La vagina y las estructuras externas de la vulva varían naturalmente en forma, color y tamaño.

Cuando se trata de cualquier cosa relacionada con el cuerpo y la salud reproductiva y sexual, la mayoría de las personas se preguntan, “¿Soy normal?” La respuesta con relación a la vagina es que existe una amplia variedad de formas, tamaños y colores saludables.

Este artículo describe diferentes tipos de vaginas. También discutimos cuándo debes consultar a un médico con base en la apariencia de la vagina y los factores como secreción.

Group of young women discussing types of vaginas sitting down and eating pizza.
La vulva de una persona es única para ella y existen muchas posibles variaciones en apariencia.

La mayoría de los estudios revelan que las vaginas comparten una forma general, pero que existen muchas variaciones de ancho y longitud.

Cuando las personas se refieren a la vagina, usualmente significa la parte visible y externa de los genitales. El término adecuado para esta área es la vulva.

La vulva incluye muchas estructuras como los labios mayores y los labios menores, o labios internos y externos. Estos son dobleces de piel que rodean la abertura vaginal y la abertura uretral.

Dependiendo del tamaño y forma de las estructuras externas, la apariencia de la vulva puede variar ampliamente.

Es raro que cualquier variación en su forma o tamaño cause preocupación.

Considerando esta variedad, algunas características comunes de la vulva incluyen:

Labios externos

Los labios externos de la vulva o los labios mayores son más largos en algunas personas. Los labios pueden colgar y la piel puede lucir delgada o pueden ser gruesos e inflamados.

Los labios externos usualmente son relativamente suaves y no se pliegan tanto como los labios internos.

Algunas personas tienen labios externos que ocultan los labios internos y el clítoris casi por completo. En otras, los labios externos pueden ser curvos y unirse en los extremos, exponiendo algo de los labios internos encima.

Si los labios externos son cortos, es posible que no se unan y pueden exponer los labios internos con más prominencia.

Labios internos

Es usual que los labios internos, o los labios menores, estén visibles. Pueden colgar debajo de los labios externos o, de otra manera, ser prominentes.

Un labio interno puede ser más largo que el otro. La asimetría en los labios no necesariamente es motivo de preocupación.

Algunas personas pueden tener labios internos cortos que los labios externos ocultan. En otras, los labios externos e internos tienen longitud similar.

Si los labios externos e internos son pequeños y están cerca de los muslos internos, el prepucio del clítoris, que oculta el clítoris, puede estar visible.

Estas son algunas variaciones en la forma, pero las vulvas saludables tienen muchas otras formas y tamaños.

Dentro de la vagina

El interior de la vagina es como un conducto largo con áreas plegadas que pueden expandirse y contraerse. Algunos médicos comparan esta característica con un acordeón.

Los estudios de imágenes revelan que la mayoría de las vaginas son más estrechas hacia la abertura vaginal y más anchas hacia el cuello uterino. Esto usualmente forma una “V”, aunque el ancho en el punto más amplio puede variar.

La vagina puede lucir más ancha o más floja después del parto. Esto se debe a que los tejidos vaginales se expanden para hacer espacio para que un bebé salga por el canal del parto. La vagina puede recuperar su tamaño previo al embarazo o puede permanecer levemente ensanchada.

Woman playing basketball sports game for exercise and fitness
Los factores que pueden afectar el tamaño de la vagina pueden incluir estatura y edad.

La vagina puede cambiar en tamaño o longitud, para acomodar un tampón, un dedo o pene, por ejemplo. Esto sucede al contraerse o extenderse. Esto también mueve el cuello uterino y el útero hacia arriba.

La longitud de la vagina varía, pero la longitud promedio, cuando una persona no está excitada es solo menor a 4 pulgadas, de acuerdo con un artículo en BJOG: International Journal of Obstetrics and Gynaecology.

Sin embargo, la longitud puede variar significativamente según la persona, de aproximadamente 2.5 pulgadas a 5 pulgadas o más.

En un estudio publicado en International Urogynecology Journal, los investigadores usaron una RMI para medir la longitud, ancho y ángulos de las vaginas de las participantes.

