La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica que afecta el revestimiento del intestino grueso, causando inflamación y ulceración. La diarrea es común, y también puede presentarse constipación.

Estos síntomas pueden causar incomodidad y afectar la calidad de vida de una persona. Sin embargo, hay algunas maneras en que las personas con colitis ulcerosa pueden remediar la constipación.

En este artículo, conoce más sobre el vínculo entre la colitis ulcerosa y la constipación, y obtén algunos consejos sobre cómo controlar este síntoma.

a woman holding her stomach because she is experiencing constipation because of ulcerative colitisShare on Pinterest
En algunas personas, la colitis ulcerosa causa constipación.

Los síntomas comunes de la colitis ulcerosa incluyen diarrea y heces con sangre, pero la constipación también puede afectar a ciertas personas.

Una persona tiene constipación cuando tiene menos de tres deposiciones a la semana. Estos movimientos pueden producir heces duras y secas que causan dolor al ser evacuadas.

Hay diferentes tipos de colitis ulcerosa, pero la forma más común es la colitis ulcerosa distal. Este tipo afecta aproximadamente al 80 por ciento de las personas que reciben un diagnóstico nuevo.

En la colitis ulcerosa distal, los síntomas solo afectan el lado izquierdo del colon. Cuando una persona tiene colitis ulcerosa en el lado izquierdo, puede experimentar constipación en el lado derecho, lo que se conoce como constipación proximal.

Hay muchas maneras de tratar la constipación en personas con colitis ulcerosa, y esto depende de la gravedad de los síntomas y el estilo de vida de la persona.

1. Cambios en la dieta

Los cambios en la dieta suelen ser el primer paso para manejar este síntoma.

Estos cambios incluyen:

Una dieta rica en fibra: las directrices actuales recomiendan que los adultos consuman de 22.4 a 33.6 gramos (g) de fibra dietética al día, dependiendo de su edad y sexo. Agregar más alimentos a base de plantas a la dieta y cambiar de pan blanco a pan integral son dos maneras de lograrlo.

Tomar agua: tomar aproximadamente 2 litros de agua al día puede ayudar. Exceder esta cantidad no parece traer beneficios adicionales, así que una persona no necesita beber más, a menos que tenga sed.

Seguir una dieta rica en nutrientes y basada en plantas: esta dieta debe incluir muchas frutas y verduras frescas.

2. Llevar un registro de las evacuaciones intestinales

El seguimiento de las deposiciones puede ayudar a una persona a determinar si su afección está mejorando o empeorando.

Otras prácticas útiles incluyen comer alimentos ricos en fibra a una hora regular cada día, por ejemplo, para el desayuno, y tratar de tener una deposición a la misma hora cada día.

Estos son algunos consejos para ayudar a mantener la regularidad en las deposiciones:

  • llevar un registro de las deposiciones en un diario, anotando la hora, la frecuencia y el tipo
  • esforzarse por la regularidad en las deposiciones, pero sin hacer fuerza
  • evitar retrasar las deposiciones

3. Hacer ejercicio

La investigación sugiere que el ejercicio regular puede aliviar los síntomas de la constipación, especialmente en las personas mayores. Sin embargo, es probable que la actividad física sea solo un factor entre otros.

Las opciones de ejercicio de bajo impacto incluyen caminar al trabajo, nadar y hacer yoga.

4. Laxantes de venta libre

Si la dieta, la hidratación y el ejercicio no alivian los síntomas, algunas personas con colitis ulcerosa pueden encontrar alivio de la constipación tomando laxantes de venta libre (OTC, en inglés).

Las personas deben usar laxantes de cualquier tipo, incluyendo los de venta libre, con precaución. Es mejor pedir consejo a un médico antes de empezar a usar cualquier laxante, ya que pueden tener algunos efectos adversos.

5. Otros medicamentos

Una gama de otros medicamentos y laxantes recetados pueden ayudar a una persona con constipación a encontrar alivio.

Estos incluyen:

Magnesio: una dosis baja por lo general puede conducir a una deposición dentro de 6 horas.

Lactulosa: aunque puede causar gases y puede tomar más tiempo para funcionar que otras opciones, la lactulosa también puede aliviar la constipación crónica.

Sorbitol: este edulcorante artificial es tan eficaz como la lactulosa para aliviar la constipación y generalmente cuesta menos.

Polietilenglicol (PEG): los profesionales de salud utilizan principalmente PEG para limpiar el tracto digestivo antes de una colonoscopía. Sin embargo, una o dos dosis diarias de 17 g pueden aliviar la constipación crónica.

