Si los ojos no producen suficientes lágrimas o no pueden mantener una capa de humedad saludable, la persona podría tener síndrome del ojo seco. Es posible que las mujeres experimenten ojos secos durante el embarazo debido a la fluctuación de sus niveles hormonales.

La tasa general de sequedad en los ojos es mayor durante el embarazo. Los médicos no terminan de comprender qué causa este fenómeno, pero los cambios hormonales pueden hacer que sea más difícil para los ojos producir suficientes lágrimas. La sequedad en los ojos durante el embarazo puede resultar incómoda, pero varios tratamientos pueden ayudar.

En este artículo hablamos sobre los síntomas y las causas de los ojos secos en el embarazo. También explicamos los remedios caseros y tratamientos médicos que las personas pueden utilizar para manejar esta afección.

A pregnant person with dry eyes.Share on Pinterest
PeopleImages/Getty Images

Una persona puede notar los siguientes síntomas del ojo seco:

  • ojos que se sienten secos, con picazón o incómodos
  • sentir la necesidad de parpadear con frecuencia
  • sensibilidad a la luz
  • ojos llorosos
  • mucosa seca o líquido fibroso en las esquinas de los ojos
  • ojos rojos
  • dificultad para colocar o retirar lentes de contacto, en aquellos que los usan
  • cambios en la visión
  • los ojos se sienten cansados o caídos
  • sentir como si hubiera algo en los ojos

Los investigadores aún no entienden completamente por qué las mujeres embarazadas suelen experimentar ojos secos, pero varios estudios apoyan este hallazgo. Por ejemplo, un estudio de 2019 de 134 mujeres embarazadas en Nigeria encontró que los ojos secos alcanzaban su punto máximo en el tercer trimestre, siendo las tasas más bajas 6 semanas después del parto.

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener ojos secos, especialmente cuando se producen cambios hormonales, como durante el embarazo o la menopausia, o al tomar algunas formas de control de la natalidad.

Los hombres tienen niveles más altos de hormonas llamadas andrógenos, que incluyen la testosterona. Estas hormonas pueden protegerlos de los ojos secos porque apoyan la producción de lágrimas de las glándulas lagrimales. Si bien las mujeres también tienen estas hormonas sexuales, sus niveles son más bajos, lo que podría explicar por qué tienen tasas más altas de ojos secos que los hombres.

Los andrógenos por sí solos no pueden explicar los ojos secos durante el embarazo, ya que estas hormonas generalmente aumentan durante el embarazo. Por ejemplo, los niveles de testosterona aumentan en 70 por ciento durante el embarazo.

Sin embargo, los niveles de estradiol, una hormona presente en niveles más altos en la mayoría de las mujeres, también aumentan con el embarazo. El estradiol puede contrarrestar los efectos protectores de los andrógenos suprimiendo los genes que ayudan con la producción de lágrimas. Esta acción podría explicar por qué más personas experimentan ojos secos a medida que avanza su embarazo.

Aparte de las fluctuaciones hormonales, otras afecciones y factores de estilo de vida pueden causar sequedad en los ojos. Por lo tanto, es necesario consultar al médico para una evaluación. Otras posibles causas de sequedad en los ojos incluyen:

  • alergias
  • deficiencia de vitamina A
  • pasar períodos prolongados usando pantallas de computadora o teléfono
  • enfermedades autoinmunes, como el lupus
  • medicamentos, como antihistamínicos y antiinflamatorios no esteroides

Las personas pueden encontrar que los problemas de la piel como la rosácea y el eczema causan sequedad en los ojos. Estas afecciones de la piel pueden empeorar durante el embarazo y agravar aún más el problema de los ojos secos asociados a hormonas.