Consideraron que, en algunos casos, podrían predecir las variaciones en la longitud con base en la estatura y edad de una participante, pero no necesariamente en su peso. Por ejemplo, una persona más alta puede tener una vagina más larga.

El color de la piel varía, naturalmente, incluyendo la piel de la vulva. Los médicos informan los siguientes colores de vulvas:

  • borgoña
  • rosada
  • roja
  • vino

El color también puede variar, dependiendo del flujo sanguíneo. Durante la excitación, el flujo de sangre incrementa y la vulva puede parecer color púrpura.

Algunas personas observan cambios en el color cuando tienen ciertas afecciones médicas. Una infección vaginal, por ejemplo, puede causar que la vulva tenga un color púrpura o rojo.

Los siguientes factores también pueden influir en la apariencia u olor de la vulva y naturalmente varían dependiendo de la persona.

Vello

El vello púbico puede ayudar a proteger los genitales contra las enfermedades bacterianas. El vello púbico también puede ser una señal natural de madurez reproductiva.

La cantidad, color y textura del vello púbico puede variar dependiendo de la persona.

El vello púbico que se desarrolla a temprana edad— antes de los 8 — y las cantidades excesivas del vello púbico pueden indicar un incremento en el riesgo del síndrome de ovarios poliquísticos.

El vello púbico tiende a ser más fino a medida que la gente envejece debido a cambios hormonales.

Flujo

El flujo o secreción vaginal ayudan a mantener saludables los tejidos de la vagina.

Algunas personas usan el color y consistencia de su secreción para controlar su fertilidad. Por ejemplo, la secreción muy elástica puede ocurrir durante la ovulación.

Los cambios en la secreción vaginal pueden indicar una infección, que requiere atención médica. Consulta con un médico si la secreción es verde, gris o con mal olor.

Conoce más sobre los diferentes tipos de secreción vaginal aquí.

Hemorragia

La vagina proporciona una salida para la sangre menstrual. La cantidad de sangre que una persona pierde puede variar según el período. Algunas personas tienden a solo tener manchas moderadas, otras tienen sangrado abundante.

Una persona puede controlar su flujo de alguna manera al tomar medicamentos hormonales, como pastillas anticonceptivas.

Cualquier persona cuyo flujo menstrual moje rutinariamente varias toallas sanitarias o que se sienta mareada o con dificultad para respirar, deberá consultar con un médico. Puede tener flujo menstrual abundante, lo cual puede interrumpir sus actividades diarias.

Olor

La vagina contiene naturalmente una bacteria y levaduras que pueden causar olores. El olor puede variar desde dulce a metálico.

El ciclo menstrual de una persona, su salud general, y la flora natural de la vagina pueden afectar el olor vaginal.

Por lo general, las variaciones en el olor vaginal no son causa de preocupación. Sin embargo, un mal olor puede indicar una infección.

Anyone who notices unusual changes in the appearance of their vulva should speak to a doctor.
Cualquier persona que note cambios inusuales en la apariencia de su vulva debería consultar con un médico.

Cualquier persona que tenga inquietudes sobre su vagina o vulva, debería consultar con un médico. Algunas inquietudes comunes incluyen:

  • flujo inusual
  • olor inusual
  • un cambio en el color de los tejidos labiales
  • sangrado abundante
  • dolor durante las relaciones sexuales

Algunas personas tienen anormalidades congénitas que pueden requerir tratamiento quirúrgico.

Por ejemplo, algunas personas tienen una pared – llamada tabique vaginal – en la vagina. La pared esencialmente crea dos vaginas.

Es posible que una persona no note esto hasta que empiece a menstruar o sea sexualmente activa.

Desde el placer sexual hasta el parto y el flujo menstrual, la vagina y la vulva pueden jugar muchos papeles.

La mayoría de las variaciones en la forma, tamaño y color son saludables. Sin embargo, si a una persona le preocupa su vagina o vulva, debería consultar con un médico.

Leer el artículo en inglés