Antraquinonas: Senna y otros laxantes estimulantes activan el sistema digestivo y por lo general pueden favorecer una deposición dentro de 6 a 8 horas. Sin embargo, pueden causar retortijones.

Derivados del difenilmetano: son similares a las antraquinonas y pueden ayudar a las personas que están experimentando constipación temporal. Uno de los tipos es el bisacodilo.

Aceite de ricino: este aceite puede estimular los intestinos, pero puede causar calambres.

Ablandadores de heces: los ejemplos incluyen emolientes de docusato sódico y aceite mineral. Estos tratamientos pueden no ser adecuados para uso prolongado. El uso de aceites minerales, por ejemplo, puede llevar a pérdidas y reducir la capacidad del cuerpo para absorber algunos nutrientes.

Enemas: los enemas actúan distendiendo e irritando el intestino. Generalmente se pueden usar con seguridad, pero las personas deben administrarlos con cuidado para evitar daños.

Supositorios: los supositorios de glicerina de venta libre están disponibles, pero hay poca evidencia que apoye su uso.

Además de encontrar tratamientos eficaces, es importante contar con el apoyo de personas que entiendan la experiencia de vivir con colitis ulcerosa.

Las afecciones distintas de la colitis ulcerosa que pueden causar constipación abarcan:

  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad celíaca

Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable puede causar calambres, hinchazón y cambios en los hábitos intestinales, incluyendo constipación. Sin embargo, no implica inflamación, y no causa daño severo a los intestinos.

Los expertos no saben por qué ocurre el síndrome del intestino irritable, pero no parece implicar una respuesta del sistema inmunitario.

El síndrome del intestino irritable puede causar constipación, diarrea o ambos. El dolor abdominal continuo también es un síntoma común del síndrome del intestino irritable.

Enfermedad de Crohn

La colitis ulcerosa solo ataca el intestino grueso y el recto.

La enfermedad de Crohn es otra forma de enfermedad inflamatoria intestinal que puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del tracto gastrointestinal (GI), que va desde la boca hasta el ano. Sin embargo, suele afectar el intestino delgado.

La constipación puede ser un indicativo de que la enfermedad está empeorando. Podría indicar una estenosis o estrechamiento del intestino, también conocido como obstrucción.

Hay varios tipos de enfermedad de Crohn. Aprende más aquí.

Enfermedad celíaca

Una persona con enfermedad celíaca tiene una respuesta inflamatoria al gluten en la dieta. Esta respuesta hace que el revestimiento del intestino delgado se lesione. Los síntomas eventualmente desaparecen si una persona saca de su dieta productos que contienen gluten, como pan y pasta.

Las personas con colitis ulcerosa pueden aprender a controlar los síntomas de las crisis al tiempo que aumentan la duración de las remisiones. Conoce cómo hacer esto.

Una persona con colitis ulcerosa debe hacerse chequeos regulares con su médico para hablar sobre los cambios en sus síntomas, incluyendo la constipación.

Los síntomas que requieren tratamiento médico incluyen:

  • heces frecuentes con sangre
  • dolor de estómago severo
  • distensión abdominal
  • vómitos persistentes
  • fatiga
  • pérdida de apetito
  • pérdida inexplicable de peso
  • anemia
  • fiebre

Sin tratamiento, la colitis ulcerosa puede ocasionar una serie de complicaciones. Descubre por qué es esencial consultar a un médico si aparecen los síntomas.

Los expertos aún no han identificado exactamente qué causa la colitis ulcerosa, pero muchos creen que es una enfermedad autoinmune que resulta de una combinación de factores genéticos y ambientales.

Es una afección prolongada o crónica, y los síntomas pueden cambiar o empeorar con el tiempo.

Sin embargo, existe tratamiento para esta afección. Las opciones incluyen:

Aminosalicilatos: ayudan a controlar la inflamación.

Corticosteroides: ayudan a reducir la inflamación y regular el sistema inmunitario.

Inmunomoduladores y tratamientos biológicos: esto cambia el funcionamiento del sistema inmunitario.

Otros medicamentos: varias opciones pueden ayudar a controlar los síntomas.

Con el tratamiento, los síntomas pueden desaparecer durante semanas, meses o incluso años. Este período sin síntomas se llama remisión. Sin embargo, algunas personas eventualmente necesitarán cirugía.

Para las personas con colitis ulcerosa, la constipación puede ser un problema recurrente. Seguir un plan de tratamiento y directrices dietéticas puede ayudar a una persona a manejar la afección y mejorar su calidad de vida en general.

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 1 de junio de 2021.

Versión original escrita el 9 de enero de 2020.

Última revisión médica realizada el 9 de enero de 2020.