We include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Here’s our process.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una afección que cambia la vida, pero las pruebas tempranas y el tratamiento eficaz permiten a muchas personas con la infección vivir vidas saludables y activas.

Algunas personas se hacen pruebas de detección de VIH de forma ocasional, mientras que otras solo las buscan después de una posible exposición. Además, los proveedores de salud realizan pruebas de detección de VIH durante el embarazo.

Las pruebas de rutina son esenciales para cualquier persona con un factor de riesgo conocido de VIH.

El autodiagnóstico se utiliza ampliamente y cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La comodidad y la privacidad pueden animar a las personas a hacerse la prueba, lo que significa que más personas con la infección reciben tratamiento contra el VIH y toman precauciones desde el principio.

Los expertos en Estados Unidos alientan a las personas a considerar la autoevaluación como un primer paso. Si el resultado es positivo, la persona debe consultar a un médico para hacerse otra prueba para confirmar el resultado.

También es esencial utilizar un kit aprobado y seguir las instrucciones cuidadosamente.

This image has an empty alt attribute; its file name is male-blood-test-at-home-1296x728-header-1024x576.jpgShare on Pinterest
Crédito de imagen: vgajic/Getty Images

Las pruebas caseras para VIH pueden implicar automuestreo o autoanálisis.

En cualquier caso, solo usa una prueba que tenga la aprobación de la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ya que otros tipos pueden no ser confiables.

Automuestreo

Este kit de prueba contiene equipo para tomar una muestra de sangre, orina o saliva.

La persona envía su muestra por correo a un laboratorio, este devuelve el resultado a la persona o a su proveedor de salud después de unos días.

Estas pruebas son muy sensibles y pueden proporcionar resultados precisos poco después de que se produce la infección.

Autopruebas

Una persona puede hacer esta prueba completamente en casa. La prueba del VIH OraQuick In-Home es la única opción aprobada por la FDA. Implica tomar una muestra de saliva y produce resultados en 20 a 40 minutos.

Sin embargo, esta prueba es menos confiable que el automuestreo, y la FDA solo la recomienda como un primer paso a más pruebas.

Una prueba más antigua, llamada Home Access HIV-1 Test Service, se discontinuó en 2019.

Ninguna prueba del VIH es 100 por ciento precisa, pero usar una de forma correcta mejora las posibilidades de obtener un resultado preciso.

Un factor a tener en cuenta es cuánto tiempo ha pasado entre la posible exposición y la prueba, conocido como el “período de ventana”.

El VIH se detecta únicamente en una prueba una vez transcurrido cierto tiempo. En la mayoría de los casos, una persona solo debe hacerse una prueba casera al menos 90 días después de la posible exposición al virus.

Las pruebas que usan sangre de una vena pueden detectar el VIH antes, pero solo están disponibles a través de los proveedores de salud.

Automuestreo

Una organización benéfica de información sobre el VIH con sede en el Reino Unido señala que, si bien hay poca evidencia publicada para confirmar esto, es probable que las pruebas con muestras enviadas a un laboratorio sean precisas. Sin embargo, añaden que, cualquier resultado requiere confirmación con pruebas adicionales.

Los factores que pueden reducir la precisión incluyen:

  • no dejar que el alcohol limpiador se seque en la piel antes de tomar la muestra
  • no obtener suficiente sangre
  • demora en el envío de la muestra
  • exposición de la muestra a condiciones meteorológicas extremas

Una investigación publicada en 2014 encontró que cuando un profesional de salud participó en las pruebas del VIH, los resultados fueron probablemente un 99.3 por ciento precisos. Es probable que las pruebas realizadas sin un profesional de salud tengan una precisión del 92.9 por ciento.

Autopruebas

En algunos casos — alrededor de 1 en 5,000 — la prueba de OraQuick puede producir un resultado positivo falso.

Además, en aproximadamente 1 de cada 12 casos, produce un resultado falso negativo. En otras palabras, demostrará que el VIH no está presente cuando, de hecho, sí lo está.

Un resultado falso negativo puede ocurrir si una persona usa el examen:

  • dentro de los tres meses, o posiblemente más, tras la exposición al virus
  • mientras se toman medicamentos para controlar o prevenir la infección por VIH

Esta es una de las razones por las que la FDA considera que las pruebas caseras son solo un primer paso hacia un resultado preciso.