Algunos remedios caseros y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar los síntomas de los ojos secos. Las personas pueden probar:

  • beber mucha agua para prevenir la deshidratación
  • usar un humidificador para evitar que el aire se vuelva demasiado seco
  • aplicar lágrimas artificiales de venta libre
  • tomar un suplemento de ácidos grasos, como aceite de pescado o un suplemento de omega-3
  • usar anteojos de sol en exteriores para minimizar el daño solar en los ojos
  • probar compresas tibias o masaje de párpados
  • evitar ventiladores o calentadores cerca de la cara, que pueden secar aún más los ojos

Las personas también deben evitar usar posibles irritantes, como ciertas lociones y cremas, alrededor de los ojos. Si una persona utiliza varios productos, puede tratar de eliminar un producto a la vez y registrar sus síntomas. Por ejemplo, una persona puede encontrar que sus ojos solo se resecan cuando usa una marca específica de rímel.

Los médicos deben determinar la causa de los ojos secos antes de poder tratarlos. Si alguien tiene una afección subyacente, como una enfermedad autoinmune, el médico puede derivarlo a un especialista, al mismo tiempo que le ofrece gotas oftálmicas u otros tratamientos.

Las opciones de tratamiento médico incluyen:

  • Gotas recetadas. El médico podría recetar lágrimas artificiales o gotas para los ojos para reducir la inflamación.
  • Tapones lagrimales. El médico puede colocar tapones lagrimales desmontables en los conductos lagrimales, que ayudan a que las lágrimas permanezcan en los ojos por más tiempo.
  • Esteroides. Los esteroides pueden ayudar a tratar algunos tipos de inflamación ocular. El médico puede recomendar el uso de cremas con esteroides en los párpados o probar gotas oftálmicas con esteroides.
  • Gafas de hidratación. Usar gafas de hidratación por la noche puede ayudar a mantener los ojos lubricados. Un médico puede recomendar el uso de gafas junto con gotas o ungüentos para los ojos.
  • Antibióticos. Algunos antibióticos tienen propiedades antiinflamatorias, y pueden ayudar a aliviar los síntomas de los ojos secos. Sin embargo, estos tratamientos podrían no ser adecuados durante el embarazo.
  • Cirugía. El médico puede recomendar cirugía si otros tratamientos no alivian los síntomas. Una opción es sellar los conductos lagrimales permanentemente, manteniendo las lágrimas en los ojos por más tiempo. Otro procedimiento, llamado tarsorrafia, une partes de los párpados superiores e inferiores para estrechar la abertura de los ojos y reducir la sequedad. Los injertos de piel también pueden ayudar.

Para la mayoría de las personas, los ojos secos son una molestia menor en lugar de una afección grave. Las mujeres que notan sequedad en los ojos por primera vez durante el embarazo pueden encontrar que sus síntomas mejoran después del parto.

No se cuenta con estudios extensos sobre cómo los ojos secos pueden progresar si no se trata la afección. Para muchas personas, los ojos secos se convierten en una afección crónica que puede mejorar o empeorar en ocasiones. Los síntomas pueden mejorar con el tratamiento casero. Cuando no mejoran, una persona puede necesitar atención médica más intensiva.

Las mujeres embarazadas deben hablar con su médico antes de probar remedios caseros, ya que algunas opciones pueden no ser seguras durante el embarazo.

Las fluctuaciones hormonales que experimentan las personas durante el embarazo pueden empeorar los ojos secos. Aunque rara vez es una afección grave, las personas pueden encontrar que los ojos secos son molestos, y tener dificultades con las tareas cotidianas debido al dolor y la irritación.

Una gama de tratamientos puede ayudar a aliviar los síntomas del ojo seco. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben tener precaución al usar tanto medicamentos recetados como de venta libre para los ojos secos. Un médico, optometrista u oftalmólogo puede aconsejar a las mujeres embarazadas sobre qué tratamientos son los más adecuados.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Suan Pineda el 20 de octubre de 2021.

Versión original escrita el 29 de junio de 2021.

Última revisión médica realizada el 29 de junio de 2021.