sentía frustrado por su incapacidad de ayudarlo tan plenamente como deseaba.

Duelo

Se cree ampliamente que los sueños agobiantes son frecuentes en personas que están atravesando un momento de duelo.

Un estudio que analizó la calidad de los sueños, así como el vínculo entre los sueños agobiantes y el duelo, descubrió que estos sueños:

  • fueron más frecuentes en el primer año de duelo
  • ocurrían con mayor probabilidad en aquellos que experimentaban síntomas de ansiedad y depresión

En otro estudio de 278 personas que experimentaban duelo:

  • El cincuenta y ocho por ciento reportó sueños de sus seres queridos fallecidos, con diferentes frecuencias.
  • La mayoría de los participantes tenían sueños que eran agradables, o tanto agradables como perturbantes, y pocos informaron sueños puramente perturbantes.
  • Los temas predominantes incluyeron recuerdos o experiencias pasadas agradables, la persona fallecida sana, recuerdos de la enfermedad o el momento de su muerte, la persona fallecida en el más allá luciendo tranquila y en paz, y la persona fallecida comunicando un mensaje.
  • El sesenta por ciento sintió que sus sueños afectaban su proceso de duelo.

¿Todos sueñan en color?

Dreams may help us consolidate memories
Es más probable que las personas más jóvenes sueñen en color.

Investigadores descubrieron en un estudio que:

  • Cerca del 80% de los participantes menores de 30 años soñó en color.
  • A los 60 años, el 20% dijo que soñaba en color.

El número de personas de entre 20, 30 y 40 años que sueñan en color aumentó entre 1993 y 2009. Los investigadores especularon que la televisión en color podría jugar un papel en la diferencia generacional.

Otro estudio que utilizó cuestionarios y diarios de sueños también encontró que los adultos mayores tenían más sueños en blanco y negro que los participantes más jóvenes.

Las personas mayores reportaron que tanto sus sueños en color como sus sueños en blanco y negro eran igualmente vívidos. Sin embargo, los participantes más jóvenes dijeron que sus sueños en blanco y negro no eran de buena calidad.

¿Pueden los sueños predecir el futuro?

Es posible que algunos sueños parezcan predecir eventos futuros.

Algunos investigadores afirman tener prueba de que esto es posible, pero no hay evidencia suficiente para probarlo.

En la mayoría de los casos, esto se debe a una coincidencia, un recuerdo falso o a la mente inconsciente que conecta información que ya conoce.

Los sueños pueden ayudar a las personas a aprender más sobre sus sentimientos, creencias y valores. Las imágenes y los símbolos que aparecen en los sueños tendrán significados y conexiones específicos de cada persona.

Las personas que buscan entender el significado de sus sueños deberían pensar en lo que significa para ellos cada parte de sus sueños.

Los libros o guías que dan significados universales específicos a imágenes y símbolos pueden no ser útiles.

Sin embargo, para aquellos que estén interesados en tales libros, hay una selección disponible para comprar en línea.

Abstinencia de drogas

Un estudio examinó el contenido de los sueños de personas que consumen crack con regularidad en Trinidad y Tobago durante un período de abstinencia:

  • Casi el 90% de las personas reportó sueños relacionados con las drogas durante el primer mes, principalmente usando la droga.
  • Casi el 61% tuvo sueños relacionados con las drogas después de 6 meses, principalmente sueños sobre usar o rechazar la droga.

Las personas con pérdida total de la visión tienen menos impresiones visuales de los sueños en comparación con los participantes videntes.

Las personas que no han podido ver desde el nacimiento reportan más componentes auditivos, táctiles, gustativos y olfativos del sueño, en comparación con los participantes videntes.

La capacidad de ver no parece afectar el contenido emocional y temático de un sueño.

Personas con habilidades diferentes

Un estudio pequeño exploró los diarios de sueños de 14 personas con discapacidades.

Cuatro nacieron con paraplejía y diez nacieron sin poder oír ni hablar.

Sordera: en comparación con 36 personas sin discapacidades, el estudio mostró que alrededor del 80% de los relatos de sueños de los participantes con sordera no daban indicios de su discapacidad.

Muchos hablaban en sueños, mientras que otros podían oír y comprender el lenguaje hablado.

Paraplejía: de forma similar, los relatos de sueños de personas con paraplejía mostraron que los participantes a menudo caminaban, corrían o nadaban en sus sueños, cosas que no habían hecho en sus vidas conscientes.

Un segundo estudio analizó los relatos de los sueños de 15 personas que nacieron con paraplejía o la adquirieron más tarde en la vida, debido a una lesión en la médula espinal.

Sus relatos revelaron que 14 participantes con paraplejía tenían sueños en los que estaban físicamente activos, y soñaban con caminar con tanta frecuencia como los 15 participantes de control que no tenían paraplejía.

Otras investigaciones han sugerido que el cerebro está determinado genéticamente para generar experiencias que imiten la vida real, incluyendo imitar extremidades y sentidos que funcionan plenamente.

Las personas que nacen sin oír o sin poder moverse probablemente estén aprovechando estas partes del cerebro mientras sueñan con actividades que no pueden realizar cuando están despiertas.

Leer el artículo en inglés