Sentirse mareado después de un entrenamiento es algo que pasa con mucha frecuencia. A menudo, es el resultado de algo menor, como una deshidratación leve.

Sin embargo, en otros casos, puede indicar una afección subyacente que requiere tratamiento.

En este artículo, enumeramos siete posibles causas de mareo después de hacer ejercicio, y analizamos los tratamientos y métodos de prevención.

Las posibles razones para sentirse mareado después de un entrenamiento incluyen:

1. Esfuerzo excesivo

a woman jogger feeling dizzy after a workout.Share on Pinterest
El esfuerzo excesivo puede hacer que una persona se sienta mareada después de un entrenamiento.

El esfuerzo excesivo ocurre cuando las personas se presionan demasiado durante la actividad física. Las señales de esfuerzo excesivo incluyen:

  • mareos
  • sensación de desmayo
  • aturdimiento
  • náusea
  • dificultad para respirar
  • sed
  • vómitos

Según una investigación de 2015, las lesiones relacionadas con el esfuerzo excesivo representan el 36.2 por ciento de todas las lesiones que ocurren en los gimnasios.

Sin embargo, el esfuerzo excesivo no solo ocurre en los gimnasios o en las clases de ejercicios. Puede ocurrir durante cualquier actividad.

2. Uso de máquinas de movimiento continuo

El tipo de ejercicio que hace una persona puede influir en si se marea o no. Por ejemplo, el uso de una máquina elíptica o una cinta para correr, que implican un movimiento continuo, es más probable que cause mareos.

Algunas personas experimentan aturdimiento o mareos al dejar de usar la máquina. Pueden sentir que siguen moviéndose.

Esta experiencia se llama vértigo. Otros experimentan aturdimiento como síntoma del mareo por movimiento (cinetosis).

3. Deshidratación

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde más agua de la que consume. Si bien la deshidratación es más común en niños y adultos mayores, puede afectar a personas de cualquier edad.

Los adultos sanos son más propensos a experimentar deshidratación por una enfermedad menor o actividad física intensa, especialmente durante el clima caluroso.

Los síntomas de la deshidratación abarcan:

  • mareos
  • boca seca
  • sed extrema
  • sentirse débil o aturdido
  • micción menos frecuente
  • cansancio
  • debilidad

Incluso la deshidratación leve, que es una pérdida de solo 1 por ciento al 2 por ciento del peso corporal, puede causar estos síntomas. Muchas personas piensan que la sed es una de las primeras señales de deshidratación, pero para cuando alguien tiene sed, ya está experimentando deshidratación.

4. Falta de oxígeno

La respiración inadecuada durante el ejercicio significa que algunas personas no inhalan suficiente oxígeno para satisfacer las necesidades de sus músculos.

Durante el ejercicio, los músculos utilizan más oxígeno de lo habitual. Es por esto que la frecuencia cardíaca y la respiración se aceleran para facilitar una mayor entrada de oxígeno.

Las personas que no respiran con suficiente frecuencia o profundidad pueden experimentar un nivel de oxigenación inferior al óptimo en el cerebro. El mareo es una señal de que el cerebro requiere más oxígeno.

5. Presión arterial baja

La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias. En la mayoría de las personas, la presión arterial saludable es inferior a 120/80 milímetros de mercurio (mm Hg). Las personas que tienen presión arterial baja, o hipotensión, tendrán una lectura de menos de 90/60 mm Hg.

La presión arterial suele estar en su punto más bajo dentro de una hora después de ejercitarse. Sin embargo, algunas personas pueden notar una caída más repentina.

Además de mareos, los síntomas de hipotensión incluyen:

  • visión borrosa
  • desmayos
  • fatiga
  • falta de concentración
  • náusea

Las actividades vigorosas causan presión arterial baja con mayor frecuencia, aunque cualquier actividad puede desencadenarla. Algunas personas con hipotensión experimentan síntomas simplemente si se levantan demasiado rápido.

La hipotensión puede ser una causa de mareo inducido por el ejercicio durante el embarazo. También resulta de la deshidratación, problemas cardíacos y el uso de ciertos medicamentos.

6. Azúcar baja en la sangre

La hipoglucemia, o azúcar baja en sangre, ocurre cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre es muy bajo.

El azúcar es la principal fuente de energía del cuerpo. Durante el ejercicio, los músculos utilizan más glucosa de lo habitual. Como resultado, algunas personas experimentan bajo nivel de azúcar en sangre durante o después del ejercicio físico.

Los síntomas de la hipoglucemia incluyen:

  • mareos
  • ansiedad
  • torpeza
  • fatiga
  • hambre
  • irritabilidad
  • temblores
  • sudoración

Las personas pueden ser más propensas a experimentar hipoglucemia si no han comido lo suficiente antes de hacer ejercicio. Esto puede ser un problema común para aquellos que hacen ejercicio a primera hora de la mañana.

7. Arritmia cardíaca

Una arritmia cardíaca es un latido cardíaco anormal. Las arritmias pueden hacer que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o de manera irregular. Muchas afecciones pueden causar arritmias, incluso afecciones cardíacas y estrés emocional.

El ejercicio también puede desencadenar o empeorar una arritmia cardíaca, particularmente en personas que tienen enfermedades cardíacas.