Los kits de prueba caseros están disponibles sin receta médica:

  • en línea
  • en farmacias
  • a través de proveedores de salud
  • a través de algunas organizaciones comunitarias
  • de laboratorios

Antes de comprar una prueba en línea, verifica el tipo de prueba y lo que implica. Además, algunas pruebas no están disponibles en todos los estados.

Puedes comprar OraQuick a través del sitio web de la empresa. Actualmente, el costo es $39.99, más el envío y servicio. La empresa utiliza empaques sin marcar para preservar la privacidad de los compradores.

En Estados Unidos, la Ley de Cuidado de la Salud a Bajo Precio garantiza que las pruebas de VIH estén cubiertas por un seguro de salud sin copago.

Las razones para elegir una prueba casera podrían incluir:

  • la necesidad de privacidad
  • acceso limitado a centros de atención médica
  • tiempo limitado para visitar esos centros
  • limitaciones de movimiento y centros, debido a COVID-19
  • tener un factor de riesgo conocido de VIH por lo que se hacen pruebas regularmente

Cualquier persona que pueda haber tenido exposición al VIH debe hacerse una prueba.

Unos días después de la exposición, algunas personas experimentan:

  • ganglios linfáticos o “glándulas” inflamados
  • amígdalas inflamadas
  • aftas en la boca
  • diarrea
  • fatiga
  • erupción
  • dolores musculares
  • dolor de garganta
  • fiebre, sudoración y escalofríos

Estos podrían ser síntomas de infección aguda por VIH, en la etapa más temprana. Si bien los síntomas pueden desaparecer después de unos días, pueden durar varios meses.

Las personas también deben hacerse pruebas si están embarazadas o tienen un diagnóstico de:

  • una infección de transmisión sexual (ITS)
  • hepatitis
  • tuberculosis (TB)

Obtén más información sobre las primeras señales y síntomas del VIH.

Cualquiera que sea el resultado de una prueba casera, una persona generalmente necesita un seguimiento con una prueba en una clínica. Hasta que esta segunda prueba confirme el resultado, es necesario tomar precauciones para prevenir la transmisión del virus.

Si las pruebas de confirmación dan un resultado positivo es necesario:

  • Hacer un plan de tratamiento con un proveedor de salud.
  • Hacer pruebas para otras ITS y para tuberculosis.
  • Tomar medidas para proteger la salud en general, como atender cualquier otro problema de salud y seguir una dieta saludable.
  • Buscar asesoramiento y apoyo.
  • Hablar con cualquier pareja sexual sobre hacerse la prueba.
  • Si corresponde, dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol y cualquier droga recreativa.
  • Si corresponde, recibir ayuda para cualquier trastorno por adicciones.

Las formas de prevenir la transmisión del virus incluyen:

  • Usar condones o protectores dentales durante cada encuentro sexual.
  • Hablar abiertamente con cualquier pareja sobre el VIH.
  • Tomar medicamentos según las indicaciones.
  • Discutir el uso de medicamentos preexposición con parejas sexuales que no han tenido resultados positivos en las pruebas.
  • Si corresponde, no compartir agujas ni ningún equipo para uso de drogas.

El VIH es una enfermedad de por vida, pero los tratamientos actuales pueden reducir drásticamente el impacto de la enfermedad en la salud y el estilo de vida de una persona, especialmente si el tratamiento comienza temprano.

La terapia antirretroviral puede reducir los niveles del virus en el cuerpo para que ya no sean detectables. En este punto, el virus no se puede transmitir a otra persona.

La autoprueba para VIH podría implicar un hisopado de saliva y esperar de 20 a 40 minutos para obtener un resultado o tomar una muestra de sangre, saliva u orina y enviarla a un laboratorio para su diagnóstico.

Las autopruebas pueden dar a una persona una idea de su estatus serológico, pero el resultado debe confirmarse con una prueba de un proveedor de salud.

Siempre sigue las instrucciones de prueba cuidadosamente para aumentar las posibilidades de un resultado preciso.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 10 de junio de 2021.

Versión original actualizada el 24 de septiembre de 2020.

Última revisión médica realizada el 23 de septiembre de 2020.