No todas las arritmias causan síntomas, pero cuando se presentan, estos incluyen:

  • mareos
  • cambio en los latidos cardíacos
  • desmayos
  • aturdimiento
  • dificultad para respirar
  • sudoración

Incluso cuando se presentan los síntomas, no significa necesariamente que una persona tenga un problema grave. Sin embargo, siempre es importante consultar a un médico en el caso de arritmias persistentes.

El tratamiento para el mareo después de un entrenamiento depende de la causa subyacente del problema.

En algunos casos, el tratamiento es sencillo y directo. En otros, podría ser necesario consultar a un médico para más estudios y atención médica.

Descanso y respiración

Share on Pinterest
Descansar unos minutos puede ayudar a disipar el mareo.

Cuando el mareo ocurre como resultado de un esfuerzo excesivo, respiración inadecuada o presión arterial baja, las personas pueden intentar lo siguiente:

  • enfriarse y descansar unos minutos
  • sentarse y colocar la cabeza entre las rodillas, lo que aumenta el flujo de sangre al cerebro
  • practicar la respiración profunda durante varios minutos, asegurándose de inhalar y exhalar lentamente
  • cuando hagan ejercicio, practicar conscientemente la inhalación y exhalación a un ritmo regular

Cuando se produce mareo al usar una cinta para correr u otra máquina de movimiento continuo, las personas deben sujetarse firmemente a los rieles y bajar su ritmo hasta que sea seguro parar. Estas acciones pueden prevenir caídas peligrosas.

Evita caminar o conducir hasta que el mareo disminuya.

Hidratación

El único tratamiento para la deshidratación es reemplazar líquidos y electrolitos. Para la mayoría de las personas, beber agua o una bebida deportiva resolverá los síntomas.

Algunas personas pueden necesitar una solución de rehidratación oral de venta libre, que contiene agua y electrolitos.

Las personas deben beber suficiente líquido durante el día para que su orina sea de color amarillo pálido. Si haces ejercicio durante un tiempo muy caluroso o húmedo, trata de beber líquidos fríos para ayudar a enfriarte. El cuerpo absorbe los líquidos fríos mejor que los más calientes.

Para evitar la deshidratación en el futuro, las personas deben tomar líquidos todo el día antes, durante y después del ejercicio. Por lo general, beber pequeñas cantidades con frecuencia es mejor que beber grandes cantidades con menos frecuencia.

La deshidratación grave requiere atención médica.

Come algo

Las personas pueden aumentar los niveles bajos de azúcar en sangre al comer algo. Los carbohidratos saludables son los mejores para tratar el bajo nivel de azúcar en sangre, por lo que las personas podrían tener una banana o algunos dátiles a mano.

Beber un vaso de jugo de fruta puede proporcionar un alivio más rápido para los síntomas de la hipoglucemia.

Sin embargo, es una buena idea seguir con una comida o un refrigerio que contenga granos enteros y proteínas para evitar otra caída de azúcar en la sangre.

Atención médica

Si los síntomas persisten o vuelven a aparecer a pesar de tomar medidas para dejar de sentir mareos después del ejercicio, puede ser necesario hablar con un médico.

Un médico puede buscar una razón subyacente del mareo, como:

  • diabetes
  • problemas cardíacos, incluyendo arritmia
  • embarazo
  • deshidratación severa
  • hipoglucemia severa

Puede recetar medicamentos o tratamientos médicos para la diabetes y los problemas cardíacos. En casos de deshidratación grave o hipoglucemia grave, puede ser necesario recibir tratamiento urgente con líquidos intravenosos o glucosa intravenosa.

Los siguientes consejos pueden reducir el riesgo de experimentar mareos después de un entrenamiento:

  • aumentar la intensidad de los entrenamientos gradualmente
  • evitar esforzar el cuerpo en exceso
  • practicar la respiración regular durante los ejercicios
  • considerar hacer pilates o yoga, ya que estas actividades pueden enseñar a las personas cómo regular su respiración
  • beber mucho líquido antes, durante y después de los entrenamientos
  • tomar una merienda de carbohidratos complejos y proteínas magras una hora antes de hacer ejercicio
  • dejar de fumar

Share on Pinterest
Una persona puede hablar con su médico si el mareo es persistente.

Si el mareo persiste, es necesario consultar al médico. Un médico puede investigar el problema y buscar afecciones médicas subyacentes.

Las personas deben buscar atención médica urgente si experimentan síntomas de arritmia cardíaca de manera repentina, o frecuentemente.

También es necesario buscar atención urgente para los síntomas graves de otras afecciones, como:

  • confusión o desorientación
  • fatiga extrema
  • incapacidad para retener líquidos
  • pérdida de conciencia

A menudo, sentirse mareado después de un entrenamiento no es motivo de gran preocupación. Suele indicar que alguien está haciendo demasiado esfuerzo, o no ha comido o bebido lo suficiente antes de hacer ejercicio.

Si el mareo solo ocurre cuando se utiliza una cinta para correr o una máquina similar, puede sugerir vértigo.

Ocasionalmente, sentirse mareado después de un entrenamiento podría significar que una persona tiene presión arterial baja, en especial si está embarazada. Con menos frecuencia, el mareo después del ejercicio indica un problema cardíaco o diabetes.

Las personas que experimentan mareos frecuentes o graves deben consultar a un médico.

Lee este artículo en inglés.

Última revisión médica realizada el 30 de octubre de 2019.